Murcia se consolida como una de las comunidades con mayor diversidad de cultivos

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
VALENCIA FRUITS. REDACCIÓN.

La Región de Murcia cuenta en su territorio con 3.130 cultivos diferentes

diversidad de cultivos

Miguel Ángel del Amor visita una explotación de nopal ecológico. / CARM

La Región de Murcia se sitúa como una de las comunidades autónomas con mayor diversidad de cultivos. Concretamente cuenta con 3.130 variedades entre las que destacan los cultivos leñosos (851), los herbáceos (1.268) y las flores (alrededor de 1.000 variedades).

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel Ángel del Amor, visitó una explotación agrícola de higos chumbos ecológicos en la empresa Bioarchen en Campotéjar (Molina de Segura). Allí destacó la importancia de este cultivo como complemento a aquellos de bajas necesidades hídricas, cuya planta sirve de alimento del ganado y su fruto en fresco para consumo humano. El origen de su cultivo “se remonta al final de la Guerra Civil y sirvió para revegetar determinadas zonas, detener derrumbes de terraplenes y luchar contra la erosión”, explicó Del Amor.

La Región cuenta con 50 hectáreas de higos chumbos o paleras, de las cuales cinco están en secano y las 45 restantes en regadío. La superficie de cultivo ha crecido durante el último año en un 66,6 por ciento con respecto al pasado año. “En 2018 se produjeron 259 toneladas de este fruto, frente a las 137 toneladas de la campaña anterior”, señaló el consejero.

Las paleras tienen dos floraciones, una en verano y otra en invierno. Esta segunda la favorecen los cultivadores de palera para la producción de ‘higos chumbos de retallo’ y así contar una producción continua durante todo el año.

Otras características

Entre sus características nutricionales destacan sus escasas calorías y su gran cantidad de antioxidantes naturales. “Es rico en vitamina C, minerales y fibra. Además, su consumo es recomendable para la prevención de problemas dentales y óseos”, especificó el consejero de Agua.

En el año 2007 aparece en la zona del Levante español la Cochinilla de la palera, un pequeño insecto de la familia de la Cochinilla carmesí que se desarrolla sobre la pala y que afectó en gran medida a las paleras de la Región. “Al ser un cultivo menor y no conocerse parásitos y depredadores que le afecten, no tiene productos fitosanitarios concretos para su control”, explicó Del Amor.

La empresa, también es pionera a nivel regional en el cultivo ecológico de fruta del dragón. Este cultivo, también conocido como pitahaya o pera de fresa, “comienza su maduración en verano y de ella se puede utilizar tanto el fruto como la cáscara, ya que es útil para las farmacéuticas y empresas de cosmética”, explicó. Es una fruta muy saludable, rica en proteínas y fibra, baja en calorías y rica en antioxidantes.

Además, esta firma también produce nopal, una planta cactácea rica en fibra. Se trata de una especie de cactus que tiene múltiples usos tanto en gastronomía, como en medicina naturista y cosmetología. La fruta del nopal se llama tuna, y es una fruta pulposa con pequeñas semillas.