Olivar y cítricos ecológicos, los cultivos que más mitigan el cambio climático

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
Efeagro.

Las producciones de olivar y cítricos en ecológico reducen la huella de carbono un 100% y un 60% respectivamente

olivar y cítricos

Las producciones en ecológico de olivar y cítricos ayudan a mitigar el cambio climático. / Archivo

Las producciones en ecológico de olivar y cítricos son los cultivos que más ayudan a mitigar el cambio climático, pues reducen la huella de carbono un 100% y un 60% respectivamente, según se desprende del estudio “Producción Ecológica Mediterránea y Cambio Climático: Estado del Conocimiento”.

El trabajo, realizado por la Cátedra de Producción Ecológica ‘Clemente Mata’ de la Universidad de Córdoba y editado por la Asociación Valor Ecológico Ecovalia, detalla que en el caso de la producción de subtropicales y de cereales de invierno la reducción de gases con respecto a la producción industrial es del 40 y 42%.

El informe recuerda que las emisiones ocasionadas por la agricultura y la ganadería representan un 11% del total, y llegan al 25% de las emisiones globales si se tienen en cuenta “los cálculos indirectos ocasionados por la producción de los insumos”.

En este estudio se han analizado los distintos sectores productivos agroganaderos, tanto en ecológico como en convencional, y concluye que el manejo ecológico de los cultivos contribuye a la mitigación del cambio climático a través de la reducción en las emisiones de óxido nitroso por el uso de fertilizantes.

Además, al cultivar en ecológico se incrementa el secuestro de carbono a través de las cubiertas vegetales y la disminución de la huella total de carbono por kilo de producto en la mayor parte de los cultivos estudiados.

Entre las prácticas “más prometedoras” en este sentido se señalan la implantación de las cubiertas vegetales, la reincorporación de los restos de poda, el reciclaje de los residuos de la agroindustria, la reducción del laboreo, el empleo de las energías renovables y el uso de variedades tradicionales.

Por todo ello, desde Ecovalia se insta a tomar medidas en la nueva programación de la Política Agraria Común para respaldar la producción ecológica. Según apunta el presidente de la entidad, Álvaro Barrera, “la nueva PAC debería considerar la puesta en marcha de estas prácticas que van a disminuir la huella de carbono y, en algunos casos, incluso contar con una huella negativa. El objetivo no es otro que lograr que el cambio se produzca y que el dinero público se destine a la producción de bienes públicos. En definitiva, que se premie a los operadores que hacen mayor esfuerzo en reducir la huella de carbono y en utilizar sistemas que respeten el medio ambiente en la lucha contra el cambio climático”.