Pampols: “Los procesos de automatización del envasado optimizan costes y recursos”

GIRÓ 2020
Fruit Attraction LIVEConnect
Gregal otoño 2021
ÓSCAR ORTEGA. BARCELONA.

Pampols Packaging Integral ha continuado operativo durante la pandemia al ser parte de los llamados servicios esenciales y han puesto en marcha nuevas iniciativas

Uno de los envases más demandados, según Francesc Pàmpols, es la cesta con malla compostable y cinta bolduc. / PAMPOLS

En un año 2020 marcado por la pandemia de la COVID-19, el sector del envase y embalaje no ha sido una excepción. Aún así, desde Pampols Packaging Integral no solo han continuado operativos al ser parte de los llamados servicios esenciales, sino que han puesto en marcha aquellas iniciativas que tenían encima de la mesa.

Certificaciones

Uno de los puntos destacados de la hoja de ruta de Pampols de 2020 ha sido la renovación de dos de las certificaciones internacionales de referencia en el sector del packaging alimentario: ISO 9001 y las BRC Broker y Storage&Distribution.

Sobre ellas, Francesc Pàmpols, gerente de Pampols Packaging Integral, comenta que “avalan nuestra metodología de trabajo, ya que seguimos los protocolos estrictos de calidad y control que requieren estos certificados.

Mantener las ISO y BRC nos implica una mayor burocracia y mayores costes, pero creemos que son cruciales para prestar un servicio de calidad” y añade que “algunas empresas del sector del embalaje trabajan sin estas certificaciones y tampoco muestran sensibilidad sobre el mantenimiento de un buen nivel de organización. Como empresa no entendemos esta filosofía de trabajo y, por extensión, la de aquellos clientes que no valoran la seguridad y comodidad que da operar con empresas certificadas. Rodearse de buenos compañeros de viaje es la clave para llevar nuestros negocios adelante”.

Energías renovables

Es una realidad la apuesta de esta compañía por las energías renovables. Prueba de ello es la instalación fotovoltaica en su sede central de Pampols en Lleida, que se suma a otras medidas de ahorro energético implementadas los últimos meses con la vista puesta en “lograr ser autosuficientes energéticamente al menos seis meses al año”, subraya Pàmpols.

“Los operadores de fruta demandan un packaging atractivo, competitivo y eficiente”

Mayor trazabilidad

Durante el presente curso ha invertido en mejorar la traza- bilidad interna del producto, tanto en el almacén como en su proceso de entrega, con la incor- poración de tablets que propor- cionan información en tiempo real sobre dónde se encuentran las mercancías. Esto se traduce en un servicio de mayor calidad a sus clientes.

Especialistas

Como especialistas en soluciones de packaging integral apuntan una clara la tendencia de las centrales frutícolas hacia la incorporación de procesos de automatización. En esta línea, Francesc Pàmpols afirma que “la automatización, parcial o total, de procesos de envasado permite reducir la manipulación de la fruta” y argumenta que “los procesos de automatización optimizan costes y recursos, logran reducir los tiempos de envasado y mejoran la presentación del producto”.

De hecho, y bajo la experiencia de Pampols Packaging Integral, se pueden automatizar todas las fases del proceso de envasado en función de las necesidades de la central frutícola: la máquina que desagrupa cestas; la línea de llenado automático, que cuenta y clasifica la fruta según calibre; las enfajadoras de cestas de cartón; la flowpack o la enmalladora que envasa el producto según la unidad de venta final; la encajadora que incorpora los envases llenos a una caja de fruta; la paletizadora que coloca las cajas en el palet; la flejadora, que fija la mercancía en el palet, etc. En definitiva y en palabras del gerente de Pampols Packaging Integral, “el objetivo de cualquier proceso de automatización es mimar el producto y optimizar recursos para ser más competitivos en el mercado”.

Seguridad alimentaria

Desde la aparición de la COVID-19, en el sector alimentario y en prácticamente todos los sectores se priorizan factores como la seguridad alimentaria. El objetivo es que el producto llegue al consumidor final con las máximas garantías. Francesc Pàmpols describe que “observamos, sobre todo en los primeros meses de la pandemia, un aumento de la demanda de soluciones de embalajes para reforzar el envasado de frutas y verduras y asegurar, así, una mayor protección del alimento y una mayor preservación de sus propiedades, evitando que el cliente final pueda tocar el producto”.

Respecto a las preferencias de composición de materiales de los envases alimentarios, Pàmpols enfatiza que “en términos generales, las demandas son similares a las de la pasada campaña, destacando los envases flowpack biodegradables o de plástico 100% reciclable, los alvéolos y cestas de RPET (con alto contenido reciclable y plástico de segundo uso) y todo tipo de soluciones eficientes e innovadoras para el transporte y mantenimiento de la fruta”.

Y es que parece que los operadores de fruta priorizan disponer de un packaging atractivo, competitivo y eficiente que preserve las condiciones del producto el mayor tiempo posible. En esta línea de trabajo y teniendo en cuenta que cada material tiene sus propiedades, desde Pampols se encargan de asesorar a sus clientes según las necesidades concretas de cada fruta y de las condiciones de conservación y transporte del producto.

Objetivo principal

En clave objetivos, Francesc Pàmpols asevera que su principal prioridad “es seguir creciendo al lado de nuestros clientes, serles útiles y ayudarles a que su negocio sea lo más próspero posible, encontrando soluciones que se ciñan a sus necesidades tanto a nivel de envases como de equipos de final de línea para automatizar procesos.”

Esta firma cuenta con clientes en el territorio nacional y sobretodo en las principales zonas productoras de fruta de verano como Cataluña, Extremadura, Murcia, La Rioja y Valencia.

thumbnail of PD72_2911

thumbnail of PD73_2911