La producción de almendra en Andalucía disminuirá un 21% debido a la inusual climatología

BANNER DE PRUEBA
Registro suscriptores

La cosecha de esta campaña se cifra en 10.500 toneladas frente a las 13.330 toneladas del ejercicio anterior

lineaapoyos

Almendro

El Grupo de Trabajo de Frutos Secos de Andalucía, que cuenta con la participación de las organizaciones agrarias (Asaja, COAG y UPA), Aeofruse (Asociación Española de Productores de Frutos Secos y Algarrobas) y Cooperativas Agro-alimentarias de España, se ha reunido para estudiar la evolución del cultivo de la almendra y realizar una primera estimación para la campaña 2016-2017. En consecuencia, y tras contrastar los datos recogidos en las diferentes zonas productoras de la comunidad, se ha concluido que la próxima cosecha disminuirá en torno a un 21% en Andalucía, pasando de las 13.330 toneladas del ejercicio anterior a las 10.500 previstas para el actual.

La inusual meteorología es la principal causa que justifica este considerable descenso de cosecha, a pesar de la entrada en producción de nuevas plantaciones. Las elevadas temperaturas que marcaron el termómetro hasta el pasado mes de febrero, la falta de lluvias generalizada y las heladas acaecidas fuera de tiempo han determinado la próxima cosecha, según la opinión del sector.

Análisis por provincias

Por provincias, la que experimentará una caída más brusca será Almería, cuya producción disminuirá de las 4.030 toneladas a unas 2.700, suponiendo una merma del 33%. Se trata de la zona más afectada por la escasez de precipitaciones que, en su caso, resulta especialmente alarmante. Los árboles de floración temprana son los más perjudicados esta campaña, con una cosecha estimada muy escasa o nula.

Le siguen Granada y Má­laga con bajadas de más del 26% en la producción de almendra, descenso que resulta más grave en la primera de las provincias, líder andaluza en producción. Concretamente, Granada registrará una disminución que situará la cosecha en 3.800 toneladas, frente a las 5.200 obtenidas en la campaña pasada. Por su parte, en la provincia de Málaga se esperan 1.100 frente a las 1.500 del último registro.

En el resto de Andalucía, la producción subirá de las 2.600 a las 2.900 toneladas, lo que supondrá un incremento por encima del 11%. Particularmente, Sevilla, Córdoba y Cádiz se mantendrán en niveles similares a los obtenidos durante el ejercicio 2015-2016 y subidas relacionadas con el incremento de superficie de cultivo, mientras en Huelva la cosecha prevista será más irregular.

Por variedades, la que más desciende en porcentaje es la Largueta, con un 64%, desde las 1.100 a las 400 toneladas, aunque en volumen resulta más destacable la merma en Comunas, que pasarán de las 10.830 a las 9.100 toneladas, cerca de un 16%. La Marcona bajará algo más del 28%, hasta las 1.000 toneladas, frente a las 1.400 del año pasado.