Puig pedirá a la CE claridad sobre el impacto del acuerdo con Mercosur en agricultura

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
EFEAGRO.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, pedirá a la Comisión Europea más claridad sobre el contenido del acuerdo comercial de la UE con el Mercosur, particularmente en los sectores problemáticos para la región, como el agrícola

Aecoc

Puig se reunirá con el vicepresidente de la Comisión Europea. / AECOC

Puig se reunirá con el vicepresidente de la Comisión Europea Jyrki Katainen y la comisaria de Comercio, Cecilia Malsmtröm, a quien, según explicó, escuchará y planteará preguntas sobre “cuestiones que no están claras en lo que ha trascendido” del acuerdo, concluido recientemente.

“Lo que queremos es más información, tener el apéndice real de lo que es el acuerdo, ver el calendario, testar como se va a producir el nuevo calendario y ver cómo podemos influir en aquello que es negativo para la Comunidad Valenciana, como es lo que tiene que ver fundamentalmente con la cuestión agraria”, señaló Puig.

El presidente valenciano subrayó que, si bien el acuerdo es favorable a la región en sectores como el textil, el calzado o el del automóvil, hay “derivadas” del pacto sobre las que necesitan más claridad.

En concreto, se refirió a las fechas previstas para la caída de aranceles en el comercio entre los dos bloques y los detalles de los fondos de compensación previstos principalmente para el sector agrario en todos los países de la UE, que cifró en unos mil millones de euros.

Puig reconoció que España estaba muy interesada en la conclusión del acuerdo con el Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) “por razones obvias, culturales y de proximidad”, pero afirmó que ya le han transmitido al ministro de Agricultura, Luis Planas, sus reticencias en este sector.

“Entre otras cosas porque llueve sobre mojado”, advirtió Puig, que señaló que, si bien hay acuerdos comerciales de la UE que están funcionando bien para la Comunitat Valenciana, como el CETA con Canadá, hay otros, como el firmado con Sudáfrica, que llevan tiempo causando problemas.

“Yo creo que no hay que hacer demagogia con esta cuestión, ni a favor ni en contra, hay que hacer un ejercicio de realismo de una cultura política más allá del populismo y más allá también de abrazar una especie de mercado abierto que no tenga contrapoderes porque eso tampoco es posible”, pidió.

Puig consideró importante profundizar en capítulos del acuerdo como el compromiso medioambiental de los signatarios y la reciprocidad en cuanto a estándares sociales y de producción en ambos bloques.