Los robos comprometen la campaña de berries en Huelva

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
EFEAGRO

Una oleada de robos en fincas dedicadas al cultivo de frutos rojos en la provincia de Huelva pone “en jaque la campaña de berries que ahora comienza” al impedir el correcto riego de los cultivos

crecimiento del arándano

Los robos en las fincas de Huelva comprometen la campaña de berries que está a punto de comenzar.

Esto es lo que ha denunciado la Unión de Pequeños Agricultores (UPA). En un comunicado, UPA Huelva ha precisado que además de la maquinaria o el fruto en época de recolección, en la fase inicial de la campaña “hay que añadir el robo de cables de cobre que se producen en las estaciones de bombeo de las comunidades de regantes”.

“Esto no solo provoca un serio daño económico a la comunidad en sí, sino la suspensión del suministro que, debido a una caída de presión, afecta a aquellos agricultores cuyas fincas se encuentran más alejadas del punto de salida del agua”, han señalado.

Se han referido a los últimos robos registrados en las comunidades de regantes de Palos de la Frontera y El Fresno, en el entorno de Doñana, apuntando que “han sido reparados de forma eficaz por dichas comunidades, consiguiendo restablecer el servicio tras varias horas de intenso trabajo, minimizando así los posibles daños en las fincas más lejanas”.

No obstante, desde UPA Huelva se precisa que “los daños económicos han sido considerables, dado que se sustrajeron de 300 a 400 metros de cable de cobre, dejando sin servicio en el caso de la comunidad de regantes de Palos de la Frontera, a 4 bombas que funcionan según la demanda de agua de los agricultores”.

Pero a estos daños económicos, “hay que sumar la sensación de inseguridad que la situación deja en la zona, dado que los robos pueden reproducirse y no existe una dotación fija de ningún Cuerpo de Seguridad del Estado que se encargue de la vigilancia en el campo”.

El ‘modus operandi’ de los ladrones se inicia entrando en las instalaciones uno o dos individuos a inhabilitar las conexiones, para luego unirse otros miembros del grupo que enrollan en bovinas los cables y cargarlos.

Este proceso, según ha reconocido UPA Huelva, “no es rápido, por lo que la presencia en la zona de la Guardia Civil ayudaría no solo a la captura, sino a generar un efecto disuasorio que evitaría que este tipo de atracos no se realizaran con la impunidad que se perpetran”.

UPA-Huelva ha asegurado que lleva ya varias campañas denunciando los robos continuados en el campo onubense y solicitando la presencia continua de una unidad del Grupo ROCA de la Guardia Civil, petición que “seguimos a la espera que se cumpla y que seguiremos demandando para la presente campaña”.