El sector agrario rebaja sus expectativas de producción de aceite por la sequía

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
Ginés Mena. Efeagro.

Cada día que pasa sin llover se pierden kilos de aceitunas y se reducen las expectativas de cosecha de aceite

aceite de oliva

La sequía está pasando factura al olivar.

Las cooperativas y organizaciones agrarias se muestran preocupadas por la falta de lluvias sobre las principales zonas productoras del país, lo que está debilitando a los secanos y lastrará las expectativas de cosecha de aceite.

El presidente de la sectorial de aceite de Cooperativas Agro-alimentarias, Rafael Sánchez de Puerta, ha reconocido a Efeagro que hacer estimaciones “es cada vez más difícil” por el aumento de plantaciones, pero “todo apunta a que esta próxima cosecha no va a ser buena” y “entendemos que vendrá más corta”.

Sánchez De Puerta ha recordado que el clima “no ha acompañado en ningún momento”, ni durante el invierno, que apenas dejó lluvias, ni tampoco durante un verano de temperaturas “altísimas”, por lo que las esperanzas pasan por que el otoño “venga bien” para mejorar las expectativas de producción, que por ahora “no son muy buenas”. Por lo demás, “el mercado está funcionando muy bien, el consumidor está asimilando los precios y, aunque ha caído un poco la demanda interna, seguimos ganando cuotas de exportación”.

Juan Luis Ávila, representante de COAG en la Interprofesional del Aceite de Oliva español, ha asegurado que el estrés hídrico es “brutal” en el olivar de secano tras varios años consecutivos de falta de agua y un verano “muy duro”, por lo que una parte del mismo “ya no es recuperable” porque la aceituna se está cayendo al suelo.

Por su parte, muchos acuíferos “se han agotado” y hay fincas que llevan sin regar entre 14 y 20 días y en todas ellas el nivel de desprendimiento del fruto también es elevado, ha puntualizado.

“Cada día que pasa sin llover perdemos kilos de aceitunas” y, con ello, se produce una merma de ingresos para los oleicultores de cara a la próxima campaña, en un momento de buen precio del aceite.

Juan Luis Ávila ha denunciado los movimientos de grandes grupos industriales “que se han retirado”, dejando de comprar para intentar “presionar al mercado a la baja”, lo que coincide —agrega— con algunas previsiones de cosecha que considera demasiado optimistas e inalcanzables.

Desde UPA-Jaén, Cristóbal Cano ha calificado de “preocupante” la situación del olivar por las “carencias hídricas tan importantes” y, en suma, “será muy difícil llegar a las cifras de producción del año pasado ni a nivel provincial, ni regional ni nacional”.

“Sobre todo el secano —que representa prácticamente la mitad de la superficie en la provincia—, lo está pasando muy mal”, por lo que sólo las precipitaciones de otoño podrían aliviarlo, ha puntualizado Cano, que muestra la preocupación por una campaña insatisfactoria de un sector, el olivar, del que depende la economía jiennense.

Asimismo, ha apelado a la “responsabilidad” de todo el sector, tras difundirse una previsión de cosecha demasiado alta, en opinión de UPA, y “no queremos pensar que haya un interés especulativo”, más aún cuando la situación del olivar “pinta gris, y cerca del negro”.

Los datos provisionales de la AICA a 31 de agosto confirman unas salidas al mercado de 103.000 toneladas de aceite el pasado mes, lo que sitúa las disponibilidades actuales en 398.000 toneladas.

“El aceite que deberá abastecer al mercado hasta que empiecen a molturarse las nuevas aceitunas no llegará, probablemente, a las 300.000 toneladas, siempre y cuando las salidas se mantengan dentro de la media”, según han apuntado desde la organización agraria Asaja. La organización ha considerado que, con estas cifras y teniendo en cuenta la sequía, “los precios no deberían tender a la baja”.

La patronal de almazaras Infaoliva ha reconocido que hay un enlace de campaña “bastante corto”, hasta que lleguen los aceites de oliva de la nueva temporada, pero “suficiente para abastecer mercados”.

“Probablemente tengamos un enlace que rondará las 300.000 toneladas y será uno de los más bajos que hemos tenido, a 1 de octubre”, ha apuntado Infaoliva. La patronal ha añadido que, ante estas perspectivas, y vistos los datos publicados por la AICA, “podemos decir que estamos en unas buenas salidas y que los mercados siguen su curso”.

En cuanto a los precios en origen, el POOLred ha recogido, entre el 9 y el 15 de septiembre, valores de 3,77 euros/kg para el aceite de oliva virgen extra; de 3,66 euros/kg para el oliva virgen; y de 3,62 euros/kg para el lampante.