La transición ecológica es una oportunidad para la despoblación, según IDAE

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
EFEAGRO.

Joan Herrera, director de IDAE, subraya que la transición ecológica supone una oportunidad para la despoblación, en una apuesta por la valorización de la biomasa y las energías solares y eólicas

energia eólica

La transición ecológica apuesta por la valorización de la biomasa y las energías solares y eólicas./ Archivo

El director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Joan Herrera, ha subrayado que la transición ecológica en la que está trabajando el Gobierno supone una “oportunidad” para dar respuesta a la España vacía, en una apuesta por la valorización de la biomasa y las energías solares y eólicas.

Herrera, que ha participado este jueves en la presentación de un proyecto para la transformación energética de 94 municipios de la provincia de Soria, ha apostado por el cambio energético, con el fomento del autoconsumo.

“Estamos trabajando en varios cambios normativos. Y en materia de autoconsumo compartido. En pueblos y ciudades podremos compartir autoconsumo entre todos los vecinos y la inflación fotovoltáica no estará en tejado sino en las afueras del pueblo. Podremos introducir un elemento de la factura energética simplemente compartiendo”, ha reflexionado.

Además ha apuntado que desde el Gobierno de España y el IDAE se está trabajando para que la transición energética reduzca la dependencia energética ya que España depende en un 72 por ciento del exterior en su suministro energético.

“Somos un país rico en viento, biomasa y sol. Y pobres de solemnidad en energías fósiles. Por lo que hay que luchar por el cambio energético”, ha apelado.

Herrera, junto con la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha presentado el proyecto para realizar en los próximos años la transformación energética en 94 municipios de la provincia, a los que le supondrá un ahorro del 82 por ciento de su factura eléctrica.

Este proyecto, según ha subrayado, supondrá eliminar 1.150 toneladas de CO2 al año en estos 94 municipios, que se ahorrarán al año un millón de euros en la factura de la luz.

La inversión para cambiar 12.000 puntos de luz tendrán retorno casi inmediato y resultará rentable en cuatro años, ha destacado.

“Es un magnífico ejemplo de colaboración interinstitucional, en el que la Diputación ha tenido habilidad de involucrar a 94 ayuntamientos”, ha resaltado.

Por su parte, el vicepresidente de la Diputación provincial, Pedro Casas, ha señalado que se buscó la formula para acceder a la solicitud de las ayudas, con agrupaciones de municipios, y ha subrayado que tenían la necesidad de cambiar los puntos de luz antiguos en los municipios y conseguir que fueran más eficientes y más respetuosos con el medio ambiente.

Casas ha señalado que quieren tener un control exhaustivo de los alumbrados, porque la mayoría de los municipios carece de personal para su mantenimiento.

“Queremos tener una provincia más amable y eficiente con el medio ambiente”, ha subrayado.

La inversión para las once agrupaciones suma 9,4 millones, de los que 4,7 millones proceden de fondos FEDER, 3,7 millones de los propios ayuntamientos y 947.000 euros, de la Diputación.