Estudian en la UJI cultivos más resistentes a estreses climáticos

Fruit Attraction LIVEConnect
Gregal otoño 2021
FEDEMCO 2020 1
EFEAGRO.

El Grupo de Investigación en Ecofisiología y Biotecnología de la Universitat Jaume I de Castelló sienta las bases para conseguir cultivos más resistentes a los estreses climáticos combinados

cultivo in vitro de tejidos vegetales

El equipo ha logrado averiguar los mecanismos esenciales para obtener plantas de interés con mayor capacidad para hacer frente a variables ambientales vinculadas con el cambio climático. / Archivo

El equipo coordinado por el catedrático Aurelio Gómez Cadenas, del Departamento de Ciencias Agrarias y del Medio Natural, ha logrado averiguar los mecanismos esenciales para obtener plantas de interés agronómico con mayor capacidad para hacer frente a variables ambientales vinculadas con el cambio climático.

Se trata de factores como el incremento de las temperaturas, una irradiación solar más elevada, sequía por la falta de lluvias, inundaciones, e incluso, contaminación.

Esta investigación sobre mejora genética forma parte de la tesis doctoral desarrollada por Damián Balfagón y dirigida conjuntamente por Aurelio Gómez y Sara I. Zandalinas.

Según han explicado los investigadores, las plantas en la naturaleza se pueden enfrentar a numerosas condiciones ambientales que son adversas para su crecimiento óptimo, como pueden ser plagas, sequía, altas o bajas temperaturas, contaminación o inundaciones, entre otras.

Además, como subraya Gómez Cadenas, en la mayoría de las ocasiones estos factores de estrés ocurren de manera simultánea y, en consecuencia, “se crea una nueva situación para la planta diferente y mucho más compleja que la que provocan los estreses de forma aislada”, apunta.

Sin embargo, “la mayoría de las investigaciones se han centrado en el estudio del efecto sobre la planta de una única condición de estrés, lo que nos ha dado una visión incompleta o equivocada de lo que ocurre en los cultivos”, ha argumentado el catedrático de la UJI.

También las altas temperaturas afectan negativamente a procesos clave en la fisiología de las plantas como la fotosíntesis, la absorción de carbono o el desarrollo de los órganos reproductores.

Otros factores abióticos, como pueden ser la sequía, inundación, contaminación o la alta irradiación solar, en combinación con las altas temperaturas, pueden exacerbar el daño producido en las plantas y aumentar las pérdidas de la producción agrícola, han concluido los investigadores.