UPA Huelva denuncia la especulación con el precio de arándanos y frambuesas

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
VALENCIA FRUITS. REDACCIÓN.

UPA Huelva denuncia la especulación de precios que las grandes cadenas de supermercados realizan con los arándanos y frambuesas

arándanos y frambuesas

El precio para el agricultor se sitúa entre 6 y 7 euros/kg y el consumidor paga entre 19 y 21 euros por kilo. / Pixabay

UPA Huelva viene denunciando, desde hace ya tiempo, la diferencia entre los precios en origen del arándano y la frambuesa frente al valor alcanzado en el punto de venta. La organización agraria indica que en las últimas semanas están observando que el precio para el agricultor se encuentra situado entre 6 y 7 euros por kilo en arándano y frambuesa (datos correspondientes a la undécima semana del Observatorio de Precios de la Junta de Andalucía). De este importe el agricultor tiene que deducir sus gastos (producción, envase, manipulado…). Mientras, en el punto de venta al consumidor, el precio se sitúa en torno a los 19 a 21 euros/kg. Esto supone un incremento de hasta un 217% por kilo para el consumidor final.

UPA Huelva señala que “esto se debe a la especulación de precios que las grandes cadenas de supermercados hacen, campaña tras campaña, con el arándano y la frambuesa. Así, mientras en el punto de venta los consumidores lo pagan a precio de ‘producto gourmet’, los agricultores se están planteando dejar de recolectar porque el precio que reciben no compensa los costes ni el esfuerzo de la producción”.

Por ello, desde la organización agraria afirman que “se sigue especulando con el arándano y la frambuesa a costa del trabajo y del esfuerzo de los agricultores y agricultoras, que vuelven a abordar esta campaña con el miedo y la incertidumbre de los resultados de años anteriores”.

Desde UPA Huelva reclaman a las administraciones competentes que, entre otros aspectos, protejan al agricultor y al ganadero dentro del mercado, dado que son uno de los eslabones más débiles de la cadena. De hecho, “queremos impulsar una especial protección a los agricultores y ganaderos y añadir herramientas de transparencia en el mercado para que este tipo de casos estén regulados y no se caiga en una especulación de precios cuyos afectados son el sector agrícola y ganadero y los consumidores”, concluyen en la organización agraria onubense.