Ailimpo apuesta por la responsabilidad social de sus empresas

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

Siete asociados de la interprofesional participan en una campaña que los vincula en actividades de su entorno.

lineaapoyos

AilimpoSiete empresas de Ailimpo participan en una campaña en favor de la responsabilidad social empresarial que ha puesto en marcha la interprofesional del Limón y Pomelo española entre sus asociados, con el objetivo de lograr un “elemento de diferenciación” cada vez más demandado por la opinión pública internacional, y para lo cual han editado un Manual de protocolos y casos prácticos a poner en marcha.

Las empresas participantes en este proyecto son Citromil SL, El Limonar de Santomera S. Cooperativa, Frugarva SA, Frutas Apemar SL, Frutas Beri SA, Mundosol SL y Toñifruit SL.

“Todas ellas tienen una característica común: son organizaciones innovadoras, líderes y con un profundo interés por la responsabilidad social y sostenibilidad”, apunta el director de la interprofesional, José Antonio García.

García explica que la responsabilidad social empresarial, en la que hay un beneficio compartido entre empresa y entorno, “es la última gran novedad en el sector empresarial, enmarcada en nuevas políticas de gestión que tengan vínculos claros con el entorno social en el que está ubicada la empresa y pueden desarrollarse en temas tan sencillos como participar en las fiestas locales o formar parte de alguna otra iniciativa social de su localidad”.

“La identificación empresa responsable-excelencia empresarial, se hace inevitable frente al mercado ya que el consumidor europeo está cada día más informado, y a esto favorecen los medios de comunicación y las redes sociales. Es algo que cada vez nos reclaman más las grandes cadenas y multinacionales de la alimentación”, añade José Antonio García.

Desde la interprofesional se insiste en que “es un paso más a elementos como la trazabilidad, calidad y seguridad alimentaria de los productos, tanto frescos como procesados, que ya están asumidos por nuestros socios”. El objetivo de Ailimpo es que en el año 2015 las empresas ya lo puedan poner en marcha.

Manual
Para ayudar a las empresas a entrar en este novedoso mundo, que Ailimpo describe como “el último escalón de la cadena de la excelencia empresarial y una herramienta indispensable para el mantenimiento de su potente presencia en Europa”, la interprofesional ha editado un Manual de Recomendaciones de Responsabilidad Social, en colaboración con el ministerio de Agricultura. En él se incluyen los protocolos a seguir y casos prácticos.

lineahgris

Ailimpo ha editado un Manual con Recomendaciones de Responsabilidad Social

lineahgris

El manual fue presentado la semana pasada a las siete empresas participantes en el proyecto en una jornada celebrada en Murcia, bajo el título “Respuesta a las demandas del mercado europeo en materia de Responsabilidad Social”. Como ponentes participaron Emilio Llamas, de la consultora Ingesca, y Juan Basilio Castaño, de Activo Humano. Ambos destacaron que en este encuentro se trataba “de sensibilizar y debatir sobre este importante modelo de gestión  Responsable y Sostenible, basado en la ética en materia económica, social y medioambiental, como nuevo paradigma empresarial”.

Ante ello, José Antonio García puntualiza que “es imprescindible establecer estrategias orientadas a que las buenas prácticas, los códigos éticos, la Responsabilidad Social Corporativa, se integren en los sistemas de gestión y queden de manifiesto frente al mercado; pues no nos cabe duda que será una ventaja competitiva en el corto plazo, y en el largo, la llave que nos permita abrir la puerta del mercado europeo”.

620 millones de euros
Ailimpo es una interprofesional a nivel nacional, con sede en Murcia, oficialmente reconocida por el Ministerio de Agricultura y la Comisión Europea, que representa los intereses económicos de productores, cooperativas, exportadores e industriales de limón y pomelo en España, un sector que factura 620 millones de euros anuales.

Entre sus funciones la ley destaca: Velar por el adecuado funcionamiento de la cadena alimentaria, Elaborar los contratos tipo agroalimentarios y desarrollar métodos para controlar y racionalizar el uso de productos fitosanitarios para garantizar la calidad de los productos y la protección del medio ambiente, así como el impulso y promoción de los estándares de calidad y excelencia en el sector.