Alberto Palmí: “La gran demanda de materias primas presiona los precios del envase al alza hasta en un 25%”

Lainco Laiguant
Gregal otoño
Bioibérica CT
Fedemco 2021 01

Alberto Palmí, gran conocedor del sector, nos pone al corriente de la situación actual del mundo de los embalajes, la nueva normativa y el problema de las materias primas

Alberto Palmí muestra optimismo frente a las nuevas oportunidades que surgen para la madera, aunque no oculta la preocupación por los precios. / FEDEMCO

Raquel Fuertes. Redacción.

Fedemco llega a su 30 aniversario en un momento en el que la madera vive un gran momento de reputación y reconocimiento en el sector de los envases y embalajes. La madera se presenta como alternativa de calidad para el envase y el embalaje, también de los productos hortofrutícolas que el consumidor identifica inmediatamente como Premium. Este año el sector se enfrenta al uso indebido del término sostenibilidad en ámbitos donde no es de aplicación y a la crisis de las materias primas que presiona los precios al alza, amenazando con roturas de stock. Alberto Palmí, gran conocedor del sector desde hace décadas nos pone al corriente de la situación en la que se mezcla la oportunidad de mercado que surge de la nueva normativa y el problema de las materias primas.

Valencia Fruits. ¿A qué se debe esta situación dominante de la madera dentro del sector?

Alberto Palmí. En realidad, esta ha sido la posición de la madera desde siempre. La exportación apareció gracias a la madera. España, y más concretamente Valencia, era una zona productora de cítricos y otras frutas.

Pero nadie se dedicaba a vender al exterior, las cajas de madera contribuyeron a que empezará a venderse al extranjero. Desde entonces hasta hoy, han surgido otras alternativas, pero nosotros tenemos claro que nuestros envases contienen el producto con mejor calidad, y eso es algo que también asume el consumidor.

VF. ¿Qué cualidades han hecho de la madera una opción líder una vez superada la dificultad de los envases de unidad de venta?

AP. En transporte la madera es líder porque es el material que mejor tolera el transporte. Por ejemplo, en un camión de frío, incluso para envíos dentro de Europa, es el único envase que se puede utilizar dadas las propiedades de frutas como los cítricos o la fresa que no toleran otros envases por las características ambientales dentro de los contenedores.

“En transporte la madera es líder porque es el material que mejor lo tolera“

“Nosotros tenemos claro que nuestros envases contienen el producto con mejor calidad, y eso es algo que también asume el consumidor”

Si pensamos en la fase de reciclado, el reciclaje de madera es muy sencillo: se tritura y en una cinta con imán se separa de los componentes metálicos. Y con esa madera se trabaja, por ejemplo, en la industria del aglomerado, para hacer muebles.

VF. Un ejemplo de economía circular…

AP. Desde luego. Palpable y demostrable. Además, no requiere ningún tratamiento adicional para su reciclaje: se tritura, se compacta y se convierte en tablero. Su vida se alarga mientras dure el mueble. Además, esos muebles se pueden triturar de nuevo. Casi se puede decir que tiene infinitas vidas.

VF. También habría que hablar del concepto de sostenibilidad, muy manido en todos los ámbitos y usado con poca propiedad en muchas ocasiones.

AP. Efectivamente, el uso del término se ha pervertido ahora Todo es sostenible. “Hecho de forma sostenible” se aplica a todo y eso no es así. Sostenible significa trabajar con los productos sin acabar con ellos. O sea, que haya una mesura. En nuestro caso hablamos de madera sostenible porque estamos cortando, pero, a la vez, estamos plantando. No acabamos con la madera, sino que nuestro uso no compromete el futuro de esta materia prima porque nos preocupamos por seguir cultivando y garantizarla para futuras generaciones. Si no hubiéramos trabajado de forma sostenible desde los inicios del envase de madera, no quedaría madera. Y madera cada vez hay más, porque continuamos plantando para garantizar el equilibrio de nuestro entorno y, en definitiva, el futuro.

VF. Superada la barrera de la unidad de punto de venta, ¿puede la normativa que está a punto de publicarse cumpliendo la transposición de la directiva europea repercutir negativamente sobre la madera?

AP. La normativa, de una u otra manera, va a llegar. Entendemos que el envase de madera va a salir beneficiado porque lo que hemos visto en los borradores es que lo que está prohibiendo son las bandejas de plástico para unidades de venta de productos hortofrutícolas con peso inferior a 1,5 k, algo que ya está en vigor en Francia en determinados productos, aunque han tenido una moratoria para otros.

La adaptación normativa marcada por las directivas europeas es inevitable y tendremos que ir adaptándonos a las mismas. Eso también implica la adaptación de las fábricas para ser capaces de producir los nuevos envases que demande el mercado.

VF. ¿En qué línea se van a mover las novedades del envase de madera para el sector hortofrutícola?

AP. En consonancia con el desarrollo normativo, creemos que vamos a ir creciendo en el envase pequeño, en el envase unidad de venta. De esta forma, ajustándonos a la norma, nos convertimos en una opción para acaparar ese mercado que deja vacante ese material. Entiendo que vamos a crecer en esa línea y en eso estamos trabajando. Vamos a necesitar hacer un gran esfuerzo para sacar nuevos productos que cubran esta nueva necesidad. Esta norma nos abre las puertas a nuevas oportunidades de mercado. A la madera y a otros materiales alternativos al plástico. Ya hay en supermercados españoles y europeos ejemplos de cajas de uno o dos kilos de fruta sin uso de plásticos. Nos tenemos que ir adaptando todos, pero nosotros lo vemos como una oportunidad que hemos de aprovechar, después de ver la letra pequeña.

“En consonancia con el desarrollo normativo, creemos que vamos a ir creciendo en el envase pequeño, en el envase unidad de venta”

VF. La nueva norma también será muy exigente con el reciclaje, ¿podrá adaptarse la madera a las exigencias en este aspecto?

AP. En España se está reciclando en este momento ya más de lo que la norma exige para 2030 (un 30%). Lo que nos preocupa es lo que haga el resto de Europa porque la madera, actualmente, se está utilizando más para la exportación que para el mercado interno. También aquí vemos una oportunidad, en este caso para incrementar la penetración en el mercado nacional.

El futuro de la madera en el sector hortofrutícola es prometedor. / VF

VF. El sector está hablando mucho estos días de la subida de las materias primas y que esto está afectando a toda la industria auxiliar, repercutiendo al alza en los costes, ¿también hay incremento en los precios de la madera?

AP. Sí. Los precios de las materias primas se han disparado este año. La madera, al igual que el resto de los materiales, está subiendo de precio, hay más demanda que oferta y, aunque las empresas han intentado hacer acopio durante el verano, en previsión de esta situación, no ha sido suficiente para contener los precios. Podemos decir que la gran demanda de materias primas presiona los precios del envase al alza hasta en un 25%. Y el caso de la madera no es único dentro del ámbito de envases y embalajes.

“La madera, como el resto de los materiales, está subiendo de precio, hay más demanda que oferta y, aunque las empresas han hecho acopio, no ha sido suficiente para contener los precios”

La realidad es que el precio la materia prima está desbordado. Llevo en este sector toda mi vida profesional y nunca había vivido una situación así. La madera no ha subido tanto en años. Estamos viviendo fluctuar los precios de forma semanal, algo nunca visto en el sector.

VF. ¿Hablamos de chopo y pino?

AP. Sí, aunque la madera de pino se utiliza para muchas otras cosas. El mercado americano está tirando mucho, no sé por qué regla de tres han venido a comprar madera a Europa y han encarecido la madera de pino aquí. Y el chopo va de la mano: cuando hay demanda de una, hay demanda de la otra.

Esta situación es la que fuerza a subidas superiores al 20% de envases que no se han subido en años. Y con revisiones continuas. Porque también suben, por poner un ejemplo, las grapas. Y suma y sigue.

Lo que ocurre es que esta situación se da en todos los elementos alrededor de la fruta y el sector está preocupado con lo que puede significar de cara a esta campaña, sobre todo en cítricos.

VF. ¿Y cómo se ha llegado a esta situación?

AP. Cada vez hay más demanda de madera en el mundo, porque se utiliza cada vez para más cosas… Por poner un ejemplo, países terceros están comprando madera en Europa. Eso arrastra todo y presiona los precios al alza. Y es algo que está pasando con todas las materias primas.

VF. ¿Puede llegarse a una situación de falta de suministro?

AP. Se ha hecho acopio de material, como comentaba antes, durante el verano. Pero, en algunos casos, no tanto como las empresas hubieran querido. Puede llegar un momento en el que se viva cierta escasez, aunque las empresas han trabajado con anticipación, pero tampoco se puede almacenar más allá de la capacidad de la superficie disponible en las empresas. En cuanto a los compradores de los envases, aún no ha empezado la parte fuerte de la campaña. Están acostumbrados a que se sirva en el día y este año puede que cambie la situación dadas las circunstancias, aunque trabajaremos para que esto no ocurra.

Acceso a la entrevista de Alberto Palmí, director general de Fedemco AQUÍ.

Acceso al número íntegro de Valencia Fruits AQUÍ.

thumbnail of PDE02_03-2954