Andalucía y Murcia aúnan fuerzas para demandar la suficiencia hídrica

Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

Carmen Crespo y Antonio Luengo mantuvieron un encuentro en Fruit Attraction en el que se manifestaron en contra de los recortes en el trasvase Tajo-Segura y exigieron al Gobierno actuaciones en materia hídrica

Carmen Crespo y Antonio Luengo exigen actuaciones para garantizar al suficiencia hídrica. / RAQUEL FUERTES

Lucía Palencia. Redacción.

El malestar por los anunciados recortes en el trasvase Tajo-Segura continúa en las comunidades afectadas. Descontento que se hizo patente durante Fruit Attraction.

La consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, aprovechó su presencia en la feria, junto con su homólogo murciano, Antonio Luengo, para exigir al gobierno que frene los recortes en el trasvase y garantice la suficiencia hídrica para el sector agroalimentario de Andalucía, Murcia y la Comunitat Valenciana.

Crespo aseguró desde el stand de Andalucía en la feria que el asunto del agua es “fundamental” para impulsar el empleo y el crecimiento, al mismo tiempo que garantiza la sostenibilidad de la zona levantina y andaluza. Tildó de injusta la decisión del ministerio de Teresa Ribera de aplicar recortes en el trasvase Tajo-Segura y pidió que se corrija esta situación que afecta ya a 27.000 hectáreas de cultivos en la zona.

La consejera andaluza aseguró en su intervención que se han ignorado “los argumentos científicos” y se han priorizado las decisiones políticas. En los últimos meses el trasvase ha pasado de 20 hectómetros cúbicos a tan solo 7,5 para abastecimiento, sin tener en cuenta que agricultores de la zona puedan seguir “cultivando y creciendo de forma sostenible”.

A la demanda de aumentar el trasvase se une la de concluir las obras de la cabecera del Tajo; esta propuesta acabaría con los vertidos contaminantes que se expulsan de algunos municipios al río Tajo, lo que mejoraría “la situación” y evitaría “tener que aumentar los caudales ecológicos”, afirmó la consejera andaluza.

Durante la rueda de prensa, Carmen Crespo demandó el apoyo de las administraciones para exigir al Estado una mayor inversión en infraestructura hidráulica. La consejera afirmó que desde la Junta se apuesta por una política hídrica que “no rechace ninguna posibilidad” y ponga “en primer orden las actuaciones hídricas”. Para ello, insistió en la necesidad de una mayor inversión en fondos Next Generation para seguir adelante con las obras hidráulicas necesarias en Andalucía, como la de la desaladora de Carboneras, en Almería, o el caso de la presa de Alcolea que se encuentra “a medio hacer”, según aseguró la consejera.

Por último, Carmen Crespo garantizó que la Junta se vinculará a todos los proyectos “necesarios y urgentes para nuestros agricultores de la comunidad autónoma de Andalucía”, aunque las competencias sean responsabilidad del Ejecutivo estatal. Subrayó, una vez más, la defensa justa y necesaria del sector para que los agricultores puedan continuar implantando técnicas como la de los procesos de circularidad del agua regenerada, para “mejorar el medioambiente, la huella hídrica y seguir luchando contra el cambio climático”.

Región de Murcia

Por su parte, el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca, Medio Ambiente y Emergencias de la Región de Murcia, Antonio Luengo, puso de relieve el problema del “reparto equitativo de agua” no solamente en la Región de Murcia y el Levante, sino en todo el país. Lamentó que se ponga en duda el trasvase Tajo-Segura como herramienta básica y necesaria “para garantizar el desarrollo económico y social” del Levante español y lo achacó a cuestiones de carácter político. Luengo aseguró que las políticas de eficiencia, reutilización y optimización “es algo que tenemos perfectamente interiorizado” y para continuar potenciando la agricultura eficiente de la Región de Murcia, Andalucía y de todo el país en necesario preservar el agua.

El consejero apuntó que España lideró en 2021 la demolición de construcciones hidráulicas con más de 120 infraestructuras derribadas para garantizar los caudales ecológicos. Ante esta situación, Luengo hizo hincapié en que la sequía que está atravesando el país “se resuelve con infraestructuras” y lanzó el mensaje de que se “escuche la voz de los técnicos” y se realicen las obras necesarias “para poder garantizar los recursos hídricos de todo el país”. “Porque no es normal”, apuntó el consejero murciano, que haya “muchos pueblos en nuestro país que en determinadas épocas del año se ahogan con inundaciones y, al mismo tiempo, en verano sufren una extrema sequía”.

En referencia a esta problemática, apuntó que se ha plantado un 30% menos, “y eso repercute en los mercados y en los empleos”, por lo cual es necesario tratar el agua “como un asunto social y económico y no como una cuestión política”. La intervención de los consejeros finalizó con un llamamiento a “arrimar el hombro” a las administraciones “para garantizar la suficiencia hídrica para el futuro”.