APAG-Asaja y UPA-UCE se reunirán con los productores de tomate para pedir contratos justos

Fedemco 2021 01
Bioibérica AQ-Flow
Orri invierno 20-21

Exigirán que no se firme ni un solo contrato que no repercuta al agricultor el incremento del precio del 25% que está recibiendo la industria

Las organizaciones agrarias trasladarán el malestar de los productores ante “unos precios muy por debajo de la realidad del mercado”. / ARCHIVO

Valencia Fruits. Redacción.

Los representantes de APAG Extremadura Asaja y UPA-UCE, como organizaciones con mayor representación del campo extremeño, mantendrán mañana miércoles una reunión con las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH) y Cooperativas Agroalimentarias del Tomate con el objetivo de dar a conocer las reivindicaciones de los agricultores ante las ofertas de contratos de compra de tomate que está realizando la industria, muy por debajo de su precio real.

En dicho encuentro, las organizaciones agrarias trasladarán el malestar de los productores ante “unos precios muy por debajo de la realidad del mercado” por lo que pedirán que los contratos tengan repercutido el incremento del precio que está recibiendo la industria y que se calcula en un 25% de aumento.

Como se ha recordado desde APAG Extremadura Asaja y UPA-UCE, los costes de producción del tomate siguen subiendo, ya sea abonos, gasóleo o mano de obra, etc., mientras que el producto se sigue pagando igual o más bajo por parte de la industria, lo que hace inviable el cultivo. “Se deben repercutir las ganancias en los contratos” se ha señalado.

No se pueden admitir los precios “irrisorios” que está ofreciendo la industria en una coyuntura en la que el precio de mercado del tomate es alto, puesto que existe una gran demanda y hay escasez de tomate concentrado por una cosecha menor registrada el pasado año.

Por todo, APAG Extremadura Asaja y UPA-UCE reivindicarán en la reunión de mañana unos precios justos para los productores de tomate. En el caso de que la industria intente seguir apretando a los agricultores, las organizaciones agrarias se reservan la posibilidad de todo tipo de acciones.

No tiene sentido, se ha concluido, que se quiera bajar los precios del producto, mientras los mercados están funcionando bien. No puede ser que se ataque siempre al mismo lado.