Las ayudas de la PAC a jóvenes agricultores a debate

HISPATEC 2023
BAYER ESTRATEGIA CÍTRICOS
ETIGRAF WEB
AGROPONIENTE WEB
SORMA FRUIT LOGISTICA
FRUIT LOGISTICA 2023

Productores e instituciones coinciden en que hay que mejorar las ayudas de la PAC a jóvenes agricultores

Jóvenes agricultores

Los jóvenes se enfrentan al reto de ser agricultor y ganadero en el marco del siglo XXI.

Representantes de la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja), de su sección Asaja Joven y del Tribunal de Cuentas Europeo han señalado  durante la jornada que Asaja celebra hoy en Madrid bajo el título “El reto de ser agricultor y ganadero en el siglo XXI” las deficiencias en la aplicación e intervención de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) para la incorporación de jóvenes.

El presidente de Asaja, Pedro Barato, ha denunciado en su intervención en la inauguración del foro la “discriminación” con la que se convocan estas ayudas en España, al existir fechas de presentación y de pago o condiciones diferentes en cada comunidad autónoma.

Barato ha avanzado que va a transmitir la necesidad de armonizar los criterios para que estos fondos “no se pierdan por el camino” a la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, quien tiene previsto acudir a la clausura de este encuentro.

La primera de las ponencias de la jornada ha versado sobre estas ayudas, asunto sobre el que ha disertado el jefe adjunto del equipo de la auditoría de apoyo de la Unión Europea (UE) a los jóvenes agricultores, Malgorzata Frydel, quien ha presentado el último informe del Tribunal de Cuentas.

La conclusión general, según Frydel, es que el apoyo de la UE a la incorporación a jóvenes se basa en una lógica de intervención “mal definida”, pues no “especifica los resultados de los impactos previstos” que a juicio de este tribunal debería “orientarse a favorecer un relevo generacional eficaz”.

El informe refleja que el número de agricultores en la Unión Europea ha disminuido rápidamente en la última década, desde 14,5 millones en 2005 a los 10,7 millones en 2013.

En el caso de los agricultores jóvenes (los menores de 44 años), en dicho periodo se redujo su número de 3,3 a los 2,3 millones, aunque se mantienen el porcentaje sobre el total, en torno al 20 %.

En cuanto a las ayudas, Frydel ha recordado que en el periodo de 2007-2020 la UE tiene previsto asignar 9.600 millones a ayudas específicas a los jóvenes agricultores, con el objetivo de mejorar la competitividad de sus explotaciones y favorecer el relevo generacional, una medida que cuenta con presupuesto de los estados miembro.

En el periodo 2007-2013, casi 200.000 jóvenes europeos recibieron estas ayudas, ha precisado.

En el sistema actual (desde 2014), se han sumado ayudas directas a incorporación de jóvenes desde el primer pilar de la Política Agraria Común (PAC), que tiene previsto suponer el 30 % del total.

A juicio del Tribunal de Cuentas, “no se basa en una evaluación de necesidades rigurosa” y su finalidad “no refleja el objetivo global de fomentar el relevo generacional”.

Las necesidades que encuentran los jóvenes, ha destacado Frydel, son mayoritariamente el acceso a la tierra, pues hasta el 60 % encuentra problemas para poder comprar o alquilar tierras, mientras que el 35 % los sufre en el acceso a las subvenciones y créditos; y el 20 %, en el acceso al conocimiento.

En la mesa redonda posterior, distintos productores agroalimentarios jóvenes han debatido sobre innovación, comercialización, exportación y formación, los retos que señalan como fundamentales para conseguir sacar adelante sus negocios en el sector primario.