Bodegas Protos superará los 30 millones de facturación en 2014

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

En el primer cuatrimestre del ejercicio la firma ha incrementado un 7,5% las ventas.

lineaapoyos

VillarEl director general de Bodegas Protos, Carlos Villar, confía en superar los 30 millones de euros de facturación (29,4 millones en 2013), después de que en el primer cuatrimestre del ejercicio hayan incrementado un 7,5% interanual las ventas, según ha explicado en una entrevista con Efeagro.

Villar ha recordado que, en los últimos cuatro años de la crisis, la compañía ha subido de los 21 hasta los 29,4 millones de facturación y que sus objetivos no son más ambiciosos porque “elaboramos vino en función de la demanda” y no quieren “forzar” las ventas, lo que podría implicar una devaluación del producto.

El director general de Bodegas Protos ha apuntado que 2014 empezó “relativamente tranquilo” y, de hecho, enero y febrero “no han sido buenos” para el sector, en lo que influyó un clima frío y con lluvias que lastró el consumo. Pero, según Villar, en marzo y abril han crecido por encima del 10% de media, porque “la gente ha empezado a consumir y también han mejorado las expectativas económicas.

Tras un primer cuatrimestre de 2014 con alzas del 7,5% en ventas, “estamos contentos y esperamos que sea un buen año”, aunque son conscientes de que la situación actual de mercado es la de “un equilibrio inestable”, puesto que “cualquier mala noticia puede estropear” esta recuperación.

Sobre el balance de 2013, ha recordado que fue “uno de los peores inicios de año”, después de un 2012 que concluyó con subida del IVA y la supresión de pagas a funcionarios, y en ese escenario “pensábamos que no íbamos a crecer”. Sin embargo, entre septiembre y diciembre de 2013 “tuvimos crecimientos de doble dígito cada mes, por encima del 10%”, lo que permitió que acabaran el año con récord de ventas. Y también de los beneficios, que antes de impuestos fueron de 10,2 millones, con un alza del 17% respecto al ejercicio anterior.

Como claves del éxito, ha citado a los recursos humanos de la firma, una “gran marca” que “no defrauda”, y la contención de precios. “En tiempos de crisis, el consumidor busca empresas y marcas de confianza” como Protos, ha remarcado Villar, y consume más en casa, lo que explica que en los últimos cuatro años de la crisis hayan aumentado hasta un 40% sus ventas en el canal de la alimentación.

También han crecido mucho en exportación (están ya en 92 países), a lo que se suman los resultados de la venta directa a clientes privados, aprovechando el tirón del enoturismo y de las más de 30.000 personas que visitaron la bodega, cuyas compras representan ya casi 2 millones de euros, el 5-7% de la facturación global. Actualmente, Protos absorbe el 30% de todos los turistas del vino que visitan la Denominación de Origen Ribera del Duero.

Carlos Villar ha indicado que, entre los mayores desafíos de la firma en los últimos años, ha estado la amortización de la gran inversión (36 millones) que supuso la construcción de su “catedral del vino” y sede central de la bodega que firmó el arquitecto Richard Rogers. Una inversión ideada en años de bonanza y que no preveía el estallido de la crisis posterior, ha resaltado.

En cuanto a los retos de futuro, ha citado, como prioridad, la consolidación internacional de la marca y, a medio plazo, “me gustaría que Protos reinvirtiera en Ribera del Duero” para seguir creciendo, porque eso indicaría que hay más demanda.

Tras invertir en 2006 en Rueda —donde pasan del millón de toneladas—, muestra interés por entrar en Rioja, un proyecto que debería ser a más largo plazo por su envergadura.

En mercados exteriores, tras años de orientación a Estados Unidos y Latinoamérica —donde “nos está yendo bien” las cosas—, se centrarán ahora “un poco más” en Europa, porque, en su opinión, existe aún un mercado latente que “podríamos coger nosotros”.