Buenos precios para la cereza en una campaña más corta

AgroFresh FRESCOS

Aragón inició la campaña con unas estimaciones de volumen de entre 35.000 y 37.000 toneladas, que finalmente se quedarán como mucho en 24.000

La campaña de cereza de 2022 viene marcada por el mal tiempo de marzo y abril. / ARCHIVO

Efeagro.

Los últimos avances de producción de cereza del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) son del 31 de marzo, y apuntaban a que la campaña de cerezas iba a saldarse con 104.626 toneladas (-7,7% respecto a 2021), de las que 40.100 toneladas correspondían a Extremadura (-8,1%) y 30.900 toneladas a Aragón (-10,7%).

Le seguían a gran distancia Cataluña (8.103 toneladas, -12 %); Andalucía (6.289 t, -9,6%); Comunidad Valenciana(4.124 t, +0,4%); Región de Murcia (3.600 t, +2%); Castilla y León (2.121 t, +12,2 %), La Rioja (2.000 t, +42,9%), Castilla-La Mancha (1.300 t, -24,4%) y Navarra (1.039 t, -4,5%).

Las previsiones se fueron al traste con el frío y las heladas de primeros de abril en el valle del Ebro, y se redujeron en menor medida en las extremeñas por las incidencias meteorológicas durante el cuajado de la fruta.

Las previsiones se fueron al traste con el frío y las heladas de primeros de abril en el valle del Ebro

Así lo ha descrito el secretario general de la Mesa Sectorial de la Cereza de la federación hortofrutícola Fepex, Agustín Sánchez Castro, quien ha explicado que, en principio, las estimaciones en Aragón pasaban por un volumen de entre 35.000 y 37.000 toneladas, que finalmente se quedarán como mucho en 24.000.

“La campaña está progresando de manera razonable pero más extraña de lo previsible, ya que a finales de abril y en mayo hubo un retraso en la maduración de la cereza que provocó retrasos, que se aceleraron con las olas de calor —incluidas las variedades más tardías—, lo que ha provocado solapamientos”, ha comentado.

Aragón, a mitad de la recolección

Aragón ahora está a mitad de la recolección; de las tres zonas cereceras, la de Caspe-Mequinenza está próxima al final de campaña, la de Valdejalón está en plena recolección y le queda en torno a una semana y la de Calatayud está empezando a recoger estos días y se prolongará a bien entrados el mes de julio.

En Extremadura, aunque no ha habido este año heladas de carácter generalizado, sí hubo “cierta inconsistencia en los cuajados”, por lo que la campaña también se ha situado en unos valores medios, más modestos, en torno a las 30.000 toneladas, según Sánchez Castro.

La picota, solo en Extremadura

La presidenta de la denominación de origen protegida (DOP) Cereza del Jerte, Clara Prieto, ha detallado aque han comenzado a mediados de junio a certificar las primeras picotas, de las que esperan un volumen hasta mitad o finales de julio de “gran calidad”, de entre 4.000 y 5.000 toneladas, frente a los 6.000 de 2021.