Destruyen en El Ejido productos hortícolas en protesta por sus bajos precios

Giró 03-21
Fedemco 2021 01
Bioibérica AQ-Flow
Orri invierno 20-21

Las organizaciones del sector retirarán del mercado alrededor del 10% de la producción actual con el objetivo revertir la crisis de precios de las hortalizas

hortalizas

Alrededor de 100.000 kilos de hortalizas, especialmente de pepino, fueron destruidos en el acto simbólico organizado por Asaja, COAG, UPA, Coexphal y Ecohal en una explotación ganadera de El Ejido. / Asaja

Agricultores almerienses han destruido este miércoles en el paraje La Molina, de El Ejido, varias toneladas de productos hortícolas para protestar por los bajos precios que reciben en origen, y reclamar medidas encaminadas a garantizar mecanismos de retirada de producto “rentables” y frenar la entrada de contingentes de terceros países a la UE “en clara competencia desleal”.

La protesta fue convocada por las organizaciones agrarias Asaja, Coag y UPA, junto a la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería (Coexphal) y la Federación Andaluza de Asociaciones de Empresarios Comercializadores Hortofrutícolas de Andalucía (Ecohal).

Este acto de protesta, el segundo tras el del martes en la barriada almeriense de El Toyo, ha tenido lugar este miércoles en el paraje La Molina de El Ejido, dónde los convocantes han denunciado los “precios ruinosos que están registrando las frutas y hortalizas en la última semana”. Precisamente este martes se acordó en Coexphal retirar durante los próximos días entre el 5 y el 10% del género para intentar combatir esta situación.

En declaraciones a los medios, el presidente de Coexphal, Juan Antonio González, ha reclamado a la administración que deje de hacer “oídos sordos”, mientras que el gerente de Ecohal ha destacado que “no todo lo que entra en las empresas se consigue vender”.

Por su parte, el secretario general de Coag Almería, Andrés Góngora, ha asegurado que “esto se veía venir y cada año es un tema recurrente” tras décadas con quejas por las importaciones de productos de terceros países.

“A pesar de perder superficie el tomate también se ve perjudicado. A poco que haga buen tiempo, los precios se hunden y los supermercados hacen el agosto, saben que tienen mucho producto y se lo llevan a cero, estamos hablando de precios de risa, con eso no hay manera de seguir adelante”, ha afirmado el dirigente agrario.

Asimismo, la secretaria general de UPA Almería, Francisca Iglesias, ha reclamado una declaración anual de superficie de cultivo en activo. “Sabemos lo que vendemos y no lo que producimos, esto es necesario para evitar prácticas como el re-etiquetado y que haya transparencia al sector”, ha incidido.

Por último, el presidente de Asaja Almería, Antonio Navarro ha afirmado que “cuando las comercializadoras nos dicen que en Europa se vende tomate a 40 céntimos el kilo, no podemos competir con ese precio”.

Coexphal trasladó ayer que “esta situación puede empeorar en los próximos días debido a circunstancias como las condiciones meteorológicas muy favorables, la presencia de producto holandés cuya campaña se ha alargado, o el “descontrol de entradas de productos de terceros países”.

Por ello, se ha decidido llevar a cabo una retirada de pepino y otros productos por parte de las comercializadoras de Coexphal-Aproa. También se reclamará a las administraciones competentes la protección de los productos hortofrutícolas europeos, frente a la entrada “sin control del producto de terceros países en clara desventaja competitiva”.

Asimismo, se recomienda a todos los asociados la retirada del 5-10% de productos con calidad comercial, a fin de disminuir la oferta actual. Para ello, se ha solicitado a la Administración puntos de retirada de producto para visualizar este acto.

Igualmente, siguen reclamando a las Administraciones competentes la “persecución de prácticas ilegales como el re-etiquetado fraudulento” de productos provenientes de terceros países, así como reclamar los nombres de las empresas expedientadas por estas prácticas para expulsarlas de la asociación.

Retiradas

Las organizaciones del sector de la producción y comercialización han llegado a un primer acuerdo para que se retiren del mercado alrededor del 10% de la producción actual con el objetivo de poder regular la producción y conseguir revertir la actual situación de precios que afecta de forma generalizada al sector de las hortalizas y que está afectando de forma más acusada a productos como pepino, calabacín o berenjena. Tal y como han anunciado se destruirán alrededor de 1-2 millones de kilos sólo esta semana.

El sector ha buscado este acuerdo con el objetivo de que las retiradas sean efectivas, y esperan poder ver en los próximos días si surten efecto o deben endurecerse de algún modo, pues han dejado claro que con el nivel de precios actual todo el sector pierde.

Los representantes provinciales de Asaja, COAG, UPA, Coexphal y Ecohal han vuelto a recordar que un año después de la gran movilización que llevó a miles de agricultores a recorrer las calles de Almería, la situación no ha cambiado y que el sector sigue estando “en peligro de extinción”. Problemas endémicos como la fuerte competencia de países terceros, la falta de control de los acuerdos con países como Marruecos y la falta de transparencia sobre importaciones, cupos y lo que se está controlando en las fronteras han vuelto a salir a escena como una de las principales causas de la situación actual en productos como tomate y calabacín, y todo ello ante la inacción por parte del Gobierno.

Por otro lado, el sector considera fundamental mejorar los mecanismos de retiradas para que estos lleguen al conjunto del sector. Es otra de las reivindicaciones que se llevaban hace un año y en la que a día de hoy se sigue sin avanzar a pesar de que resulta imprescindible, dada la situación.

El objetivo del acto de ayer, con el que se inician estas retiradas, es hacer ver a todas las Administraciones, que deben asumir los compromisos que adquirieron en su día con el sector hortícola y defender sus intereses.