“El aforo citrícola refleja una vuelta a la normalidad”

SORMA FRUIT LOGISTICA
FRUIT LOGISTICA 2023

Elena Cebrián, consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana, analiza el inicio de campaña y las prioridades del sector citrícola de la Comunitat Valenciana.
pfeilchen_rojo
Dossier Cítricos

lineaapoyos

CebrianLa ausencia de lluvias estivales y un mayor espaciado entre riegos en algunas zonas han hecho necesarios varios aclareos para facilitar el engorde de la fruta en el árbol. No obstante, Elena Cebrián señala que “es prematuro generalizar sobre el calibre. El otoño está sien­do un poco más húmedo y eso nos permite albergar esperanzas sobre los calibres y calidades esperados. Seamos cautos ante la evolución de una campaña que arranca bajo el signo de la normalidad en cuanto a volumen de producción”.

Valencia Fruits. Las previsiones iniciales estiman una cosecha de cítricos para la Co­munitat Valenciana de 3.953.226 toneladas, lo que supone un aumento del 23% respecto a la campaña anterior. El resto de zonas productoras españolas también presentan incrementos, y para el conjunto de España se prevé un volumen aproximado de 7.000.000 de toneladas. ¿Qué lectura inicial de estos datos realizan desde la Conselleria de Agricultura?

Elena Cebrián. Lo contemplamos como una vuelta a la normalidad tras  el episodio generalizado de altas temperaturas precedidas de un periodo prolongado de sequía que marcó la campaña de 2015, con una consecuente fuerte reducción de la producción. Tal y como señalamos en la presentación del aforo citrícola hace un mes, confiamos en poder hablar, cuando llegue el momento del balance global, de una campaña normal en cuanto a rendimientos, ya que las cantidades de fruta previstas se acercan bastante a las de hace dos campañas. El volumen de producción es suficiente para satisfacer las de­mandas del mercado.

Valencia Fruits. En la presentación de los aforos para la Comunitat Valenciana ya se apuntaba que la disponibilidad de agua determinaría el calibre de la fruta. ¿Cómo han evolucionado los cultivos en este sentido y qué repercusión está teniendo este factor sobre el volumen de cítricos comercializable?

Elena Cebrián. Si bien en los meses de primavera de 2016 no se han producido episodios inusuales de calor, la ausencia de lluvias estivales y un mayor espaciado entre riegos en algunas zonas, ha hecho necesarios varios aclareos —que han llegado hasta octubre—  para facilitar el engorde de la fruta en el árbol. En todo caso, es prematuro generalizar sobre los calibres de la fruta. El otoño está sien­do un poco más húmedo que el año pasado y eso nos permite albergar esperanzas sobre los calibres y calidades esperados esta campaña. En ese sentido, nos preocupan tanto la falta de agua como las temperaturas. Vamos a estar vigilantes sobre la meteorología y sus efectos en la producción citrícola. Seamos cautos ante la evolución de una temporada que arranca bajo el signo de vuelta a la normalidad en cuanto a volumen de producción, y en la que debemos apostar por la calidad para mantener los niveles de competitividad que caracterizan al sector y ofertar al consumidor un producto de excelencia.

Valencia Fruits. Recientemente la UE ha firmado con la Comunidad de Estados de África del Sur un acuerdo comercial que, entre otros aspectos, amplía hasta el 30 de noviembre los envíos de naranjas con arancel reducido, una medida que beneficia a los cítricos sudafricanos. ¿La competencia de cítricos de Sudáfrica se ha incrementado ya en este inicio de campaña? ¿Qué postura mantienen desde la Conselleria sobre este tema?

Elena Cebrián. El inicio de la campaña no lo ha acusado especialmente, lo que se explica porque se trata de un descenso de aranceles progresivo, que todavía no ha surtido efectos plenamente. Dicho esto, nuestra posición ha sido clara desde el primer momento. Estamos del lado de la citricultura valenciana y vamos a continuar defendiéndola. En paralelo con el trabajo de los europarlamentarios, hemos exigido, y continuaremos exigiendo en el Ministerio de Agricultura, que defienda a nuestros productores también ante las concesiones comerciales de la UE a las importaciones surafricanas, especialmente de naranjas. Reclamamos de la UE un estudio de impacto de los acuerdos de cooperación comercial con terceros países sobre el sector en nuestro país y exigimos controles fitosanitarios en origen y refuerzo de los controles en frontera en los puertos de entrada europeos.

Valencia Fruits. Rusia sigue manteniendo esta campaña el veto a las frutas y hortalizas procedentes de la UE. ¿En qué me­dida sigue influyendo el em­bargo ruso en el desarrollo de las campañas citrícolas?

Elena Cebrián. El consumo en nuestro principal mercado, los países de la UE, sigue absorbiendo a buen ritmo cítricos valencianos, por la imagen de calidad y regularidad en la oferta que tenemos. El mercado ruso, ahora cerrado debido al veto, está siendo sustituido por otros países. De nuevo, aunque lentamente y con dificultad, los operadores y productores va­lencianos demuestran su dinamismo, buen hacer e iniciativa, en la búsqueda de nuevos destinos comerciales, por ejemplo de Asia. Es difícil cifrar con exactitud en qué medida, aunque calculamos que entre 30.000 y 40.000 toneladas de cítricos podrían haberse enviado a Rusia con normalidad de no existir el veto.

Valencia Fruits. La superficie destinada al cultivo de cítricos en la Comunitat Valenciana continúa descendiendo, en buena parte debido a la sustitución de los agrios por otras producciones. ¿Qué está motivando este cambio?

Elena Cebrián. Es cierto que este año se ha registrado un descenso de la superficie destinada al cultivo de cítricos con respecto a la campaña anterior, pero que no supera el 1%. La mayor parte de esa reducción de 1.650 hectáreas ha sido en la provincia de Valencia, principalmente debido a la sustitución por caqui. En Castellón y Alicante apenas se ha no­tado, si bien es destacable el aumento en Alicante de las nuevas plantaciones de limoneros, favorecidas por el precio creciente del limón. Esa es la cuestión, este tipo de cambios se producen, no solo pero sobre todo, por razones de rentabilidad. En todo caso, el caqui y los cítricos pueden convivir perfectamente y no olvidemos que la producción no ha disminuido a pesar del descenso de superficie. Se invierte más en calidad que en cantidad. Se gestionan mejor los campos, la producción y la introducción de variedades más escalonadas en la campaña. No hay razones para el pesimismo.

Cebrian02Valencia Fruits. En sus contactos con el sector citrícola ¿qué necesidades prioritarias o problemas le transmiten los productores y operadores de la Comunitat Valenciana?

Elena Cebrián. Es frecuente que me transmitan la preocupación por el precio percibido y el aumento  de costes de producción, sobre todo en naranjas, lo que lleva que en muchas ocasiones los precios no compensen los costes. La formación del precio en la cadena agroalimentaria tiene que procurar que los productores reciban un precio justo. En la mesa de la cadena agroalimentaria hemos comenzado a trabajar ya en ese sentido y he recordado al Ministerio de Agricultura la necesidad de continuar en esa línea, en el marco de la Ley de la Cadena. Y nos parece positivo que se esté valorando la conveniencia de reactivar la interprofesional citrícola adaptada a los nuevos tiempos.

lineahgris

Te puede interesar

lineahgris

Aforo

La cosecha citrícola española rondará un volumen de siete millones de toneladas

lineahgris

Aforo

La Comunitat Valenciana prevé una cosecha de cítricos de 3.953.226 toneladas

lineahgris

Aforo

El volumen de cosecha citrícola recupera niveles de normalidad en la Comunitat Valenciana

lineahgris

Valencia Fruits. En su etapa al frente de la Conselleria de Agricultura, ¿qué medidas que afectan a la citricultura se han tomado hasta el momento o se encuentran en proyecto?

Elena Cebrián. Una de las primeras fue la recuperación del aforo citrícola en condiciones adecuadas de transparencia, que garanticen su credibilidad en el mercado nacional e internacional, como en sus mejores tiempos. Se han reforzado las medidas de sanidad vegetal, por ejemplo, con la aprobación de planes de contención frente al HLB o Citrus Greening y la Xylella fastidiosa, basados en la normativa nacional y europea. Consideramos prioritarias las medidas en sanidad vegetal y animal por su trascendencia económica y ambiental y porque ayudan al sector a competir en igualdad de condiciones en un mercado global. También hemos intensificado la actividad de cara al Ministerio, hemos logrado  recuperar financiación para líneas y programas de temas de sanidad vegetal con fondos territorializados, gracias al elevado nivel técnico de nuestra propuestas.

Valencia Fruits. A nivel general, el año pasado por estas fechas afirmaba que su objetivo era elaborar un nuevo modelo agroalimentario para la Comunitat Valenciana. ¿Qué iniciativas se han tomado para la consecución de esta meta? ¿Cuáles son las líneas básicas que sustentan este nuevo modelo?

Elena Cebrián. Es un modelo en construcción, un objetivo que nos trazamos a medio y largo plazo y que se enmarca en el cambio de modelo productivo que propugnaba el Acord del Botánic del que nació este Gobierno. Queremos reforzar la diversidad y capacidad productiva de nuestro sector agroalimentario y pesquero e integrar la dimensión ambiental y la creación de actividad económica y empleo en nuevos yacimientos vinculados a la economía verde.

Esa política agroalimentaria propia va más allá de la lógica apuesta por una gestión de excelencia de los fondos europeos agrícolas y de desarrollo rural. Es más, tenemos claro, y así lo hemos hecho saber reiteradamente en  Ma­drid y Bruselas, que la PAC no responde bien a las necesidades estructurales y socioeconómicas de nuestro sector agroalimentario y medio rural. Hemos planteado ya en el Ministerio la creación de un grupo de trabajo con las CCAA para abordar la futura PAC 2020.

Nuestro modelo se basa en una serie de líneas prioritarias que se han reflejado ya en las primeras modificaciones efectuadas en el Programa de Desarrollo Rural y que, asimismo, están presentes en los presupuestos de 2017. Por un lado, se incluyen las primeras acciones que emanan de la Ley de Estructuras Agrarias, cuyo anteproyecto ya está en trámite. Estas acciones se sumarán al mantenimiento de las  inversiones en  explotaciones agrarias y la modernización de regadíos. Incluimos, asimismo, en los presupuestos dos nuevas líneas de impulso al cooperativismo agrario. Reforzamos, como ya he señalado, la sanidad de la producción agraria, vegetal y animal. Y vamos a seguir acentuando la promoción de la calidad agroalimentaria, la asistencia a ferias nacionales e internacionales, y el apoyo a las denominaciones de origen y marchamos de calidad. Dentro de las producciones diferenciadas, la agricultura ecológica es una apuesta fundamental que se plasma en el Plan específico que presentaremos en la segunda mitad de noviembre.

Valencia Fruits. ¿Qué supone el sector agroalimentario para la economía de la Comunitat?

Elena Cebrián. Supone uno de los más sólidos fundamentos de nuestra economía, como lo reflejan una y otra vez los máximos históricos que marcan las cifras de comercio exterior, convertido en el segundo sector exportador por detrás y a poca distancia del automovilístico. Toda la actividad del sistema agroalimentario supone una contribución de alrededor del 12% a la economía regional y la población ocupada se acerca al 18%. Pero lo que lo que lo hace más valioso es su importancia  estratégica por la ocupación del territorio, ya que el medio rural supone el 70% de la superficie de la Comunitat Valenciana.Y no olvidemos que por su aportación a la riqueza gastronómica y paisajística le hacen partícipe del atractivo turístico de nuestra tierra y, si nos ceñimos a la aportación medioambiental, no debemos olvidar que tenemos en el sector agrario, y en particular en los cítricos, un sumidero de CO2 que nos ayuda a afrontar el cambio climático. A veces digo que todos los valencianos llevamos un pequeño agricultor dentro, como una herencia identitaria; pero es más que eso, llevamos un proyecto de futuro en  nuestro equipaje, digital y globalizado, que no se concibe sin ese agricultor o agricultora que late en el corazón valenciano.

Corredor Mediterráneo
En la apertura de nuevos mercados, a pesar de las dificultades financieras, la Generalitat Valenciana mantiene el esfuerzo en  la promoción de la calidad agroalimentaria, en la asistencia a ferias nacionales e internacionales y en el apoyo a las denominaciones de origen y marchamos de calidad. Por otra parte, “estamos al lado de los exportadores en la reivindicación del Corredor Mediterráneo, irrenunciable para la Comunitat Valenciana por tantos motivos. El Consell está haciendo todo lo que está en su mano para impulsar el Corredor Mediterráneo, a pesar de las reticencias y falta de una apuesta real por parte del Gobierno de España, porque entre otras cosas, ahorraría costes en el envío de frutas y verduras a la UE. Asimismo, reforzaría la intermodalidad con los puertos para potenciar el transporte marítimo de nuestra producción hortofrutícola, y aumentar en sostenibilidad”, señala Cebrián.

Información publicada en la edición impresa de Valencia Fruits del 15 de noviembre.
Si usted es sucriptor puede descargarse el número completo del semanario en formato pdf