El Gobierno español emplaza al sector alimentario y logístico a impulsar las ventas a Asia

HISPATEC 2023
BAYER ESTRATEGIA CÍTRICOS
ETIGRAF WEB
AGROPONIENTE WEB
SORMA FRUIT LOGISTICA
FRUIT LOGISTICA 2023

“China está muy lejos, y hay que mejorar transporte, contenedores y rutas”, resalta el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas.

lineaapoyos

AsiaEl Gobierno ha emplazado al sector agroalimentario español —y, especialmente al de las frutas y hortalizas— y al logístico para trabajar conjuntamente con el objetivo de mejorar las rutas y sistemas de transporte y llegar más rápidamente a los mercados asiáticos, sobre todo China, que cada vez importa más. Así lo explicó el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, tras inaugurar la jornada de la patronal hortofrutícola Fepex “El acceso y apertura de nuevos mercados para la exportación de frutas y hortalizas”, en el marco de la feria Fruit Attraction.

“China está muy lejos, y hay que mejorar transporte, contenedores y rutas”, resaltó el secretario general. Desde el Gobierno “hemos trasladado a todo el sector la importancia de sentarnos a hablar con los expertos en transporte para que podamos estar en el mercado asiático y en el menor tiempo posible”, remarcó Cabanas, consciente del reto logístico que supone enviar crecientes producciones perecederas a Asia.

Entre los avances en el comercio con China, recordó que España ha sido el primer país que puede exportar frutas de hueso —después de cinco años de intensas negociaciones con ese Gobierno— y, hasta el momento se han enviado 600 toneladas. “Hemos abierto ese mercado” ya, pero hay que afrontar las debilidades logísticas para aumentar las estadísticas, agregó.

Carlos Cabanas indicó que el Gobierno español “va a seguir trabajando” para continuar ampliando la lista de producciones que China autoriza a exportar aunque reconoce que “se tarda mucho” en abrir los mercados.

“Estamos avanzando desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente junto al sector para focalizar nuestros esfuerzos en función de sus demandas”, añadió, en cuanto a exportaciones a terceros países o extracomunitarios.

En su intervención en la jornada, Cabanas indicó que el Gobierno abrió, dentro de las líneas estratégicas para la internacionalización, un grupo o mesa de trabajo con el sector de las frutas y hortalizas para avanzar en la búsqueda de terceros países, que se sumen a los tradicionales destinos de la Unión Europea.

En declaraciones a Efeagro, la subdirectora general de Inspección, Certificación y Asistencia Técnica de Comercio Exterior, Alicia Sánchez, destacó asimismo las oportunidades de negocio para el sector hortofrutícola y el alimentario en su conjunto en China-Asia, América-Iberoamérica, Europa del Este o África.

De China, Sánchez recordó que “es uno de los países con más atractivo” por tu tamaño, pese a inconvenientes como su lejanía y el transporte, más aún después de que se haya firmado el reciente protocolo de exportación para las frutas de hueso.

Por su parte, las negociaciones actuales entre la UE y EEUU —en referencia al TTIP— pueden facilitar los intercambios y afianzar la presencia de productos españoles como los cítricos, añadió.

Entre las dificultades para abordar los terceros países, apunta la competencia de otras producciones, los cambios de divisas, la coyuntura política —como la que motivó el cierre del mercado ruso a productos de la UE— o las trabas fitosanitarias o logísticas.

Entre los productos con más interés comercial para la exportación, refirió un amplio abanico de producciones que van desde las frutas y hortalizas a los cárnicos, pasando por los aceites de oliva o los vinos y bebidas, entre otras.

Alicia Sánchez valoró el compromiso del Gobierno con el sector a través del plan de internacionalización “que arranca” en 2011 y que “es un signo claro de la importancia que le damos a los terceros mercados”.

El director de Fepex, José María Pozancos, defendió que, para que la exportación mejore, se necesitan políticas que fortalezcan la competitividad de las empresas hortofrutícolas, y conseguir más productividad, eficiencia y organización sectorial. Sobre este último ámbito, pidió “un impulso político” para que se establezcan las “circunscripciones económicas” de las zonas productivas de frutas y hortalizas que sirvan de “base sólida” para acometer “una asignatura pendiente”, como la planificación y la programación de las ventas.