El Gobierno y el sector reclaman el restablecimiento de las ayudas

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

La Comisión Europea anunció el 10 de septiembre la suspensión de la ayuda de emergencia de 125 millones de euros.

lineaapoyos

TejerinaLa ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y el sector agrario, sobre todo hortofrutícola, han reclamado a Bruselas de forma insistente que se reanude e incluso refuerce las ayudas a los productores afectados por el veto ruso a las exportaciones de la UE.

La Comisión Europea anunció el pasado 10 de septiembre la suspensión de la ayuda de emergencia de 125 millones de euros para financiar parte de la retirada del mercado y distribución gratuita de una serie de verduras y frutas perecederas afectadas por el embargo ruso, por dudar de las cifras remitidas por algunos miembros, como Polonia.

lineahgris

Isabel García Tejerina confía en que la Comisión decrete el desbloqueo de las ayudas hoy

lineahgris

Isabel García Tejerina confía en que hoy martes la Comisión Europea “dé luz verde” al desbloqueo de las ayudas. La ministra de Agricultura asegura que la CE no puede dejar en suspenso estas ayudas por más tiempo del “estrictamente necesario” para clarificar una situación “anómala” que nunca se había producido. “Lo que estamos pidiendo es que, cuanto antes, se aclare en qué condiciones quedan las ayudas. Un Estado miembro ha consumido una ingente cantidad de recursos y debe ser clarificado; no prejuzgo que sea o que no sea”. No obstante, García Tejerina ha defendido que el Gobierno español está trabajando en su propio “plan de choque” complementario para compensar el veto, sin descartar futuras medidas fiscales para el sector agroalimentario.

Reacciones
Por su parte, la Federación Española de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex) se ha dirigido a la CE para denunciar la “inseguridad” generada en los mercados, tras la decisión de Bruselas de interrumpir las medidas de ayuda a retirada. El director general de Fepex, José María Pozancos, ha declarado a Efeagro que muchos productores tenían programado retirar excedentes, lo que queda ahora en “suspenso”, sin que se sepa “ni cuándo, ni la cuantía”; además, existe una “gran sensibilidad” en los mercados ante la crisis por Rusia, con “grandes caídas de precios”.

El director de Cooperativas Agro-alimentarias, Eduardo Baamonde, afirma que es prematuro hacer una estimación de pérdidas por el veto ruso y que “en la Política Agraria Común (PAC) no hay fondos que puedan atenuar o limitar el impacto que se puede producir por el cierre ruso”. Baamonde ha recordado que el valor de las exportaciones de la UE a Rusia ronda los 5.000 millones de euros, mientras que el fondo de crisis que tiene la PAC dispone de algo más de 400 millones.

En este escenario, ha pedido a Gobierno y UE que hagan valer el principio de que se dotarán los fondos necesarios para atenuar los efectos derivados del cierre del mercado de Rusia. También ha reclamado agilidad y eficacia a Bruselas para que responda con contundencia a esta crisis, después de conocer que la CE había decidido suspender la ayuda de emergencia de 125 millones. “Pedimos a la CE que se establezca lo antes posible el reglamento y las medidas de cautela y de control que se estimen necesarias”, señala Baamonde, tras destacar que se trata de una iniciativa “muy necesaria para evitar el colapso en el mercado”, sobre todo de las campañas que empezarán ahora. A su juicio, “hay que actuar con previsión y no esperar a que las crisis se produzcan”, en referencia al papel de la UE. “Ahora queremos que se rehabilite el reglamento para tenerlo preparado y a disposición por si fuera necesario”, afirma.

Considera fundamental contar con “una red de seguridad que nos permita negociar con nuestros clientes con cierta seguridad” o, de lo contrario, los compradores presionarán a la baja a los precios.

De momento, las cooperativas no han apreciado una situación “dramática” en el mercado, pero “sí tenemos muchísimo temor” a esos efectos cuando empiecen campañas de invierno, como cítricos u hortalizas, “donde España es realmente muy fuerte”, y que “no tengamos ya los mecanismos necesarios” para atenuar la crisis.

Por contra, las cooperativas sí están notando que, a la hora de negociar con compradores europeos sobre productos que aún no han entrado en campaña, “si ese producto no está en la lista que figura en el reglamento de medidas excepcionales, nuestros clientes nos ponen precios inferiores a la campaña pasada”, apunta Eduardo Baamonde.

En este sentido, señala que los compradores “presumen que puede darse una situación excedentaria”, por lo que “insistimos a la UE y al Gobierno español para que se amplíe la lista de productos” que puedan ser susceptibles de acceder a las medidas de retirada.
Sobre la posible irregularidad de Polonia, Baamonde plantea que “ya teníamos sospechas” de que ese país podría comunicar datos falsos, porque ya lo hizo en la crisis del ‘E. coli’.“Los productores somos los principales interesados en que las medidas que se incluían en los reglamentos se practiquen” y que existan mecanismos de control en la UE para que sean eficaces en todos y cada uno de los países.

Por otra parte, el director de Cooperativas Agro-alimentarias resalta que los mejores instrumentos para aplicar medidas como las de retirada son las Organizaciones de Productores (OPs) porque el control “se dificulta” cuando se hacen a través de agricultores individuales, como ocurre en Polonia.

Sindicatos agrarios
COAG considera lamentable la suspensión de la ayuda comunitaria de emergencia de 125 millones de euros. “Es un nuevo capítulo en la chapucera y cicatera gestión de la UE en torno a la crisis agraria provocada por el veto de Rusia”, subraya Miguel Blanco, secretario general de COAG.

Para la organización agraria, esta decisión supone un mazazo para los productores de frutas y hortalizas españoles, ya que paraliza la retirada de producto y supone un caldo cultivo para la especulación y el mayor hundimiento de los precios. Peras, manzanas y ciruelas han experimentado una caída de los precios entre el 40-50% respecto a la pasada campaña, situándose por debajo de los costes de producción.

Asimismo, COAG tacha de inaceptable que determinados países, (fundamentalmente Polonia) y operadores comerciales europeos aprovechen el veto ruso para maniobrar con el sistema establecido de forma indebida. Es necesario investigar las cifras presentadas de forma exhaustiva y depurar responsabilidades. “Es injusto que se paralice el sistema por completo por las supuestas negligencias en determinados Estados”, puntualiza Blanco.

COAG exige la máxima urgencia en la aprobación del nuevo reglamento, que no puede dilatarse más allá de la reunión del Comité de Gestión de la UE de hoy martes 16 de septiembre.

Por su parte, UPA ha pedido la activación del fondo de crisis de la Política Agraria Común (PAC) —cuenta con 430 millones de euros—, ayudas nacionales y “rebajar o paralizar” la entrada de algunos productos de terceros países para combatir las pérdidas “multimillonarias” en el campo por el veto Ruso.

Su secretario general, Lorenzo Ramos, afirmaba la semana pasada que las ayudas puestas en marcha hasta ahora son insuficientes para paliar esta crisis de mercado, agravada tras la suspensión de algunas partidas por parte de la UE. “Hace dos semanas aconsejábamos a los agricultores que hablaran con las OPFHs” para que se apuntaran en las medidas de retirada de producción, pero tras la suspensión de la ayuda de emergencia de 125 millones de euros ha cundido el nerviosismo y estos profesionales “no saben qué hacer”.

Lorenzo Ramos urge a Bruselas a que “tire de donde haga falta”, como el fondo de crisis de la PAC, para compensar a los agricultores afectados, tras exigir que las ayudas no vayan a parar “a otros”.

En su opinión, no bastan con las medidas comunitarias “de retirada” del mercado y ha emplazado al Ejecutivo a complementar las ayudas de la UE, porque “el Gobierno no ha puesto ni un céntimo para solucionar la crisis”, aunque sí reconoce la agilidad con la que el Ministerio de Agricultura ha actuado, impulsando reuniones con el sector desde el día 11 de agosto.

UPA aboga, asimismo, por aplicar el principio de “preferencia comunitaria” y que se paralicen convenios con terceros países o rebajar la entrada de ciertos productos, más aún cuando en algún caso vienen con enfermedades (como los cítricos de Sudáfrica).

Desde Asaja, José Ugarrio ha pedido a Bruselas, en declaraciones a Efeagro, que clarifique su suspensión de las ayudas de emergencia y a quiénes afectaría, porque está creando incertidumbres y nerviosismo entre los productores españoles “que sí están haciendo bien las cosas”.

Información publicada en la edición impresa de Valencia Fruits del 16 de septiembre.
Si usted es sucriptor puede descargarse el número completo del semanario en formato pdf