El granizo merma la cosecha de fruta dulce del Pla de Lleida

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

El pedrisco regresó por segunda vez a las comarcas leridanas en plena campaña de recolección de la fruta de verano.

lineaapoyos

LleidaEl granizo regresó por segunda vez a las comarcas leridanas en plena campaña de recolección de la fruta de verano, aunque las zonas más dañadas son principalmente las del Pla d’Urgell, les Garrigues y la parte este del Segrià donde predomina la fruta de pepita y las explotaciones de el maíz. En realidad, con ésta se suman ya nueve tormentas de granizo desde la pasada primavera que han provocado pérdidas en dos estadios, antes del clareo de la fruta y a escasas semanas del inicio de la recolección (en el caso de fruta de pepita). En total, son ya 1.178 las hectáreas de fruta dulce afectadas por el granizo en esta zona de Lleida.

La última de las tormentas tuvo lugar a partir de las cuatro de la tarde del 23 de junio y afectó a 417 hectáreas los municipios de Golmés, Mollerussa, Vila-sana, Vilanova de Bellpuig, Arbeca y Puiggròs y se prolongó durante veinte minutos empezó con granizo seco y acabó más mezclado con agua. Fuentes consultadas consideraron que el tamaño del granizo era de unos dos centímetros de diámetro lo que implica que en los cultivos afectados directamente las pérdidas pueden ser importantes. En la primera valoración realizada por el Departament d’Agricultura de la Generalitat se considera que el cultivo más afectado en este caso es la fruta dulce aunque también se vieron dañadas algunas parcelas de cereal y 16 hectáreas de viñedo con daños del 30%.

En total, de fruta de semilla  fueron 360 las hectáreas con afectaciones que oscilan entre el 10-20% en la zona de Mollerussa hasta el 85% en el municipio de Miralcamp, aunque la mayoría presentaran partes por la pérdida de un 50% de la cosecha. En lo que se refiere a la fruta de hueso, dada su menor implantación en la zona, las hectáreas afectadas ascienden a 57 con daños que sólo superan el 50% en el caso del municipio de Miralcamp, uno de los más afectados los últimos años.

Por otra parte, la tormenta del martes 17 de junio afectó distintos puntos de la geografía catalana aunque principalmente se cebó en las comarcas de Barcelona, Tarragona y Lleida. De acuerdo con las primeras estimaciones oficiales, el temporal afectó en la demarcación leridana a la comarca de l’Alt Urgell donde mayoritariamente provocó pérdidas en los cultivos de trigo y cebada, localizándose en el municipio de Peramola. Más tarde, el mismo temporal se desplazó a las comarcas de la Noguera, el Pla d’Urgell y el Segriá que se vieron afectados por fuertes lluvias algunas de ellas acompañadas de granizo que provocaron pérdidas en los cultivos de frutales aunque las afectaciones inicialmente son inferiores al 30% en todas las zonas.

Desde Agricultura se ha elaborado ya un aviso específico para el tratamiento de las explotaciones afectadas con el objetivo de minimizar los efectos adversos de las enfermedades fúngicas que pueden aparecer después de estos fenómenos.

Asimismo, desde la administración catalana se insiste en la necesidad de asegurar el cultivo para compensar la pérdida de la renta que se produce por circunstancias meteorológicas adversas y alienas a la voluntad de los titulares de explotaciones agrícolas.

Para paliar los daños provocados por el granizo, la Generalitat ha abierto una línea de acceso a la financiación para las empresas del sector con la colaboración del Institut Català de Finances (ICF) que tiene como objetivo permitir a los agricultores afectados acometer inversiones como instalación de redes o mallas de protección, mejorar la eficacia de las instalaciones de riego (también antihelada) además de ayudar a impulsar inversiones en procesos de transformación y comercialización de productos agroalimentarios. El importe total de la financiación de estas inversiones es de 32 millones de euros y Agricultura avala el 80% del risco vivo de los préstamos.

La existencia de esta garantía por parte del Departament d’Agricultura permite unas mejores condiciones financieras que pasan por préstamos a siete años con un tipo de interés correspondiente al Euribor a 12 meses más un 3,95%, con un período de carencia de amortización de capital de dos años como máximo, una comisión de apertura y estudio  de 250 euros para préstamos de hasta 50.000 euros que y del 0,75% del importe del préstamo para cantidades superiores a esta cifra y hasta 1.500.000 euros.

Otra de las opciones que se pone al alcance de los agricultores son préstamos a diez años con un tipo de interés correspondiente al Euribor a 12 meses más un 4,45% con un período de carencia de amortización de capital máximo de dos años y una comisión de apertura y estudio de 250 euros para cantidades inferiores a 50.000 euros y del 1% del importe del préstamo para cifras superiores.

Información publicada en la edición impresa de Valencia Fruits del 1 de julio ( Dossier Lleida / Valle del Cinca).
Si usted es sucriptor puede descargarse el número completo del semanario en formato pdf