El Grupo Alimentario Citrus adquiere la participación mayoritaria de Agromediterránea

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

El acuerdo permite consolidar el crecimiento de ambas compañías, garantizar el empleo y ampliar el número de productos que van a comercializar.

lineaapoyos

GACLa empresa valenciana Grupo Alimentario Citrus (GAC), accionista único de Verdifresh, propiedad de Joaquín Ballester, ha adquirido la participación mayoritaria de la compañía murciana Agromediterránea, de la familia Conesa, junto con un grupo de empresarios del sector agrícola.

Según han informado en un comunicado conjunto ambas empresas, tras varios meses de negociaciones, la familia Conesa, anterior propietaria de Agromediterránea, ha traspasado de manera coordinada la gestión a los nuevos socios, quienes mantienen la estructura societaria como organización de productores de frutas y hortalizas (OPFH).

La familia Conesa, por su parte, seguirá formando parte del accionariado con un porcentaje de participación reducido, han indicado las mismas fuentes.

El acuerdo permite consolidar el crecimiento de ambas compañías, garantizar el empleo y ampliar el número de productos que van a comercializar.

Agromediterránea mantendrá, tras su venta, su actual estrategia agrícola que le ha llevado a convertirse en un referente en el sector.

El objetivo de los nuevos propietarios es seguir con el actual crecimiento y dar prioridad a la estabilidad de los 1.200 empleos que genera. Para ello, entre otras acciones, se han retomado las relaciones como interproveedor de Mercadona.

Gracias a la aportación agrícola de los nuevos socios, se ampliará el número de productos que va a comercializar con referencias, como espinacas, acelgas, perejil y rúcula, que se unen a su producción actual de lechugas, brócoli, coles, calabacines, melón, maíz, cilantro, hierbabuena y rabanito.

Paralelamente, a las actuales 5.000 hectáreas de superficie de cultivo, se añaden más de 1.200 hectáreas que aportan los nuevos socios.

Agromediterránea, con sede en la localidad murciana de Dolores de Pacheco, se fundó en 1983, y cuenta con una facturación superior a los 80 millones de euros anuales y una producción en torno a 120.000 toneladas, gracias a sus más de 5.000 hectáreas de cultivo.

Con una plantilla de 1.200 empleados, controla la trazabilidad en todas las fases de su proceso productivo con el objetivo de garantizar la máxima calidad y frescura en sus productos, así como ofrecer servicio a sus clientes durante los 365 días del año.