El sector de la alcachofa de Murcia pasa a la ofensiva con una campaña de promoción

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

En septiembre pondrán en marcha ‘+ alcachofa’ para fomentar su consumo.

lineaapoyos

SoltirCon el objetivo a corto plazo de aumentar su consumo y, a largo plazo, de salvar al sector, los productores y conserveros de alcachofa de Murcia han decidido unirse para poner en marcha una campaña de promoción de este producto, que se denominará ‘+ alcachofa’.

La iniciativa, que se iniciará en septiembre, se ha gestado desde la asociación de alhóndigas de la Región (que centraliza el comercio del 80% de este producto), “con la idea de agrupar a todos los que trabajamos con esta hortaliza, independientemente de si somos productores, comercializadores, industriales, etc.”, explica el gerente de la cooperativa Soltir, Ángel García Izquierdo.

Soltir es una de las mayores cooperativas murcianas y comercializa al año el 10% del total de la producción de alcachofa, que asciende a 86.000 toneladas, según datos de la Consejería de Agricultura.

Además, Murcia es la comunidad autónoma con mayor producción de alcachofa, con el 42 por ciento del total nacional. La superficie dedicada a este cultivo alcanza las 7.347 hectáreas.

Ángel García explica que el 80% de la producción de esta hortaliza va al mercado en fresco, y sobre todo se queda en España, seguida de Francia e Italia, aunque esta última la destina a la conserva.

“Pero por la crisis económica, estos últimos años el mercado nacional se ha resentido mucho”, añade el gerente, quien advierte de que si cae el sector en fresco desaparecerá el de la conserva en España.

“El sector conservero no puede sobrevivir a la competencia de otros países, como Perú, cuyos costes de producción son mucho más bajos, aunque claramente, la calidad de la alcachofa de aquel país sea muy inferior a la nuestra”, puntualiza.

Salud y 5ª gama
Ángel García destaca que la alcachofa siempre ha estado considerada como un alimento “muy saludable”, con componentes que suponen una medicina natural para el hígado; ayuda a reducir el colesterol; es muy rica en fibra y además, tiene un componente depurativo muy beneficioso para los diabéticos.

Sin embargo, reconoce que es un producto que necesita mucha elaboración, con lo que no es atractivo para el consumidor, de ahí la necesidad de esta campaña para el fomento de su consumo en fresco.

Para ello, además, los productores están trabajando conjuntamente con la Universidad Politécnica de Cartagena, en concreto con el departamento de Postcosecha, en la investigación en IV y V gama en fresco.

“El objetivo es conseguir un producto precocinado que ayude al consumidor en su elaboración, pero está habiendo problemas con la exidación”, comenta el gerente de Soltir.

Producción y facturación
Soltir celebró hace unos días su décimo segunda Junta General de socios, para la aprobación de cuentas y gestión del ejercicio 2013, “uno de los mejores en producción y precios de los últimos años”, según García.

Así, en 2013 Soltir comercializó 113.000 toneladas de productos (un 4% más que en 2012), que, por orden de importancia, son pimiento, brócoli, calabacín, alcachofa y melón.

Ese mismo año la facturación alcanzó los 53 millones de euros, un 38% más que el ejercicio anterior. “Fue una buena campaña en precios, ya que fueron superiores de media en más de un 30% a los de campañas anteriores”, apunta el gerente, si bien esta tendencia no se ha mantenido en los primeros meses de 2014.

Soltir, ubicada en el Campo de Cartagena, está formada por 226 agricultores, y se dedica desde el año 2002 a la comercialización y a la distribución de productos hortofrutícolas procedentes de las explotaciones agrícolas de sus socios agricultores.

Global GAP
“Desde Soltir hacemos llegar nuestros productos de alta calidad directamente al consumidor final y garantizamos todo el proceso de producción, manipulación y distribución”, tanto en España como en Europa, subraya Ángel García, quien recuerda que ya se ha finalizado el proceso de certificación de todos los cultivos de la asociación bajo la norma Global GAP, que asegura las buenas prácticas agrícolas a nivel mundial.

En opinión del gerente, la obtención de esta credencial por el 100% de nuestros socios “supone un valor añadido de seguridad alimentaria y de calidad de nuestros productos”.

De hecho, “esta trazabilidad es un arma muy importante frente a los productos de terceros países, ya que el consumidor europeo está cada vez más preocupado en saber la procedencia de los productos, cómo han sido cultivados, etc.”, concluye el gerente de Soltir, quien pone como ejemplo el que este año si bien se ha vendido menos calabacín en general, las ventas de productos europeos han sido mayores que la de los procedentes de terceros países.

Información publicada en la edición impresa de Valencia Fruits del 29 de julio.
Si usted es sucriptor puede descargarse el número completo del semanario en formato pdf