El sector murciano protesta mañana por la falta de ayudas por la sequía

Bioibérica CT

La concentración se celebra ante la sede de la Consejería de Agricultura.

lineaapoyos

SequiaTras meses de reuniones sin medidas concretas por parte de la Administración regional y central para ayudar a los agricultores afectados por la sequía, el sector murciano ha decidido convocar movilizaciones “para exigir, de inmediato, la promulgación de los Decretos que contemplen las medidas que hagan posible paliar las grandes pérdidas ocasionadas por los daños en las cosechas y que permita, y esto es lo más grave, reponer los árboles, especialmente almendros, que están siendo arrancados y de los que ya se han secado 5 millones”, explica el dirigente de Coag, Miguel Padilla. Coag, Upa, Asaja, Fecoam, y Fecamur en conjunto protestarán el jueves 17 de julio frente a las puertas de la Consejería de Agricultura.

“Ya está bien de dar palmaditas en la espalda a los agricultores cuando el sector aporta beneficios a la Región, y luego darnos la espalda cuando llega el momento de ayudarnos”, apunta Santiago Martínez, presidente de Fecoam.

Los agricultores recuerdan que ya se han producido unas pérdidas en el campo superiores a los 80 millones —dato en el que coincide la Consejería—y que ellos reclaman un decreto de sequía; un plan de reposición para el almendro; una línea de préstamos subvencionados y la exención durante uno o dos años del pago del IBI y de la Seguridad Social.

“El papel de la Consejería en estos meses ha sido el de hacer un buen diagnóstico pero sin poner ningún tratamiento; y del Ministerio hasta ahora sólo hemos obtenido un ‘no’ a la exención del IBI y pago a la Seguridad Social; un ‘no’ a las reducciones fiscales y un ‘no’ al plan de replantación del arbolado”, subraya Marcos Alarcón, de Upa.

Con o sin seguros
Alarcón puntualiza que si finalmente se logran ayudas a la replantación, “para que no sean una falsa”, estas tienen que ser tanto para todos los agricultores, con o sin seguro.

En este mismo sentido, el dirigente de Asaja, Alfonso Gálvez, considera que las propuestas del Ministerio “son una trampa”, pues no contemplan a los productores que no tienen seguros contratados. “Y hay muchas líneas que no se contratan porque no sirven al agricultur, y eso en Agricultura lo saben, pero no lo cambian”, concluye Galvez.

Tanto desde Fecamur como Fecoam, las federaciones de cooperativas murcianas, sus representantes ponen el acento en los daños que para la economía regional está suponiendo esta sequía, dado que ya se están produciendo pérdidas de miles de jornadas de trabajo, tanto en el campo, como en los almacenes o en sectores como el transporte.

“A los responsables de la Administración no se les debe olvidar el papel tan importante que juegan los agricultores en la salida de la crisis por lo que al empleo se refiere”, insiste Ginés Calvo, de Fecamur,  quien apunta que “la ayuda que pedimos es muy pequeña en comparación con los beneficios que puede aportar”.

Por último, Santiago Martínez, de Fecoam, teme por la supervivencia de las cooperativas en sí, por el mantenimiento de su estructura, si no pueden hacer frente a los gastos fijos por la falta de actividad.

Ministerio y Consejería
Paralelamente, el consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, —que se reunió la semana pasada con la ministra — ha explicado que el Ministerio “está ultimando una serie de medidas excepcionales” para paliar los daños que está ocasionando la falta de precipitaciones en los cultivos leñosos y que “está muy sensibilizado” ante la situación de “grave sequía” que sufre la Región de Murcia.

El titular de Agricultura pidió a Isabel García Tejerina  “agilizar y concretar” las medidas que puedan ayudar a paliar las pérdidas de producción, principalmente, en los cultivos de secano.

Cerdá añadió que el Ministerio está trabajando en las ayudas a la recuperación productiva del arbolado, para las que “será necesario cuantificar de una manera más aproximada el volumen de pérdidas tras estos meses de verano y de escasa probabilidad de precipitaciones, con el fin de determinar la cuantía de la ayuda”.

Entre otras medidas, se encuentra la exención de módulos fiscales, las ayudas del Ministerio para dar cobertura a la parte que el seguro no cubre por la seca del arbolado, y las garantías de que los agricultores puedan seguir percibiendo las ayudas agroambientales, procedentes de la UE, ligadas a la productividad, a través de una comunicación por parte del Ministerio sobre la situación de gravedad que sufren los cultivos de la Región.
Además, el consejero de Agricultura indicó que el Ministerio ya ha puesto en marcha la concesión del pago total de la gestión de avales para préstamos a agricultores y ganaderos. Cerdá subrayó, en referencia al decreto de sequía, que “lo importante no es la ley que lo regula, sino las ayudas que se reciben”. Sin embargo, ninguna de estas medidas estará en marcha antes de septiembre.