El vino de Rioja avanza en China pese al parón de ventas por una campaña oficial de austeridad

Daymsa mayo Kelpack
Ecologízame CAECV
Bioibérica CT

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen está organizando esta semana su tercer Gran Salón del Rioja en el país.

lineaapoyos

El vino de Rioja, una región casi desconocida hasta 2012 en el mercado del vino occidental en China, sigue avanzando en sus ventas allí y en su creación de una imagen de producto de alta calidad con una tradición propia, a pesar del parón que sufre el sector por una campaña oficial de austeridad.

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada de Rioja está organizando esta semana su tercer Gran Salón del Rioja en el país, que tras celebrarse en Shanghái y Hong Kong en 2012 y 2013, en esta edición se ha ampliado a Shanghái y Pekín, con más de 800 visitantes cada día, y a Cantón (mañana viernes 14).

En un mercado de gran crecimiento potencial como China, donde el consumo de vino es reciente y los importadores y distribuidores apenas reconocen las principales regiones productoras mundiales, organizar una cata específica sólo de vinos de Rioja es un paso fundamental para crecer con el mercado y no estancarse.

Aun así, la totalidad del sector está sufriendo desde el año pasado la campaña de austeridad que el nuevo Gobierno chino impone desde el año pasado en todo el país a gobiernos, organismos y empresas estatales, que acaparaban gran parte de las ventas de vino occidental en China.

Las nuevas medidas de Pekín tratan de recortar gastos innecesarios y lavar la imagen de corrupción generalizada en el país, lo que ha estado frenando indirectamente las importaciones chinas de vino.

Esto se debe a que casi la mitad de las importaciones se hacían hasta ahora para la “distribución invisible” (regalos de negocios, banquetes oficiales y de empresa, a menudo por parte de entidades estatales), “invisible” porque no se ve en tiendas, hoteles y restaurantes.

Incluso así, La Rioja exportó a China 2,5 millones de litros de vino en 2013, y logró cerrar el año incluso creciendo, aunque fuera con un frenazo en su crecimiento, muy rápido hasta entonces (vendió 2,42 millones de litros en 2012, y 1,5 millones en 2011, aunque su cifra del año pasado es cinco veces la de hace cinco años).

“Hace ocho o diez años el Rioja en China apenas tenía presencia, y desde que apostamos por China el mercado ha crecido espectacularmente”, recordó a Efe Luis Alberto Lacea, presidente del Consejo Regulador riojano, que destacó que, aunque la campaña de austeridad ha frenado sus ventas, “tampoco se ha perdido”.

Eso incluso puede tener un efecto positivo a medio plazo en China, ya que en los últimos años la especulación llevó a numerosos inversores locales a entrar sin experiencia en el negocio del vino, por lo que aún hay exceso de producto almacenado, a menudo francés.

“Quizá este parón lo que haga es dejar el mercado para los profesionales que nos dedicamos a esto, así que quizá en el futuro no sea malo”, indicó: “lo hemos sufrido todos, pero ha sido un parón, tampoco ha sido una hecatombe”.

“Antes crecíamos muy rápido, pero tal vez no era real”, sino en parte por la gran cantidad de importadores chinos sin experiencia que surgieron, explicó, por lo que si la campaña devuelve el mercado del país oriental a “la realidad”, el resultado también puede ser “interesante” para La Rioja, aseguró, dado que sigue creciendo.

Además el Consejo está tratando de fortalecer sus ventas para el consumo (“el que consume, repite”), más que como regalo de negocios, “que es un concepto de menos continuidad” en el tiempo, señaló.

Lecea recordó que China es ya el octavo principal destino de exportación del Rioja, aunque podría ser pronto el cuarto o el quinto, ya que en apenas dos años ya se ha logrado que los profesionales chinos del sector reconozcan la denominación y su calidad.

Además confirmó que este mismo año se espera que empiece a funcionar un programa de formación para especialistas y educadores del vino chinos, para que conozcan de primera mano el Rioja y puedan a su vez difundir en China a aficionados y profesionales locales de distribución, hoteles y restaurantes el valor de estos vinos únicos.

Para ello el Consejo ya firmó un acuerdo con el Centro Culinario Vasco para homologar los contenidos formativos y garantizar su calidad, para una formación por la que en China hay “verdadera demanda, que es mucho más que interés”, aseguró José Luis Benítez, director general del Grupo Rioja.