“Es vital que los cítricos dejen de considerarse un producto reclamo”

AgroFresh FRESCOS

Entrevista a Benjamín Faulí, responsable de frutas y hortalizas de Asaja-Málaga, donde analiza la evolución de la campaña citrícola en la provincia malagueña

Benjamín Faulí advierte de la creciente competencia de países terceros. / ARCHIVO

Benjamín Faulí, responsable de frutas y hortalizas de Asaja-Málaga, analiza la evolución de la campaña citrícola en la provincia malagueña, marcada por la estabilidad y una sensible mejora de precios respecto a la pasada. Pese a las buenas perspectivas del sector de cítricos en Andalucía, Faulí advierte de la creciente competencia de países como Sudáfrica y, sobre todo, Egipto. 

Valencia Fruits. Traspasado el ecuador de la campaña de cítricos, qué balance se puede hacer respecto a la pasada en cuanto a revalorización de precios, volumen de producción de las distintas variedades, calibres…

Benjamín Faulí. En general la evolución ha sido estable, con precios netamente superiores a la campaña pasada, si bien es cierto que la producción ha sido inferior y, en algunos casos, de manera muy acusada. Por ello hay que esperar al final de campaña para hacer una valoración económica fiable de los resultados.

VF. ¿Cómo ha afectado la meteorología a los cultivos, en especial, tras el paso del temporal Gloria? 

BF. Por una parte, las lluvias del año anterior dejaron los embalses prácticamente llenos lo cual nos ha dado una tranquilidad de suministro notable, pero sigue habiendo problemas en la obsoleta red de distribución. El temporal Gloria se ha cebado en algunas zonas del Guadalhorce donde ha provocado daños, aunque localizados. Por otra parte, las lluvias que hemos tenido de 400-500 litros en un día o dos no son las más deseables y no es lo más beneficioso que nos puede pasar.

VF. De toda la producción malagueña de cítricos, cuánto se destina al mercado interior y cuánto a exportaciones y cuál ha sido la evolución de esta balanza en los últimos años.

BF. La evolución es estable, se mantiene con cifras que rondan un 17% de exportación para naranja y clementina y un 25% para el limón. El destino a mercado nacional es muy potente en nuestra provincia. Hay que tener en cuenta que la cifra de exportación, de forma indirecta, puede llegar al 50%, porque mucha producción malagueña se reexporta a través de comercializadores de otras provincias que nos compran el producto.

“Hay que esperar a final de campaña para hacer una valoración económica fiable”

VF. ¿Cómo está afectando al mercado la presencia de cítricos procedentes de terceros países?

BF. Es una competencia cada vez más intensa, tanto en cantidades como en calendario de comercialización. Esta campaña, al tener menos producción española, la competencia no es tan acusada pero es cuestión de tiempo que vuelvan a producirse episodios difíciles como en campañas anteriores.

VF. ¿Cuál es la amenaza real que suponen países como Sudáfrica y Egipto?

BF. Egipto se va a convertir, si ya no lo ha hecho, en el primer exportador de naranjas del mundo, por delante incluso de España. Este dato es suficiente para ver la importancia y la competencia que nos espera. Han incrementado  su superficie entre 2013 y 2018 un 18 % y gracias a su competitividad se van abriendo camino con éxito. Venden también mucha producción a países del Este de Europa y están abriendo camino en zonas como el sudeste asiático. Nos preocupa mucho este país y cómo afectará su desarrollo exportador a nuestras producciones en los próximos años. Ya dominan el 17% del mercado de la UE gracias a los nuevos regadíos, el bajo coste de la mano de obra y la depreciación de la libra egipcia.

Sudáfrica compite, en teoría, a contraestación, aunque está solapando cada vez más  sus fechas de comercialización con las nuestras. Por otra parte la evolución de plantaciones, sobre todo de mandarinas deja claro que, a corto plazo, van a ser incluso más feroces en su competencia. Por otra parte la Comisión Europea, a nuestro entender, no actúa con este país con la contundencia necesaria en lo que respecta a los controles fitosanitarios.

En resumen, Egipto representa el 30% de las exportaciones mundiales de naranjas y Sudáfrica el 25%. ¿Cómo no vamos a estar preocupados?

VF. ¿Qué diagnóstico hace usted de la situación actual del sector citrícola en Andalucía y qué futuro cree que le espera en los años venideros?

BF. Creemos que la situación en Andalucía va a ser de crecimiento sostenido y el futuro dependerá en gran medida de factores externos como ya hemos comentado, sobre todo de la competencia con la cual es difícil competir. Por otra parte, el dinamismo de nuestro sector, la implantación de variedades más competitivas, la garantía de calidad y sanitaria de nuestros cítricos y la cercanía a los mercados europeos deben de ayudarnos a seguir manteniendo un sector primordial para Andalucía.

Es muy importante que los cítricos dejen de considerarse un producto reclamo  y de “oferta” en las grandes superficies, sirviendo como gancho de ofertas para reventar precios y quitándonos toda la categoría que nuestros cítricos merecen.

thumbnail of 2885_250220-32-33

Puedes consultar el número íntegro de esta semana aquí.