La excesiva burocracia frena el relevo generacional en el campo

AgroFresh FRESCOS

Un informe realizado por COAG y la Etsiam señala que los principales obstáculos para la incorporación a la actividad agraria y ganadera son la excesiva burocracia

Las altas exigencias de las administraciones paran la iniciativa de estos jóvenes productores. / Archivo

Efeagro.

Agricultores y ganaderos jóvenes de Cantabria, Aragón y de Cataluña han pedido a las administraciones -nacional, autonómica y de la Unión Europea (UE)- que quiten los “frenos” a la actividad en el campo que dificultan el relevo generacional.

El ganadero de ovino y maestro quesero Luis Pérez (Cantabria), la productora de porcino y de cereales Eva Lizama (Gallocanta, Zaragoza) y el fruticultor Xavier Purroy (Lleida) han participado en una mesa redonda, durante la presentación de un estudio de la organización agraria COAG sobre la radiografía de los jóvenes agricultores.

El estudio “Agro-millenials. Perfil de los nuevos agricultores del siglo XXI”, es decir aquellos menores de 35 años, ha sido realizado por COAG y por la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica (Etsiam) de Córdoba.

El informe señala que los principales obstáculos para la incorporación a la actividad agraria y ganadera son la excesiva burocracia (69%), el acceso a la tierra (42%) y el largo periodo entre que se solicita la ayuda para incorporación y su concesión (41%).

Pérez, Lizama y Purroy, descendientes de agricultores y de ganaderos han admitido que es muy difícil para un joven incorporarse al sector si su familiar no procede del campo, durante el acto de la presentación del informe, que ha conducido la directora de EFEAGRO Laura Cristóbal.

Pero los tres también han recalcado que las altas exigencias de las administraciones paran la iniciativa de estos jóvenes productores, de los que depende el futuro de la alimentación, “un freno que no tienen los jóvenes dedicados a otras profesiones”, ha subrayado Lizama.

El ganadero cántabro, coordinador nacional de Juventudes Agrarias de COAG, se ha referido también a la orientación de las políticas de la Comisión Europea (CE) y a iniciativas como el Pacto Verde, que refuerzan los requisitos ambientales de la producción agroalimentaria comunitaria.

En la misma línea, Purroy ha asegurado que la sociedad está “criminalizando” a los agricultores y a los ganaderos, pese a que pocos sectores tienen el nivel de conversión de este sector.

El estudio resalta la formación de los nuevos agricultores en comparación con la media de los jóvenes de su generación y sus retos, como la digitalización y a la especialización.

Pero “a los que están con los pies en el barro les cuesta un dinero (cumplir esos retos) y luego no se ven retribuidos”, según Pérez.

Entre las demandas de COAG figura la obtención de unos precios dignos por las cosechas o el ganado.

En España hay 27.000 titulares de explotaciones agrarias menores de 35 años, que representan solo el 3% del total del campo español, mientras que el 40% superan los 65 años, ha subrayado Góngora.

COAG calcula que se necesitará un mínimo de 200.000 nuevas incorporaciones para que haya un relevo generacional sostenible.

Pese a las dificultades, la directora de la Etsiam, Rosa Gallardo, ha mostrado optimismo sobre el futuro, porque una mayoría de los productores jóvenes “valoran su decisión” de haberse dedicado al sector.