FEMAC apuesta por investigar e innovar en maquinaria agrícola inteligente

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

FEMAC, el Clúster de la Maquinaria Agrícola en Cataluña, organiza el jueves 25 de septiembre en colaboración con Fira de Lleida una jornada sobre “La agricultura del futuro”.

lineaapoyos

FemacCuando en el año 1995 varias empresas de maquinaria agrícola se unieron para apostar por la innovación y la internacionalización se empezó a gestar el cluster de maquinaria agrícola de Lleida que tomó forma en 1998 bajo la denominación de Asociación de Fabricantes y Exportadores de Maquinaria Agrícola de Catalunya (FEMAC) que, poco a poco, ha ido ampliando sus actuaciones. Lo que en un principio era su razón de ser, la internacionalización, ahora apenas representa el 50% de su actividad porque como indicaba el gerente de la entidad asociativa, Enric Pedrós, “hoy en día prácticamente todas las empresas asociadas están presentes en los mercados exteriores”. “En este momento, el reto que tenemos por delante, es el que viene determinado por el hecho que, según las estadísticas de la FAO, en el año 2050 la producción agrícola deberá alimentar a 2.300 millones de personas y eso se tendrá que hacer con un 6-7% de la superficie agrícola disponible”, explicaba Pedrós. Precisamente, de cómo será la agricultura del futuro será el tema central de la jornada que están organizando para el día 25 de septiembre en el marco de la Fira Sant Miquel de Lleida.

FEMAC cuenta en este momento con 48 asociados, principalmente empresas fabricantes de maquinaria agrícola, centros de investigación, firmas proveedoras, ingenierías, consultoras especializadas, instituciones feriales, universidades y centros adscritos además de agencias gubernamentales de apoyo a las pequeñas y medianas empresas. Con esta masa crítica, la asociación apuesta decididamente por todo aquello que implique innovación en los procesos de producción de maquinaria agrícola pero también en lo que a su uso se refiere. Por ello, Pedrós indicaba que “estamos trabajando en la mejora de la eficiencia en las dosificaciones, en el consumo energético, el impacto ambiental de las máquinas, la gestión del agua o la automatización de la producción agrícola, principalmente con el objetivo de introducir el concepto de control y planificación en el sector productor ya que los nuevos caminos llevan a las máquinas basadas en sistemas inteligentes, y por ello las sinergias con el mundo de la electrónica, la fotónica o los sistemas GPS son muy importantes”.

En este marco, comentaba que “se está trabajando también en colaboración con el cluster aeroespacial en el proyecto Decimeni que consiste en aplicar la tecnología aeroespacial para mejorar la gestión eficiente de la fertilización y del agua que se aporta al suelo mediante estrategias basadas en sensores, vía satélite, big data…”, una actividad en la que también colabora el Departament d’Agricultura de la Generalitat mediante el proyecto Photomaq, “que introduce la fotónica en la fertilización y la dosificación para que los procesos sean más sostenibles”.

El Plan estratégico de la asociación se basa pues en la aportación de tecnología al sector porque según Pedrós, “la competencia y la competitividad se situan hoy en día en la dimensión de la I+R+D, lo que implica una mayor transversalidad en los procesos innovadores que obligan al sector de la maquinaria agrícola  a interaccionar con otros sectores de la actividad económica”. La decisión de realizar esta fuerte apuesta por la innovación surgió en 2012 “cuando incorporamos las estrategias formativas que se estaban impulsando para la dignificación de los cluster manager y se establecieron los indicadores de la excelencia de un cluster. De hecho, FEMAC ha sido el primero en ganar el premio a la innovación”, explicaba el gerente de la entidad leridana.

Entre las líneas de actuación de FEMAC se encuentra tanto la apertura a nuevos productos y procesos como la búsqueda de partners adecuados o de financiación a sus proyectos que tienen como meta el incremento de la cuota de mercado de sus miembros además de la necesaria formación mediante cursos y jornadas técnicas. Otras actividades de la entidad se concentran en la organización de “misiones empresariales como las que hicimos a Marruecos o a China; el trabajo en los grupos de internacionalización con Méjico o Francia; los proyectos de transferencia tecnológica con Bolivia como el que se lleva a cabo con la Quinua, un pseudocereal que es el alimento principal en la dieta de los pueblos andinos y para el que se está trabajando en una máquina sembradora o la creación de un hidrogenerador de energía además de otros proyectos vinculados a la robótica” comentaba Pedrós.

FEMAC está adscrita a la Asociación Estratégica Europea de Clústers para la mejora de la eficiencia en el uso de los recursos naturales (Natureef) que tiene como objetivo “hallar respuestas y soluciones mediante la cooperación entre los clusters miembros y potenciar las actuaciones de márqueting y promoción conjuntas”, explicaba Pedrós. Actualmente forman parte de Natureef, el Agrocluster de Portugal, Biomastec de Alemania, Creahidro&energy de la República Checa, el austríaco Environmental Technology Cluster, Green Chemistry ubicado en Polonia, el búlgaro Green Synergy Cluster, Inbiom de Dinamarca, Innoskart de Hungría y Vegepolis de Francia. Esta red pretende ser pionera en la promoción de un nuevo modelo de negocio basado en la implantación de estrategias de promoción intersectoriales que deben facilitar la expansión de pequeñas y medianas empresas y de las tecnologías que puedan desarrollar.

Proyecto Macadat
Asimismo, mediante el proyecto de cooperación catalana-marroquí, Macadat, se pretende fortalecer las estructuras productivas de toda la cadena de valor del dátil en la provincia de Tata además de elevar los nivels de producción, mejorar la calidad de transformación y fomentar la formación agraria. El proyecto basado en la tecnología GPS, basado en el uso extendido de estas tecnologías en la agricultura convencional y de precisión pretende conocer con exactitud la cantidad de producto (semillas, fertilizantes o fitosanitarios) que se aplica al campo. El primer trabajo realizado en este sentido, denominado Dosicontrol, mide la aplicación de nitrato para optimizar la fertilización en función de las necesidades del cultivo y consiguiendo un trabajo uniforme de aplicación. Ello se consigue mediante la conductividad eléctrica que analiza los purines del interior de la cisterna.

Las relaciones internacionales de FEMAC son parte de sus puntos fuertes ya que puntualmente asiste a conferencias internacionales. La agenda de los próximos meses “está marcada por fechas como la Balkan and Black Sea Cluster Conference, el Simposio Internacional de Colombia o la que se celebrará en Méjico en noviembre” explicaba Pedrós quien en este momento esta trabajando para ultimar la jornada de la Fira de Sant Miquel de Lleida.

Información publicada en la edición impresa de Valencia Fruits del 16 de septiembre.
Si usted es sucriptor puede descargarse el número completo del semanario en formato pdf