“Fruits de Ponent está muy bien valorada en el mercado europeo”

Lainco Laiguant
Gregal otoño
Bioibérica CT
Fedemco 2021 01

Entrevista a Sebastià Escarp,  presidente de Fruits de Ponent.

lineaapoyos

Se llama Sebastià Escarp Tomàs y desde el pasado mes de diciembre ocupa la presidencia de la cooperativa leridana de segundo grado Fruits de Ponent ubicada en Alcarràs. Escarp sustituye en el cargo a Felip Saló. Tiene 51 años, es fruticultor y procede de una familia de convicción cooperativista —su padre ya presidió la entidad a finales de los 60— y vinculada a los movimientos asociativos —su hermano Antonio fue presidente de Catalonia Qualitat—.

Valencia Fruits. ¿Cómo se llega a la presidencia de Fruits de Ponent?

Sebastià Escarp. La verdad es que ha sido todo muy rápido, porque de hecho mi primera participación como miembro de la Junta Rectora se produjo el 4 de diciembre, pero ya estaba en el ambiente la necesidad de cambio dado que el contexto estaba marcado por unas liquidaciones que no ayudaban a la calma. El 18 de ese mes, Felip Saló dimitió y el en aquel entonces vicepresidente comentó que no podía asumir la responsabilidad de la presidencia. Y fue entonces cuando se me pidió que la ocupase yo. Y aquí estoy.

Valencia Fruits. De hecho, la renovación ha afectado a todo el equipo directivo…

lineahgris

Con el nuevo equipo, Josep Presseguer asume la dirección general de la firma

lineahgris

Sebastià Escarp. Sí. A raíz de ciertas discrepancias con el anterior director general, Jordi Dolcet, vinculadas a las liquidaciones de la fruta de hueso se acordó su cese en el mes de enero y propusimos a una persona conocida en el sector y lo más importante, que lo conoce de primera mano para ocupar su puesto. Josep Presseguer se incorporó el día 19 de febrero y puedo asegurar que desde ese momento, o incluso antes, no hemos parado ni un segundo. Asimismo, el hasta ahora director comercial, Miquel Quilez, también dejó el cargo y actualmente su lugar lo ocupa Robert Perucho, que hasta ese momento trabajaba en esta sección.

Valencia Fruits. Nuevos aires, nuevas acciones. ¿Hacia dónde se han dirigido las primeras actuaciones?

Sebastià Escarp. En primer lugar visitamos a nuestros clientes en Europa y lo cierto es que la respuesta que recibimos fue muy positiva. Valoran la calidad de nuestra producción y los controles a los que sometemos nuestra fruta y por ello la marca Fruits de Ponent está muy bien valorada en el mercado europeo. Fueron tres días intensos en los que estuvimos en distintos puntos de Francia y Alemania, pero han valido la pena. Sin embargo, la casa tiene unas inercias y un recorrido largo, y eso no se cambia de un día a otro. Afortunadamente, pese a los cambios en la dirección las cosas siguen funcionando con normalidad en lo que al día a día se refiere.

Valencia Fruits. ¿Hay nuevos proyectos a la vista?

Sebastià Escarp. Muchos. Estamos ya en unas negociaciones muy avanzadas para integrar a la cooperativa de Massalcoreig. Si nada lo impide, esta próxima campaña ya podría aportar su fruta a Fruits de Ponent, lo que supondría incrementar nuestra producción en unos 7/8 millones de kilos. Si eso lo sumamos a las aportaciones de Alcarràs, Benavent-La Portella, y Binaced, si la meteorología no nos juega una mala pasada, esta campaña podríamos superar los 70 millones de kilos de fruta.

Estamos también en contacto con empresas valencianas para trabajar el caqui durante los meses de octubre a enero. Esta última campaña ya lo hemos hecho con 400 toneladas y creemos que ha dado resultado por lo que no descartamos poder alcanzar los dos millones de kilos la próxima.

Además, tenemos muy buenas relaciones con la otra cooperativa de segundo grado de Lleida, Actel, con quien estamos hablando sobre posibles colaboraciones en la comercialización de fruta.

Valencia Fruits. Además de la fruta, Fruits de Ponent trabaja también otros sectores como el cereal o el aceite ¿cuáles son los retos para estas secciones?

lineahgris

“Estamos hablando con firmas valencianas para trabajar el caqui de enero a octubre”

lineahgris

Sebastià Escarp. En cereales hemos batido récords ya que este año hemos trabajado 8,7 millones de kilos de maíz y otros 3 de cebada y trigo. Además hemos empezado a dinamizar la parte de la venta de alfalfa y en lo que se refiere al aceite, estamos estudiando la fusión en Fruits de Ponent de la Cooperativa de Alcanó. De hecho ya son nuestra almazara desde hace unos años, pero la idea es que en un futuro no muy lejano esa entidad pueda entrar a ser una más de Fruits de Ponent.

Valencia Fruits. Volviendo a la fruta, en estos últimos años se habían hecho intentos de acceder a mercados como el de los Emiratos Árabes además de los ya consolidados mercados europeos o ruso. ¿Se sigue apostando por la internacionalización?

Sebastià Escarp. Evidentemente que sí. Lo cierto es que desde el sector hemos pedido a las Administraciones que se pongan a trabajar para solucionar los problemas que nos suponen los aranceles de Israel porque se trata de un mercado muy atractivo ya que paga bien y rápido que funciona muy bien con la fruta de pepita pero que no lo hace tanto con la fruta de hueso porque existe una gran conciencia de protección de su producción interna y eso hace que los aranceles para exportar allí sean muy elevados. Asimismo, y sin renunciar a los mercados en los que ya estamos presentes, hemos incorporado recientemente un nuevo comercial que hasta ahora ha desarrollado su actividad profesional en China y en Estados Unidos. Creemos que la presencia en el mercado asiático es muy importante aunque al principio no pueda ser más que a modo testimonial, pero es interesante disponer de opciones para la comercialización de nuestra producción porque ello a medio y largo plazo revierte en las liquidaciones de los socios.

Valencia Fruits. Las malas liquidaciones han sido el detonante de lo ocurrido en Fruits de Ponent, pero la campaña empezó con muy buenas expectativas. ¿Cuando se torció?

Sebastià Escarp. Ha sido una campaña rara porque empezó con unos precios muy elevados y un buen ritmo de ventas pero de un día a otro dio un vuelco de 180 grados. La Big Top que es la que marca la inflexión normalmente y empieza el estocaje, se vendió toda en fresco. Eso no era normal ya pero era bueno.

A los pocos días hubo cámaras que se fueron directamente a zumos porque el precio que ofrecía la industria era más interesante que el del mercado en fresco. Y eso se produjo en un contexto en el que no había una súper cosecha de fruta. Es difícil de entender y de justificar.

Valencia Fruits. Precisamente hay quien culpa de la situación al cierre del mercado ruso y al comportamiento del paraguayo. ¿Se ha colapsado ya la oferta de esta fruta con el aumento de nuevas plantaciones?

Sebastià Escarp. En estos últimos años el paraguayo ha sido un producto con buenas cotizaciones y eso ha animado a los agricultores a plantar más. Pero ahora ya estamos arrancando algunas de las primeras variedades porque las que han salido más tarde tienen mejores calidades. Las cotizaciones de este producto han ido decreciendo, y el cierre del mercado ruso ha hecho de las suyas, sin duda, porque los precios no eran los que debían ser. Pero la verdad es que ha sido una campaña muy extraña. Ahora por ahora, Fruits de Ponent es una cooperativa bien posicionada competitivamente ya que hemos modernizado las fincas de la mano de las ayudas a la reconversión.

Valencia Fruits. Hablemos de las inversiones en infraestructuras ¿se prevén novedades, o la crisis no deja margen para ello?

Sebastià Escarp. Estamos cubiertos en este sentido y no vamos a iniciar grandes inversiones porque podemos trabajar bien con las infraestructuras de que disponemos. Lo que sí vamos a hacer es comprar una escandalladora de dos líneas nueva con un lector de ‘power vision’ que permite detectar todos los defectos de color, dureza… en función de lo que se le exija.

Valencia Fruits. Desde el punto de vista de la investigación, ¿hay proyectos nuevos?

Sebastià Escarp. En Fruits de Ponent siempre hemos apostado por la investigación y lo seguiremos haciendo. En este marco estamos iniciando un proyecto para producir manzana de media montaña en Lleida. Tenemos una finca experimental en el municipio de Sanahuja, en la Segarra, que se encuentra entre 300-350 metros sobre el nivel del mar. Aunque en la zona de Alcarràs, el Baix Segriá y la Franja tenemos unas condiciones privilegiadas para la producción de fruta de hueso, hay que diversificar y hallar maneras de diferenciar nuestra marca de la de nuestros competidores por ello creemos interesante conocer cómo se comportan en esa zona las variedades rojas o bicolores y no descartar nada.