Grupo Clasol culmina la integración de la Cooperativa San Alfonso

AgroFresh FRESCOS

La integración fortalece la capacidad operativa del Grupo Clasol y subraya la importancia de la modernización en las cooperativas

El Grupo Clasol culminó el pasado 1 de julio la integración con la Cooperativa San Alfonso. / GC

Valencia Fruits. Redacción.

En una apuesta decidida por la modernización y evolución del modelo cooperativo, el Grupo Clasol culminó el pasado 1 de julio la integración con la Cooperativa San Alfonso. Esta unión, que reúne a 900 familias cooperativistas y a la familia Claramonte, marca un hito en la historia del sector agrícola.

Según señalan desde Clasol, la modernización de las cooperativas pasa por la privatización, y “esta integración representa un paso significativo hacia la modernización del sector cooperativo, tradicionalmente caracterizado por su estructura autónoma y local”. Con esta integración, el Grupo Clasol refuerza su posición como player importante en el mercado hortofrutícola, abarcando todas las etapas de la cadena de suministro, desde el cultivo hasta la comercialización y transporte.

El Grupo Clasol es un gigante agrícola en expansión y tras la integración se consolida con seis almacenes, un centro logístico, una flota propia de camiones, 2.500 hectáreas de cultivos y más de 2.500 empleados. La previsión de facturación para el ejercicio 2024/25 es de 240 millones de euros.

El plan de negocio a tres años del grupo incluye una inversión de 40 millones de euros destinada a la creación de una nueva sede corporativa y a la modernización de dos plantas de procesado. Estos esfuerzos apuntan a superar los 300 millones de euros de facturación para el año 2026/2027, destacando la ambiciosa visión de crecimiento del Grupo Clasol.

César Claramonte, CEO de Grupo Clasol, destaca que “a pesar de los retos inherentes al cambio operativo, la organización está enfrentándolos con gran éxito.” Con una visión consolidada, la compañía está preparada para liderar el sector agrícola con sus recursos combinados y su amplia cobertura en la cadena de suministro, marcando así un hito significativo en la industria.

La integración de San Alfonso fortalece la capacidad operativa del Grupo Clasol y subraya la importancia de la modernización en las cooperativas, demostrando que la privatización y la colaboración estratégica pueden impulsar el crecimiento y la eficiencia en el sector agrícola.

Con este movimiento estratégico, Grupo Clasol y Cooperativa San Alfonso no sólo buscan aumentar su rentabilidad y alcance, sino también establecer un nuevo estándar de modernización y eficiencia en la industria agrícola.