Hundimiento general de los precios en origen de las hortalizas

Fruit Attraction participar
Bioibérica CT
DAYMSA NATURFRUIT
Fedemco 2021 01

La entrada de producto importado de países como Marruecos ha provocado una fuerte caída de las cotizaciones en las últimas semanas

hortalizas

El pepino es uno de los productos que más ha sufrido este descenso de las cotizaciones en origen. / Archivo

Los productores andaluces han mostrado su preocupación por el hundimiento general de los precios en origen de las hortalizas durante las últimas semanas. La organización agraria Asaja Almería señala que esta situación se acentuó durante la semana pasada y COAG Andalucía denuncia que la entrada de productos hortícolas de Marruecos está bajando de manera alarmante los precios.

Asaja Almería indica que el descenso de cotizaciones afecta especialmente a productos como el pepino, el calabacín o la berenjena, que registran valores por debajo de los de hace un año. La organización agraria ha apuntado que en el caso del pepino tipo Almería, que es el que “se ha hundido totalmente”, su precio está actualmente rondando los 16 céntimos. De hecho, según datos de Asaja Almería, solo en tres días ha caído un 48%.

El calabacín es otro de los productos que está pasando un mal momento. La caída de la semana pasada fue de un 31%, y este producto cotizó por debajo de los 30 céntimos y en lo que llevamos de mes ha caído un 46%. De hecho, su precio es un 57% inferior al que tenía el año pasado.

La berenjena es el tercer producto más afectado en esta tendencia a la baja, y de hecho desde el inicio de la semana pasada su precio cayó un 35%, y también cotiza por debajo de los 30 céntimos. Si lo comparamos con el año pasado, además el valor es un 19% inferior.
Más allá de estos tres productos que son los que “peores precios tienen en estos momentos”, también preocupa la evolución de tomate, cuyas cotizaciones en este mes de noviembre han caído un 9%, y solo durante la semana pasada cayeron un 50% en el tipo suelto, un 36% en el rama y un 25% el pera, con unos precios que están por debajo de los costes ya que rondan los 42 céntimos.

En el caso del pimiento, cuyo precio en las últimas semanas se ha venido manteniendo, también cayó la semana pasada un 19% en la variedad California y un 29% en el Lamuyo.

“La situación se viene observando en las últimas semanas, pero la caída de estos dos o tres últimos días ha sido muy dura”, señala Antonio Navarro, presidente de Asaja Almería. Por ello, la organización ha reclamado medidas eficaces encaminadas a “solucionar un problema estructural de un sector esencial”, y que, aprovechando la modificación de la Ley de la Cadena, deben ponerse en marcha como son el incremento de controles de los productos que llegan a nuestras fronteras para garantizar que se cumplen los acuerdos y los cupos, así como la revisión y el control del pago de aranceles.

También solicitan la mejora de los mecanismos de gestión de crisis y retiradas de producto, de forma que puedan ser rápidos y aplicables a todos los modelos de comercialización y coordinados para poder ser efectivos.

Por otro lado, Asaja Almería considera necesario que se siga trabajando en la apertura de nuevos mercados, en la recuperación de algunos como el ruso y en minimizar el impacto del Brexit, consiguiendo un acuerdo lo antes posible, dada la importancia que este mercado tiene para la provincia.

“Mientras tanto, a quienes tienen en su mano la posibilidad de regular los mercados, que son las organizaciones de productores (OPFH) y su asociación, es necesario que se articulen y coordinen retiradas, pues hay productos como pepino que se están vendiendo por debajo del precio de retirada si es que el problema en estos momentos es que existe un excedente de producción”, han concluido desde la organización agraria.

Competencia de Marruecos

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos —COAG— de Andalucía denuncia que, en plena campaña de frutas y hortalizas, la entrada de productos provenientes de Marruecos está provocando una alarmante bajada de los precios que están sufriendo los agricultores andaluces.

En este sentido, Andrés Góngora, responsable de Frutas y Hortalizas de COAG Andalucía, afirma que la importación de los productos marroquíes ha desestabilizado el mercado de las frutas y hortalizas, desde que el pasado 15 de octubre entrara en vigor el acuerdo de asociación en materia agrícola entre la Unión Europea y Marruecos.

“El impacto de la entrada de los productos importados de Marruecos —comenta— ya se ha dejado notar desde los primeros días de noviembre, causando un grave perjuicio a los agricultores andaluces que tenían puestas todas sus esperanzas en esta campaña”.

“Una campaña —añade— que, por causas meteorológicas, se ha presentado con un alto rendimiento en la producción que, antes de que se quitaran los aranceles a los productos marroquíes, estaba siendo muy bien asimilado por el mercado, que se encontraba estable, como debe ser. Esto se ha ido inmediatamente al traste con la competencia desleal que supone la entrada de las frutas y hortalizas de Marruecos”.

Andrés Góngora se remite a la información del mercado de referencia en la importación de Marruecos, el mercado internacional de Perpignan: “Tan solo hay que echarle un vistazo a los precios a los que se están vendiendo los productos de Marruecos en Perpignan para comprender por qué se han desplomado los precios que se están pagando a los agricultores andaluces”. Para la organización agraria, la bajada de los productos hortícolas es generalizada, pero los productos más perjudicados están siendo el tomate, el calabacín y el pimiento, así como berenjena y pepino por la situación de la producción en la Unión Europea en este caso.

Dadas las circunstancias, desde COAG Andalucía exige al Ministerio de Agricultura que actúe urgentemente “ante este grave daño a nuestro agricultores” y solicite la puesta en marcha de los certificados previos de importación.

“Estos certificados previos deben ser presentados por los operadores que trabajan con productos de Marruecos —comenta Góngora—. Se trata de una medida contemplada en el acuerdo de asociación en materia agrícola entre la Unión Europea y Marruecos que debe activarse ante una alteración del mercado, como es el caso. Los envíos de los productos marroquíes se paralizarán si no se cuenta con un certificado emitido previamente por la UE”.

Además de al Ministerio de Agricultura, el responsable de Frutas y Hortalizas de COAG hace un llamamiento a la Junta de Andalucía, a la que insta a cumplir su compromiso de vigilar el etiquetado fraudulento de los productos de Marruecos que se venden como de origen español. “Existen indicios de que esta práctica se sigue produciendo, por lo que pedimos a la Junta que esté vigilante, como prometió, ante este fraude”, concluye.