La importación comunitaria de tomate fresco crecerá un 7% en 2021

Bioibérica CT
Fedemco 2021 01

Las importaciones de tomate fresco de la UE se situarán en 664.0000 toneladas, un 7% más que en 2020

tomate

La exportación de tomate fresco de la UE está descendiendo desde 2013. / VF

Valencia Fruits. Redacción.

La importación comunitaria de tomate fresco crecerá un 7 por ciento en 2021 respecto al año pasado, mientras que las exportaciones descenderán un 21 por ciento, permaneciendo Marruecos como el primer proveedor con el 70 por ciento del total importado, según el Informe sobre la situación de los mercados agrícolas en la Unión Europea, correspondiente al verano de 2021 publicado por la Comisión Europea.

Las importaciones de tomate fresco de la UE se situarán en 664.0000 toneladas, un 7% más que en 2020 y un 18% más con relación a la media de los últimos cinco años. El Informe de la Comisión destaca el crecimiento de las compras a Turquía, con un 36% más entre enero y abril de 2021 respecto al mismo periodo de 2020.

La exportación de tomate fresco de la UE está descendiendo desde 2013 y se espera que en 2021 haya una bajada récord del 21% respecto a 2020, situándose en 350.000 toneladas. El retroceso de la exportación comunitaria de tomate en los últimos cinco años ha sido del 27%. La fuerte caída en 2021 se debe al retroceso de los envíos a Reino Unido que, según el Informe de la Comisión, se ha situado en un 37% menos en el periodo de enero a abril de 2021, siendo Reino Unido el primer mercado para los exportadores de tomate de la UE, con el 52% del total. Por otro lado, la CE expone que la producción de tomate fresco caerá un 2% en 2021, lo que supone un 5% de caída en relación con los últimos cinco años, debido, al descenso de España, principal productor de la UE con un 10% menos, y al de Francia, con un 2% menos.

Para Fepex, los informes de perspectivas de la Comisión Europea son positivos para conocer la situación de los distintos sectores agrícolas en la UE, pero se requieren medidas que atajen los problemas detectados, que sobrepasan situaciones puntuales de campaña, como la situación crítica del tomate. Se requiere un plan de medidas para recobrar la competitividad que empiece por recuperar la preferencia comunitaria y evitar las importaciones de terceros países cuando supongan distorsiones del mercado comunitario.