IPS celebra la jornada “Competitividad y Futuro de los Productos Agroalimentarios en España”

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

“No se trata de competir en precio, sino en valor añadido de los productos españoles”.

lineaapoyos

Ips01El Instituto para la Producción Sostenible (IPS) llevó a cabo ayer en Madrid la Jornada “Competitividad y Futuro de los Productos Agroalimentarios en España”, con el fin de abordar los retos que el sector hortofrutícola tiene planteados en lo relativo a la comercialización y presencia en el mercado de sus productos, en condiciones que faciliten su competitividad y los mejores precios y garantías de calidad para los destinatarios finales.

En esta sesión de trabajo participaron los responsables de las organizaciones agrarias Anecoop, Coexphal y Proexport, así como los representantes de los diferentes grupos políticos y expertos en el sector.

España cuenta con una producción de 24,2 millones de toneladas, de las que el 53% son hortalizas, lo que sitúa a nuestro país como el segundo productor de la UE de frutas y hortalizas, prácticamente empatado con Italia, y como sexto productor mundial. No hay que olvidar que el 46% de la producción se destina a la exportación, lo que convierte a España en primer exportador comunitario y tercer exportador mundial, según datos del Ministerio de Agricultura.

El motivo principal de este encuentro fue el poder analizar la Ley 12/2013, de 2 de Agosto, de Medidas para el Funcionamiento de la Cadena Alimentaria que establece entre sus finalidades, favorecer la generación de la cultura de la sostenibilidad en la cadena alimentaria, como factor de compromiso social, empresarial, de incremento de la competitividad y de contribución a la mejora de la calidad de producción agroalimentaria.

Sobre esta Ley, el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, explicó que,  tal y como aparece reflejado en su título, pretende mejorar el funcionamiento y la vertebración de toda la cadena alimentaria de manera que aumente la eficacia y competitividad del sector agroalimentario. También tiene como finalidad  reducir el desequilibrio entre los diferentes operadores de la cadena de valor, en el marco de una competencia justa que redunde en beneficio, no solo del sector, sino también de los consumidores.

Ips02Los responsables de las organizaciones agrarias que participaron en el encuentro fueron Juan Safont, ex presidente de Anecoop, Fidel González, miembro de la Junta Directiva de Coexphal y Fernando Gómez, director general de Proexpot. Por parte de los grupos políticos estuvieron presentes Vicente Aparici, portavoz del PP en el Senado, Alejandro Alonso, portavoz del PSOE en el Congreso y Manel Plana, Portavoz de CiU en el Senado.

Antes de la intervención de los invitados el presidente del IPS, José Cabrera, quiso poner en valor el sector agrario defendiéndolo desde el punto de vista de la sostenibilidad, como un sector que “se apoya en tres pilares, el económico, el social y el medio ambiental. Hay pocos sectores más sostenibles que la agricultura y no podemos olvidar que este sector, junto con el turismo, es uno de los artífices de que España finalmente no precisara el rescate”.

A continuación el vicepresidente del IPS, Andreu Cruañas, explicó la situación de la agricultura a día de hoy en España destacando que es esencial “la calidad y transparencia de la cadena de suministro puesto que el consumidor ya no es indiferente al modo de cultivar, transportar y comercializar los productos” es decir que “no se trata de competir en precio, sino en valor añadido de los productos españoles por su sostenibilidad, su calidad, el modo de tratar el agua…”, por todo ello “es importante que realmente nos creamos la potencia que tenemos”.

Para Cruañas es fundamental que podamos defender la calidad de nuestros productos, nuestra marca. En este sentido dos son los grandes problemas que observa el vicepresidente del IPS, por un lado “nuestros productos compiten con los de otros países que tienen un menor coste de sostenibilidad social” y por otro lado “los productores muchas veces no pueden transmitir su marca o indicación geográfica protegida puesto que hay prácticas de los distribuidores que les dificulta poder hacerlo”.

En este sentido, José Cabrera señaló que en la cadena de suministro la opción más económica y más sostenible es el uso de envases y embalajes de cartón ondulado, ya que además de ser los más rentables protegen tanto la marca del productor, como la marca España. Lo que no ocurre con los envases y embalajes de otros materiales no sostenibles como el plástico.

Ips03La de Cabrera no es una opinión aislada, Fernando Gómez, director general de Proexport comentó que “es verdad que tenemos un buen nombre a nivel de los distribuidores, pero habría que tener más empuje para ganar más marca, hacer valer la marca España. El problema es que la marca blanca de los distribuidores y el tipo de exposición de frescos en algunas grandes cadenas, limita el alcance de la marca de los productores. En el momento en que se impone, por ejemplo, en frutas y hortalizas un embalaje neutro, indiferenciado, y que no admite la impresión, resulta difícil reconocer de dónde vienen esos productos o cuáles son sus características y el agricultor pasa a ser simplemente un commodity, con lo que lo único que puede hacer es competir por precio”.

Precisamente con el fin de tratar de competir contra estos abusos y regular el sector agrario se aprobó la Ley de la Cadena Alimentaria; ley que no acaba de convencer ni a los representantes de las organizaciones agrarias, ni a los partidos de la oposición. Concretamente Alejandro Alonso, portavoz del PSOE apuntó que la ley “responde a una buena intención, pero tiene muchas fugas. Si viniera alguna legislación desde Bruselas habría que adaptar esta ley”.

En este sentido todos los presentes en la jornada coincideron en que la clave es defender los intereses del campo español en Bruselas. Vicente Aparici, portavoz del PP en el Senado manifestó que “tenemos que aprender a trabajar en Europa. Somos parte de Europa, pero tenemos que saber cómo conseguir defender nuestros intereses ahí en el momento en el que los nuevos europarlamentarios tomen su puesto”.

Precisamente es en Bruselas donde habría que conseguir una legislación igual para toda la agricultura europea. No podemos olvidar que los productos españoles compiten con los de terceros países que no tienen una legislación tan férrea. En este sentido, desde Proexport apuntaban que “por ejemplo países como Marruecos no manejan la misma lista de productos fitosanitarios lo que supone una ventaja competitiva” y desde el PSOE señalaban que “hay que evitar que la UE tenga gestos con terceros países con productos de nuestra agricultura”.

Tres son los aspectos en los que deberían producirse mejoras para el campo. Por un lado es importante llevar a cabo una mejora de la legislación actual que, en palabras de Manuel Plana, portavoz de CiU en el Senado, “no limite las capacidades productivas” y es que “una excesiva legislación y disgregación al final afecta a la agricultura”, comentó Fidel González de Coexhpal.

Por otro lado es esencial un pacto por el agua, “llegar a un Plan Hidrológico Nacional consensuado” como dijo Vicente Aparici del PP. No se puede olvidar que “el agua es un recurso que no puede ser politizado”, según Juan Safont de Anecoop. El ex presidente de Anecoop también destacó que es fundamental incentivar y defender la figura del agricultor. Conseguir rejuvenecer la media de edad de este sector y lograr la incorporación al mundo agrario de una población joven que en este momento se encuentra en paro.

Safont también reclamó un fondo estatal de garantía para exportaciones, para entrar en nuevos mercados. Un fondo estatal que asuma riesgos en la apertura de nuevos mercados.

Dada la importancia de los temas tratados, los diferentes actores presentes en la jornada se emplazaron para, a través de nuevo del IPS, celebrar un próximo seminario en el Senado con el fin de lograr acuerdos y avances reales.

En el momento de agradecer la asistencia Jose Cabrera, presidente de IPS, expuso que uno de los objetivos del Instituto es precisamente la evaluación y certificación de procesos, productos y servicios de consumo como sostenibles,  para dar respuesta a las necesidades de los consumidores que cada vez demandan más productos sostenibles.

Para ello el IPS ha creado un Certificado de Sostenibilidad, implementando un referencial propio para cada sector de actividad, que garantiza que los procesos o productos cumplen con los requisitos de sostenibilidad que implican renovabilidad, reciclabilidad y biodegradabilidad asociadas a las fases del proceso productivo y a los materiales que componen los productos.

El IPS ya ha emitido el primer Certificado de Sostenibilidad a una empresa fabricante de envases y embalajes de cartón ondulado, y varias otras empresas del sector están en proceso de auditoría. A ellas se están sumando empresas de otros sectores con la misma sensibilidad, que reforzarán la voz de quienes apuestan por la sostenibilidad.

IPS
El Instituto para la Producción Sostenible (IPS) es una organización sin ánimo de lucro, creada en 2011, con el objetivo de promover una cultura empresarial de contribución al desarrollo sostenible, desde un enfoque económico, social y medioambiental,  y garantizar que los procesos de producción son sostenibles y el producto es de origen renovable, reciclable y biodegradable. La acción del IPS se contempla como política empresarial para poner parte de la solución al problema relativo a los impactos derivados del uso de materiales no sostenibles, la degradación de los recursos y su relación con los consumidores.

Anecoop
Anecoop es la primera empresa hortofrutícola del Mediterráneo, líder español en la comercialización de frutas y hortalizas y primer exportador de cítricos del mundo. Es además el primer operador de sandías y kakis a nivel europeo. Esta “cooperativa de cooperativas” cuenta con 39 años de experiencia en el mercado, y está compuesta por 72 socios cooperativos con miles de agricultores asociados. Exportan sus productos a 64 países, lo que en la Campaña 2012-2013 supuso un total de 736.601 toneladas comercializadas y 593 millones de euros de facturación. La excelencia en la calidad es una de sus metas, garantizando un producto óptimo y la máxima seguridad alimentaria.

Coexphal
Coexphal es la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería. Agrupa a 60 empresas hortofrutícolas y representa el 65% de la exportación de frutas y hortalizas y el 70% de la producción de la provincia de Almería.  Sus empresas y cooperativas asociadas producen 1,9 millones de toneladas anuales y facturan 1.643 millones de euros, dando trabajo de forma directa a 18.500 trabajadores, a la vez que comercializa la producción de 7.800 agricultores-socios, que cultivan 20.100 hectáreas, en las que trabajan aproximadamente 35.000 personas, de más de 150 nacionalidades distintas. Actualmente, es la asociación provincial que dispone de una representación mayoritaria del sector productor agrario, tanto en superficie como en producción, aunando a dicho sector en una única dirección y defendiendo sus intereses ante distintos organismos públicos de ámbito local, nacional y europeo.

Proexport
La Asociación de Productores-Exportadores de Frutas y Hortalizas de la Región de Murcia (Proexport), constituida en 1975, aglutina a 53 grupos de empresas y cooperativas líderes en la exportación de frutas y hortalizas en la Región de Murcia. Los asociados de Proexport comercializan cerca del millón de toneladas de tomate, lechuga, brócoli, coliflor, melón y otras hortalizas, dando empleo directo a más de 30,000 trabajadores. Proexport concentra más del 70% del total de la producción y exportación regional de los productos mencionados, lo que la convierte en motor de impulso de la economía regional. La Asociación tiene como objetivo básico la defensa de la rentabilidad de las producciones de sus empresas asociadas y a tal efecto trabaja activamente en la modernización tanto del marco legal, como de las estructuras agrarias de producción y comercialización sectorial.