José Francisco Nebot: “Pedimos a la UE que defienda a la citricultura mediterránea y a la nueva consellera diálogo y consensos”

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

Entrevista al responsable de La Unió en Castellón, José Francisco Nebot

Para Nebot es imprescindible la investigación para combatir las plagas / GG

Gonzalo Gayo. Redacción. 

El incremento de los costes se esta llevando a una campaña con luces y sombras. José Francisco Nebot urge a la defensa de un sector estratégico y no suficientemente valorado en las administraciones y cuyas decisiones afectan a su futuro. Respecto al proceso de comncentracion de los productos castellonenses señala que las aguas volverán a su cauce en manos de los profesionales “los fondos de inversión, que cuando no obtengan la rentabilidad deseada, abandonarán. El profesional citrícola de Castellón ha estado y estará, incluso en crisis como lo demuestra a diario, pero necesita ayudas bien dirigidas para mejorar sus infraestructuras y ser competitivo” señala.

Valencia Fruits. ¿Como ve la campaña de Clemenules este año?

José Francisco Nebot. Con bastante incertidumbre. Tenemos un aforo por debajo de la media y las variedades de recolección más temprana las tenemos con cosechas ajustadas… Con esta situación por tanto la demanda será superior a la oferta y eso es una fortaleza y algo positivo. Sin embargo, las altas temperaturas en esta época del año inducen poco al consumo de cítricos, además de la alta incidencia de plagas. Estas dos últimas cosas son una amenaza y lo ponemos en la balanza negativa. Ya veremos al final cómo resulta.

VF. ¿Qué balance hace de la anterior campaña?

JFN. Hablamos de una campaña regular, con precios ajustados y un aforo inferior al actual, baja liquidación, por tanto, poco dinero por superficie. Poca cosecha por precios bajos se tradujo en una baja rentabilidad.

VF. ¿Cómo está afectando el incremento de costes en los citricultores castellonenses?

JFN. De forma muy negativa, las subidas desorbitadas del coste del agua, asociada a la electricidad necesaria para su impulsión, subidas espectaculares de los fertilizantes y fitosanitarios. Los citricultores vemos con los precios de esos costes cómo cada vez es más difícil producir con algo de rentabilidad. Y luego también como consumidores sufrimos junto a nuestras familias los precios de todos los productos de primera necesidad.

VF. ¿Qué solicitan a las administraciones?

JFN. Una política agraria, pero de verdad, necesitamos herramientas para seguir cultivando cítricos de calidad, es muy fácil prohibir productos fitosanitarios pero las alternativas son poco eficaces, más caras y poco sostenibles medioambientalmente ya que te fuerzan a realizar muchos más tratamientos. También necesitamos que nos defiendan en la Unión Europea y que presionen para que fruta con plagas y enfermedades que aquí no tenemos, no entren por nuestros puertos, además deberían impedir que fruta con sustancias activas prohibidas aquí, por ser dañinas para nuestra salud o nuestro ambiente, inunden nuestros supermercados en perjuicio de la salud de los consumidores.

VF. ¿Prosigue el proceso de concentración del sector citrícola?

JFN. Sí, pero, sobre todo, el de los fondos de inversión, que cuando no obtengan la rentabilidad deseada, abandonarán. El profesional citrícola de Castellón ha estado y estará, incluso en crisis como lo demuestra a diario, pero necesita ayudas bien dirigidas para mejorar sus infraestructuras y ser competitivo, hay un movimiento grande en este sentido y por desgracia quien no sea suficientemente eficiente, no subsistirá y abandonará.

VF. ¿Estamos acertando en el tratamiento de plagas?

JFN. El problema es la cada vez menor disponibilidad de materias activas para la lucha y control contra plagas y enfermedades. Siendo conscientes que tenemos que producir cítricos cada vez de forma sostenible, necesitamos ante la suspensión de una materia activa determinada, una alternativa al menos igual de efectiva, más sostenible y a un precio que podamos asumir.

En esta lucha, consideramos que es imprescindible un aumento de la apuesta por la investigación e inversión para combatir plagas y enfermedades con medios de lucha biológica mediante, por ejemplo, feromonas, trampas de atracción y muerte, sueltas de parásitos, etc. 

Esta necesidad es importante porque estamos observando que en campo tenemos cada vez más fruta no comercial que supone menos ingresos.

VF. ¿Qué impacto observa en el cambio climático?

JFN. El cambio climático hace que tengamos en algún periodo, como el primaveral, grandes lluvias con inundaciones que nos dañan infraestructuras y producen enfermedades a nuestros cultivos y en otros, como el estival y otoñal, temperaturas por encima de lo normal que estimulan el ataque de diversas plagas y su virulencia, encareciendo los costes de producción, desde el punto de vista económico.

VF. ¿Cómo ve el futuro de la citricultura en Castellón y que recomendaciones hace para fortalecer el sector?

JFN. Quiero verlo con optimismo, aunque no sé si para todos, por desgracia cambiará el modelo y para la subsistencia del citricultor debe asumir parte de las tareas de su explotación, profesionalizarse, formarse y gestionarla como cualquier otro empresario, y me consta que esa es la tendencia que ya venimos observando.

VF. ¿Qué le diría a la nueva consejera de Agricultura para que apoye a los agricultores castellonenses?

JFN. Lo primero que le diría es enhorabuena y que los profesionales del sector estamos para ayudar a los políticos, pero déjennos y escúchenos. Esperemos que sepa rodearse de un gran grupo de profesionales y que consensúe estrategias para aprovechar los escasos recursos que tenemos en forma de presupuestos. En nuestras tierras, se producen cítricos, que sin duda son gracias a su microclima, de los mejores del mundo, acompáñenos y ayúdenos a seguir nuestra tradición centenaria y dignificar nuestro trabajo.

Acceso a la entrevista de José Francisco Nebot aquí. 

Acceso al suplemento de cítricos de Valencia Fruits aquí. 

Acceso al último ejemplar de Valencia Fruits aquí.