La industria alimentaria invierte en “ecológico” como vía de diferenciación

HISPATEC 2023
BAYER ESTRATEGIA CÍTRICOS
ETIGRAF WEB
AGROPONIENTE WEB
SORMA FRUIT LOGISTICA
FRUIT LOGISTICA 2023

El gasto en alimentos y bebidas ecológicas ha aumentado casi un 57% en los últimos años.

lineaapoyos

EcologicoLa industria alimentaria convencional busca vías de diferenciación y recuperar facturación y cuota de mercado con su entrada en el sector de los alimentos ecológicos, según el director de Eco-Logical, Diego Roig.

El gasto realizado en alimentos y bebidas convencionales ha retrocedido un 2% entre los años 2011 y 2015, mientras que el gasto en ecológicos ha aumentado en casi un 57%, refleja el último estudio del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente sobre “Caracterización del sector de la producción ecológica española en términos de valor y mercado de 2015”.

Los alimentos ecológicos suponen ya el 1,5% del total del gasto alimentario, con datos de 2015, y las previsiones apuntan a que en los próximos años siga escalando posiciones.

Este escenario ha contribuido a que las empresas alimentarias, que ven “el ecológico como un sector con crecimiento y con potencial”, desarrollen iniciativas en este sentido, afirma.

Según Roig, incluso hay “novedades” que entraron primero al mercado vía “ecológica”, como por ejemplo con las bebidas y postres vegetales ecológicas, que han evolucionado hacia convencional.

Sin embargo, la apuesta “ecológica” de multinacionales es cada vez más patente al hilo también de las nuevas tendencias de consumo, explica el director de Eco-Logical, empresa de asesoría y consultoría en el sector de distribución y producción ecológica.

“El consumidor da cada vez más importancia a un estilo de vida saludable”, recalca Roig, quien señala que la creciente preocupación por los métodos de producción hacen que el cliente “perciba los alimentos ecológicos como más sanos y más respetuosos con el medio ambiente”.

lineahgris

Te puede interesar

lineahgris

Eco

El interés de la distribución convencional por los alimentos bio eleva su consumo

lineahgris

Esa sensibilidad del consumidor no ha pasado inadvertida a la industria alimentaria que ha constatado las “perspectivas de crecimiento del sector y la confianza de que va a ir al alza” en los próximos años.

En su opinión, el mercado español sigue así “la evolución del mercado de alimentación europeo, donde la opción ecológica en algunos países ya ha dejado de ser un nicho para convertirse en habitual” y el “capital evalúa la realización de inversiones estratégicas”.

La última operación se ha anunciado hace apenas unas semanas: Ebro Foods ha adquirido la catalana Vegetalia para reforzar su participación en el sector de la alimentación ecológica (de la operación han quedado excluidos los restaurantes).

Además, otras grandes empresas del país no han sido ajenas a las posibilidades que ofrece el sector ecológico.

En el caso de las bebidas y de los aceites —sectores punteros en convencional y en ecológico—, desde hace tiempo se pueden encontrar cerveza, vinos y aceites bio de, por ejemplo, Cerveza San Miguel, Torres, García Carrión, Codorníu, Borges, La Española…

En alimentación infantil, tanto Hero como Dulcesol lanzaron el pasado año productos ecológicos dirigidos a este segmento, y el de los frutos secos, otro de los segmentos ecológicos más fuertes, cuenta con oferta en bio con empresas como Borges o Aperitivos Medina.

Por otro lado, la categoría de lácteos refrigerados es otro de los alimentos bio más demandados y Danone comercializa en España desde el pasado año yogur ecológico, mientras que Nestlé también ha diversificado hacia helados ecológicos.

Puleva lleva una trayectoria amplia en el sector, ya que a finales de 2011 lanzó su leche ecológica, aunque el grupo Lactalis trabajaba este concepto en España desde enero de 2002 bajo la marca President.

A todos ellos hay que sumar ejemplos en los sectores de las conservas y las comercializadoras hortofrutícolas.

Por otro lado, Roig destaca el interés de las empresas de capital riesgo por el sector bio español, a la vista de su crecimiento de dos dígitos en los últimos años, y cita como ejemplo la compra por parte de Nazca Capital de El Granero Integral.

Grandes empresas —­que contrastan frente a las pequeñas y medianas que exclusivamente comercializan productos eco—, entran en el mercado ecológico: “Hay oportunidades para todos”, asegura Roig.

Las grandes firmas pueden visibilizar la producción bio a segmentos de la población que aún no son consumidores ecológicos, pero que por medio de su vía descubren un sector con un compromiso social que va más allá de una producción libre de pesticidas.