La renta agraria, por los suelos

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

La renta agraria caerá tras la desastrosa campaña de fruta de verano.

lineaapoyos

Nuevos datos, que aporta en esta ocasión La Unió de Llauradors, sobre una nueva caída de la renta agraria tras la desastrosa campaña de fruta de verano dada la artificial caída de precios provocada por las grandes cadenas de distribución y la sequía. La crisis de precios que padecen los productores franceses, al igual que los españoles, tiene su origen en los abusos y bajos precios impuestos por el oligopolio de la gran distribución sobre la cadena de comercialización. No hay que olvidar que el principal grupo de la distribución en España es de capital francés y por ello La Unió pide una normativa comunitaria que evite los abusos derivados de la posición de dominio de la gran distribución.

La organización agraria advierte que la renta de los productores de fruta de la Comunitat Valenciana caerá prácticamente a la mitad en relación a la pasada campaña debido al descenso en los precios de la fruta y al aumento de los costes de producción. La Unió reclama más apoyo de las Administraciones Públicas para un cultivo como el de la fruta de verano muy arraigado en zonas rurales y que, si no se tiene en cuenta y se actúa de forma inmediata, puede ver en peligro su futuro.

De hecho, el sector agrícola es de los más perjudicados por los recortes en los Presupuestos del Estado y sin que hasta la fecha se haya puesto de manifiesto, ni siquiera la intención, de poner en marcha un plan que genere empleo, modernice el sector y sea capaz de poner en valor el enorme potencial de la agricultura y el sector alimentario en España para su exportación al mundo. Ya en los Presupuestos Generales del Estado para 2013 se redujo el apoyo al sector con un tijeretazo del 25,4% en la aportación del Estado, lo que deja el presupuesto del Ministerio en un tercio de lo que era hace cuatro años, pasando de los 4.835 millones de euros en 2009 a los 1.680 presupuestados para el pasado ejercicio. Tras 5 años de recortes presupuestarios, durante el presente ejercicio apenas ha subido un testimonial 3,4%.

A los recortes de la administración central se suma la desidia del resto de organismos, tal y como denuncia La Unió, quien critica la desidia de la Generalitat a la hora de invertir en investigación para el sector y en la falta de transferencia a los agricultores de los nuevos avances al respecto, y para ello pide más fondos económicos con objeto de que se investiguen nuevos plantones que den garantías comerciales y sanitarias a los agricultores.

Los estudios realizados por La Unió señalan que en la última parte de la campaña las cotizaciones a percibir por los productores sufrieron una reducción de entre un 20 y un 30%, con el agravante de que una parte importante de la cosecha, sobre un 40%, podría quedarse en el árbol por el bajo calibre de la fruta como consecuencia de los efectos de la sequía.

En el capítulo de los costes que soportan nuestros agricultores se estima un incremento del 20% de la factura eléctrica así como del agua, la recolección o el aclarado de la fruta. El descenso de los ingresos por la bajada de los precios y el aumento de los costes productivos, provoca la disminución de la renta en un 50% que se fundamenta en la sequía y en la anormal evolución del mercado por el adelanto de la producción y el hecho que se haya solapado con otras frutas.

La caída de renta puede poner la puntilla a el abandono de una actividad. Durante 2013 se dejaron de cultivar un total de 8.065 hectáreas, lo que sitúa a la Comunitat Valenciana como la autonomía que ha registrado durante este año la cifra de abandono de tierras de cultivo más elevada de toda España, según revelan los datos oficiales de la encuesta sobre superficies y rendimientos elaborada por el Ministerio de Agricultura; y que para AVA revelaban a principio de año un panorama terrorífico para la agricultura valenciana, ya que los competidores no pierden suelo agrario, como nos sucede a nosotros, sino que lo ganan. De algún modo, y a la vista de estos datos, “el sector agrario se está convirtiendo en muchas comunidades en una suerte de valor refugio y aquí, pese al enorme potencial que tenemos, sucede justo lo contrario. No sólo eso, sino que ostentamos el triste récord de ser la región con más abandono agrario de toda España” señalaban desde AVA.

La sequía además podría tener efectos negativos también en la producción de la próxima campaña en forma de una merma productiva, aunque todavía es prematuro porque dependerá de las condiciones climatológicas del próximo invierno, sin embargo se aprecian importantes daños en los arboles de almendra por la sequía.

Para colmo de males, los gabachos vuelven a las andadas  atentando contra tres camiones  cargados con fruta (melocotones, nectarinas y paraguayos) de Lleida que fueron asaltados a principio de julio cerca de Perpignan. Un nuevo atentado contra el esfuerzo y trabajo de nuestros agricultores sin la adecuada respuesta de las autoridades españolas y los consumidores frente a los productos galos.

Desde las organizaciones agrarias se considera que se vulnera otra vez la libre circulación de mercancías dentro del ámbito de la UE e insta a que las autoridades europeas exijan al Gobierno francés responsabilidades e impongan sanciones por la inacción ante el boicot a la libre circulación de camiones con fruta y verdura hacia Europa. Recuerda también que el sector agroalimentario francés también exporta fruta a España, sobre todo manzana, “y aquí nadie ataca sus camiones aunque si se convierte en algo reiterado habrá que planteárselo”, señalan desde La Unió.

Información publicada en la edición impresa de Valencia Fruits del 15 de julio.
Si usted es sucriptor puede descargarse el número completo del semanario en formato pdf