La sequía ensombrece cada vez más las perspectivas de cosecha española de cereales

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

La alarma se ha extendido porque los cultivos entran en una fase crucial y empiezan a cifrarse pérdidas en las zonas productoras.

lineaapoyos

AvenaLa persistencia de la sequía y las temperaturas anormalmente altas acentúan la preocupación entre los agricultores y conforme avanza la temporada las previsiones de cosecha de cereales de invierno (trigo, avena o cebada) son más sombrías.

La alarma por la falta de lluvias se ha extendido, porque los cultivos entran en una fase crucial y empiezan a cifrarse pérdidas en las zonas productoras.

Aunque la sequía es general, en el caso de cereales de invierno los perjuicios son superiores para zonas más tardías, de momento, porque en las más tempranas como Andalucía o Extremadura los cultivos crecieron antes, según han explicado a Efeagro fuentes del sector.

El impacto es superior en el caso de las explotaciones de secano, porque las plantas no evolucionan bien y la sequía es “grave”, pero por ahora no hay problema de agua en el caso del regadío, como pudiera ocurrir con el maíz.

En Castilla y León, principal autonomía productora de cereal, las organizaciones agrarias temen que la cosecha no sea buena, tanto por la sequía al sur de esta región como por enfermedades desconocidas hasta ahora que afectan a algunos cultivos; en la parte centro-norte dependerá del agua de mayo. En Segovia o Ávila hay agricultores que están ya “segando en verde”.

En Castilla-La Mancha, la consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, ha manifestado que hay síntomas “irreversibles” de pérdidas, especialmente en Albacete, con mermas de entre un 20% y un 30% de la producción.

Los agricultores de la Ribera del Ebro, de zonas como Aragón o La Rioja también ven cómo o la ausencia de precipitaciones está abocando a un resultado muy negativo a la nueva campaña de invierno.

Según un informe del Gobierno de La Rioja, la ausencia de agua se evidencia en los trigales, con un espigado que “se ha paralizado casi totalmente en estos días, y también en las cebadas, que comenzaban su crucial fase de llenado del grano y exhiben ya en las zonas más afectadas un color amarillento”.

La Comunidad Valenciana también sufre una situación extrema de sequía y en algunos puntos de Alicante se habla de pérdidas del 90% de cosechas de secano (cereales, frutos secos y olivar).

En Murcia, la Consejería de Agricultura y Agua ha autorizado el laboreo o el aprovechamiento por el ganado de las parcelas de secano afectadas por la carencia de lluvias, para las que se hayan solicitado ayudas dentro del programa nacional para el fomento de rotaciones de cultivo.

Mercados
En cuanto a los precios, los mercados no parecen acusar todavía las consecuencias de la amenaza de la reducción de cosecha, con pocas variaciones. En la Lonja de Cereales de Barcelona, el trigo ha bajado este martes 2 euros por tonelada, respecto a la semana anterior, hasta situarse en los 215 euros/tonelada para las variedades forrajeras y en 219 euros/tonelada para el panificable; por el contrario, la cebada ha subido 4 euros/tonelada hasta los 184 euros/tonelada.

A escala internacional, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) ha publicado sus primeros aforos sobre la campaña 2014-2015. Según el USDA, la producción mundial de grano se situará en 2.434,9 millones de toneladas, lo que supone un descenso del 0,9% respecto a la temporada anterior.

Las existencias finales de grano sumarán 507,69 millones de toneladas en la próxima campaña, lo que supone una subida del 1,2% respecto al volumen del final de la actual, según las previsiones de Estados Unidos.