La tendencia bajista de los precios se acentúa en los mercados de cereales

Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

Las últimas previsiones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) reflejan un aumento de la oferta.

lineaapoyos

MaLa tendencia a la baja de los precios de los cereales se ha acentuado en los mercados durante los últimos días, influidos por factores como las últimas previsiones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) sobre un aumento de la oferta.

El último informe del USDA ha revisado al alza sus estimaciones respecto a las existencias finales de grano en la campaña 2014-2015, tal y como esperaban los analistas del sector, lo que ha contribuido a dicha caída.

En la Lonja de Cereales de Barcelona, por ejemplo, los precios difundidos este martes reflejan un retroceso de seis euros semanales en el maíz de importación, hasta 166 euros/tonelada, y una rebaja aún mayor en el maíz originario de la Unión Europea (UE), de diez euros semanales, hasta venderse a 170 euros/tonelada.

En cuanto al trigo, los precios del forrajero han retrocedido hasta los 168 euros/tonelada, cinco euros menos que la semana anterior, y los del panificable lo han hecho dos euros semanales, hasta los 196 euros/tonelada; la cebada también ha descendido dos euros, hasta los 169 euros/tonelada.

En los mercados internacionales, los descensos han sido muy notables, según se ha hecho eco el banco alemán Commerzbank en sus informes sobre materias primas.

En la Bolsa de Chicago (Estados Unidos), los precios de los contratos de trigo se han hundido esta semana a niveles que no se habían registrado desde julio de 2010, según la entidad, quien ha señalado que en París la tendencia de ese cereal es la misma.

Dentro de la producción de cereales de la Unión Europea (UE), varios analistas han destacado esta semana la situación “alarmante” en Francia, principal abastecedor del mercado español. Según el banco alemán, se estima que menos de la mitad del trigo francés cosechado este año “satisfará las necesidades de muchos países importadores”, que exigen alta calidad.

Fuentes de las comunidades autónomas han reconocido también que los informes del USDA han influido en las expectativas de un mercado, que “ya viene castigado por la situación política en el este de Europa y por la escasa calidad del trigo harinero”.

Por su parte, FranceAgrimer, entidad dependiente del Ministerio de Agricultura francés ha calificado de “inédita” la actual campaña mundial, en sus últimos análisis sobre cereales. Entre las razones, el Gobierno francés ha mencionado la influencia de las “cosechas voluminosas” en los mercados, al igual que la “urgencia” de Rusia y de Ucrania por exportar. En cuanto a la Unión Europea, FranceAgrimer ha subrayado los efectos climáticos sobre la recolección de grano en Alemania.

Respecto a Francia, este organismo ha señalado que el balance es “particular” para el trigo blando, mientras que en el trigo duro hay “más presión” que el año pasado, a la espera de conocer los resultados de la campaña del maíz.

Según fuentes autonómicas, la volatilidad sigue siendo elevada, y los operadores nacionales permanecen a la espera de la evolución de los acontecimientos, siendo por ahora “escasas” las operaciones cerradas.