La Trentina, sinónimo de alta calidad

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

El consorcio La Trentina está inmersa en un ambicioso proyecto de renovación varietal.

lineaapoyos

Trentina01La región del Trento es un territorio montañoso, boscoso, lleno de valles, lagos y torrentes donde la naturaleza y el hombre conviven en armonía dando vida a una agricultura respetuosa con la tierra, su ritmo y sus reglas. Una agricultura que tiene la manzana como su principal cultivo.

Los diferentes y particulares microclimas que se dan en esta zona permiten que cada variedad de manzana y el resto de frutas y hortalizas que se producen desarrollen mejor sus propias características específicas. Marco Menegoni, presidente del consorcio La Trentina destaca que “la red de fincas familiares que constituyen nuestro consorcio producen frutos que destacan por su belleza, perfume, cualidades organolépticas y su riqueza en el contenido nutricional”.

Como OP de la zona ‘Extra Val di Non’, Menegoni explica que “La Trentina representa a 1.300 empresas agrícolas familiares reagrupadas en cuatro cooperativas socias: Coop. Cofav; Coop Copag; 5 Comuni y Valli del Sarca que cubren el territorio comprendido entre el Valle dell’ Adige, la Val di Cembra, la Piana Rotaliana, la Valsugana, el Valle del Sarca y il Lomaso”.

La manzana es el producto estrella con una producción anual de 60 mil toneladas, y tal como señala Andrea Valerio, responsable comercial para Italia de La Trentina: “Nuestro consorcio ocupa el cuarto puesto en el ranking de productores y comercializadores de manzana en Italia”. Entre las variedades que cultivan destaca la Golden Delicious además de Granny Smith, Gala, Red Delicious o Fuji. Aunque la manzana es la fruta con más peso en el consorcio italiano, también cuentan con plantaciones de kiwi y ciruelas, pero en menor cantidad.

Trentina02Renovación varietal
Desde hace ya un tiempo La Trentina inició un ambicioso plan de renovación varietal que va desarrollándose poco a poco. En este punto, el presidente de consorcio, Marco Menegoni avanza a Valencia Fruits que en el campo de experiencias que tiene La Trentina, en colaboración con el Instituto Agrario San Michele del Adige: “se están ensayando, entre otras, variedades resistentes a la ‘sarna del manzano’ una enfermedad de los árboles de manzana originada por el hongo Venturia inaequalis, que produce lesiones o manchas oscuras sobre las hojas, los frutos y algunas veces en los retoños”.

Andrea Valerio explica que están “probando introducir estas variedades a nivel comercial ya que pueden tener buena aceptación por parte de los productores de la región del Trento al no exigir tantos tratamientos para controlar este patógeno”.

Además de los ensayos contra la ‘sarna del manzano’, La Trentina está probando nuevos cruces para analizar su comportamiento y ver cuáles pueden tener salida productiva y comercial dentro de su programa de obtención de nuevas variedades. “Desde La Trentina estamos orgullosos de esta línea de investigación y de todo el equipo de trabajo porque ayuda a crear también un cierto movimiento entre los socios del consorcio en el plano productivo y comercial” dice su presidente.

Más I+D
En este campo de experiencias además del programa de nuevas variedades también se ensayan técnicas de cultivo que ayudan a minimizar el uso de productos fitosanitarios en la prevención de plagas y enfermedades. Una de estas técnicas que menciona Menegoni es la colocación de difusores de feromonas que sirven para activar la ‘confusión sexual’ y evitar el ataque de la Carpocapsa, también conocido como el ‘Gusano de la manzana’. “Estos difusores están funcionando muy bien y ya los están utilizando la casi totalidad de nuestros socios bajo la asistencia técnica de nuestro departamento de investigación”.

Trentina03Así mismo, en su afán de preservar el bello paisaje de la región y realizar una agricultura respetuosa con le medio ambiente, La Trentina desarrolla un método natural de fecundación de los manzanos. Sobre esta técnica, Lorenza Negri, responsable de Marketing explica que “en los meses de primavera, cuando los manzanos están en flor, se practica la fecundación natural mediante la suelta controlada de abejas para favorecer la polinización”. Para ello, “las colmenas se transportan a las plantaciones apenas comienza la fase de la floración y permanecen allí cerca de dos semanas. Las abejas de las colmenas se trasladan a unos 1,5 kilómetros y desarrollan su papel natural de polinización entre las diferentes variedades de manzanos. Se colocan dos colmenas por hectárea cubriendo así la casi totalidad del terreno agrícola”.

Marco Menegoni explica que esta práctica aporta grandes beneficios a la fase de producción: “en primer lugar aumenta la calidad organoléptica de los frutos y además se evita las fuertes alternancias de producción de un año a otro, como sucedía en el pasado cuando no existía un método de fecundación de las plantas”.

“Esta práctica ha favorecido e incentivado también el aumento del número de variedades cultivadas en la región del Trento. De una tendencia de monocultivo centrada en la manzana Golden, en los últimos años se ha pasado a una pluralidad varietal, algunas de las cuales muy útiles para la polinización con la manzana Red Delicious”, añade por su parte Andrea Valerio. En definitiva, una práctica que de forma natural facilita y ayuda al trabajo en campo, al tiempo que garantiza el mantenimiento del paisaje y la diversidad de productos.

Otras de las innovaciones que ha introducido La Trentina para proteger sus cultivos son las mallas antigranizo. Tal como señala el presidente del consorcio: “el granizo es el accidente climático que más afecta a las plantaciones de La Trentina, especialmente en los meses de julio y agosto”. Para evitar daños masivos frente a los episodios de ‘piedra’, “las mallas antigranizo son una buena solución”. Actualmente “el 25% de la superficie total de cultivo de manzana de La Trentina cuenta con estas mallas, un porcentaje que va en aumento”.

En el apartado de riego, otra de las herramientas utilizadas para el buen desarrollo productivo de las manzanas y crear un ahorro hídrico es la utilización de medidores de la humedad del terreno. “Estos medidores nos dan el input para la implantación del sistema de riego y establecer un calendario para el regadío”, explica Marco Menegoni.

Todas las tecnologías empleadas tienen como objetivo optimizar los recursos y herramientas que se emplean en el cultivo de la manzana y como no, reducir así los costes de producción a los socios agricultores del consorcio.

Comercialización
Con un producto de altísima calidad, cultivado con mimo por las experimentadas manos de los socios-agricultores, La Trentina es una de las marcas de referencia cuando hablamos de manzana tanto en Italia como en Europa y mercados más lejanos.

Con una producción anual de 60 mil toneladas, La Trentina ya destina el 50% de su producción a la exportación. Sus manzanas se consumen a día de hoy en más de cuarenta países de todo el mundo.

Tras una campaña 2013/2014 afectada por una fuerte crisis de consumo, en especial en Italia, La Trentina ha fortalecido su presencia en los mercados exteriores, en particular en el norte de África.

En cuanto a las primeras informaciones de la nueva temporada 2014/2015, que ya ha dado su pistoletazo de salida, el presidente del consorcio comenta que “la floración y el cuajado de los manzanos ha sido óptima, por lo que esperamos una cosecha equilibrada tanto en calibres como en volumen”.

Información publicada en la edición impresa de Valencia Fruits del 9 de septiembre (Dossier Italia).
Si usted es sucriptor puede descargarse el número completo del semanario en formato pdf