Las altas temperaturas reducen un 22,3% la producción de cítricos

Decco nueva imagen
Hispatec otoño 2022
Fruit Attraction invitaciones
Bioibérica CT

El volumen de cosecha de la Comunitat Valenciana para la campaña 2015-2016 se sitúa en 3.052.252 toneladas.
pfeilchen_rojo
Aforo citrícola para la campaña 2015/2016.pdf

lineaapoyos

AforoLas altas temperaturas registradas en los meses de mayo, junio y julio han provocado una reducción del 22,3% en el volumen estimado de la cosecha de cítricos de la Comunitat Valenciana para la campaña 2015-2016, que se sitúa en 3.052.252 toneladas. La temporada precedente se cerró con una producción de 3.926.043 toneladas, registrándose la mayor cifra de exportación de la historia citrícola de España y de la Comunitat.

La consellera de Agricultura, Elena Cebrián, presentó la sema­na pasada el informe completo de la previsión del aforo citrícola para la campaña actual a los representantes de sector agroalimentario: AVA-Asaja, La Unió, COAG, UPA, Fepac, Asaja, Ailimpo/Aizce, el Comité de Gestión de Cítricos y la Federación de Cooperativas.

En cuanto a los efectos de la climatología, la consellera explicó que, concretamente, las temperaturas del día 14 de mayo tuvieron un efecto negativo, al provocar la caída de abundante fruto, de reducidas dimensiones en esos momentos, sobre todo de las variedades más tempranas. En contraposición, las lluvias de primeros de septiembre resultaron beneficiosas para los cítricos y han contribuido a lograr unos calibres que compensan parcialmente la pérdida de fruta.

La producción será menor en todas las variedades. En naranjas, la previsión refleja una cosecha de 1.493.540 toneladas (–20,3%), con menor cantidad del subgrupo de Navel (Navelina y Nave Late). En mandarinas se prevé una producción de 1.309.796 toneladas (–23,3%), con una reducción significativa en el grupo de clementinas tempranas, como son la Marisol, Arrufatina y Loretina, pese al aumento por entrada en producción de nuevas plantaciones de las variedades de Oronules y Clemenrubí. Y finalmente, en limones, se esperan 234.661 toneladas (–28,5%) con merma de producción de la variedad Verna debido a condiciones meteorológicas y a la vecería.

Análisis de las previsiones
Las primeras estimaciones de la Comunitat Valenciana para la campaña 2015/2016 reflejan una cosecha de cítricos de 3.052.252 toneladas. De este modo, se prevé que esta temporada se recolectarán cerca de 873.791 toneladas menos que en el ejercicio precedente, es decir, se produce una reducción del 22,3%. Con ello se confirma el descenso de producción debido, fundamentalmente, a las altas temperaturas de mayo, junio y julio, pese a la buena floración de la primavera. Hay que destacar la repercusión en los cítricos que tuvieron las temperaturas de mediados de mayo que provocaron una fuerte caída de frutos pequeños de las variedades más tempranas.

Además, continúa el descenso de la superficie destinada al cultivo de cítricos, que se sitúa esta campaña en torno a las 162.000 hectáreas, estimándose una disminución del 2,02%, lo que su­pone la pérdida de unas 3.300 hectáreas. Este descenso se debe principalmente a la reducción del cultivo experimentada en la provincia de Valencia, generalmente debido a la sustitución de los agrios por caqui y otras producciones, y, en menor medida, por abandono de plantaciones.

Análisis varietal
Las cifras muestran que la producción de naranjas alcanzará una cifra de 1.493.540 toneladas, la de mandarinas 1.309.796 Tm, la de limones 234.661 Tm, y la de pomelos 14.255 Tm. Según estos datos la cosecha es menor en todos los grupos de cítricos. Así, en mandarinas la merma de producción se estima en un 23,3% (–397.230 toneladas), la de naranjas disminuye un 20,3% (–380.529 Tm), mientras que la de limones, con 93.720 Tm menos que la campaña precedente, sufre el mayor porcentaje de merma (–28,5%). La cosecha de pomelos también se reduce un 14% (–2.312 toneladas).

En relación con el grupo de las mandarinas, se prevé una cosecha de 1.309.796 toneladas y su reducción se debe fundamentalmente a la menor producción de la variedad reina, la Clemenules, donde se estima una merma del 25,7%, lo que supone 201.713 Tm menos que en la campaña anterior. También contribuyen a este descenso las disminuciones en las variedades Marisol (–42,0% con 46.584 Tm menos), Orogrande (–33,5% y 36.027 Tm menos), Hernandina (–29,9% y 23.942 Tm menos), Clemenvilla (–21,0% y 22.142 Tm menos) y el subgrupo Satsumas (–22,0 y 24,673 Tm menos).

En cuanto a la superficie de mandarinos, se reduce, aunque ligeramente (–1,2%), debido específicamente a la disminución de las plantaciones de clementinos y, en concreto, a la disminución en la superficie dedicada a la variedad Clemenules (–4% y 1.434 hectáreas menos). En términos relativos también cabe señalar los detrimentos producidos en el área dedicada al cultivo de Clementina Fina (–11,5%) y Marisol (–5,3%). Por el contrario, el aforo señala el incremento de las superficies de Oronules (+13,1%), Clemenrubí (+19,2%) y Arrufatina (+15,5%). Por su parte, tanto el subgrupo de las Satsumas como el de mandarinos Híbridos mantienen prácticamente su superficie de cultivo, al compensarse las sustituciones y arranques con las nuevas plantaciones.

lineahgris

Noticias relacionadas

lineahgris

La cosecha de limón española alcanzará 850.000 toneladas

lineahgris

Dentro de las naranjas, las estimaciones reflejan una cosecha de 1.493.540 toneladas, siendo la merma del subgrupo Navel la principal responsable de ello. En concreto, de las 380.529 Tm menos esperadas esta campaña, un 68,1% se debe principalmente a la menor cosecha esperada en las variedades Navelina y Lane Late que se reducen un 17,7% y un 25,1%, respectivamente. En términos relativos, cabe señalar la fuerte caída de la Navel-Late (–54,9%). También se espera una disminución en el resto de subgrupos (Blancas y Sanguinas), con una notoria reducción en la cosecha de las Valencia Late al estimarse una cosecha de unas 51.985 toneladas menos que la campaña precedente.

Las naranjas experimentan una disminución de superficie del –3,4% totalizando 2.556 hectáreas menos que en 2014. Pese a la renovación de campos con la variedad Navelina-Newhall, la variación anual de superficie de esta variedad disminuye un 5% (–1.314 hectáreas), siendo también significativos los descensos de superficie en las variedades Washington y Thomsom Navel y Lane Late. En cambio, continúa el incremento de las superficies del grupo de variedades nuevas: Valencia Delta, Midknight, Chislett, Poweel, Barnfield, M7, y otras.

El limón presenta en términos relativos, la mayor disminución de cosecha (–28,5%) debido a la importante merma en la variedad Verna (–50,9% y 54.219 toneladas menos). Sin embargo, se constata un cambio de tendencia respecto a la evolución de la superficie que había venido disminuyendo ininterrumpidamente en los últimos años. Se produce una inflexión en 2015, dándose un aumento de la superficie cultivada en Alicante. En este sentido se aprecia un renovado interés por la variedad Verna en la Vega Baja.

lineaverticalB

Mayor transparencia

lineaapoyos

La Generalitat Valenciana ha recuperado la presentación del aforo citrícola tras su interrupción en el año 2007, informándose a partir de ahora de las previsiones de la cosecha con amplio detalle provincial y varietal con el objetivo de intensificar la transparencia a los operadores del mercado.
En este sentido, la consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, ha señalado que se ha llevado a cabo un esfuerzo de revisión metodológica con el objetivo de depurar las cifras de las últimas campañas citrícolas y mejorar la fiabilidad de los resultados obtenidos, por lo que ya se pueden ofrecer datos de balance de la campaña 2014-2015 y del aforo previsto para 2015-2016 totalmente ajustados a un balance nacional armonizado junto el Ministerio de Agricultura  y las principales regiones productoras de cítricos.

lineaapoyos

Análisis provincial
Si se desciende al análisis provincial, la disminución de cosecha prevista para el conjunto de la Comunitat Valenciana se produce en todo el territorio, siendo el descenso en la provincia de Valencia el principal responsable del mismo. Así, de las cerca de 873.791 toneladas menos de cítricos que se estima se produzcan esta campaña, el 53,9% corresponde a Valencia (–471.281 toneladas), el 22,2% (–193.554 Tm) a Alicante y el 23,9% restante (–208.956 Tm) a Castellón.

De acuerdo con las estimaciones realizadas, en Alicante se alcanzará una cosecha de 593.704 toneladas. Por grupos, disminuirá la producción de todos ellos y destaca la merma en la cosecha de los limones (–28,5%), debido principalmente a la reducción en la variedad Verna (–50,8%) con cerca de 53.808 toneladas menos. Por su parte, la reducción del grupo de naranjas se sitúa en el 21,8% (–71.269 Tm) y el grupo mandarinas en el 21,8% (–28.027 Tm). Dentro de las naranjas señalar la menor cosecha en el subgrupo Navel (–51.428 Tm) y, en mandarinas se refleja que éstas ajustan su producción disminuyendo la Marisol y la Clemenules, de forma destacada.
En Castellón se prevé una cosecha de 621.757 toneladas, es decir, un 25,2% inferior a la de la campaña precedente, con una merma del 24,0% en mandarinas y del 30,5% en naranjas. La notoria reducción en la cosecha prevista de Clemenules (–112.530 Tm) es la principal responsable de ello. No obstante, las menores previsiones en las producciones de Marisol, Orogrande y Hernandinas, así como en las naranjas del subgrupo Navel, también contribuyen a ello.

Las previsiones para Valencia apuntan una disminución de la cosecha (–20,4%), fundado en la merma de la producción de naranjas (–18,9%) paralelo a la disminución del 22,9% en mandarinas. En conjunto, se prevé una cosecha de 1.836.791 toneladas, con lo que esta provincia, principal zona productora de cítricos de la Comunitat, se espera que concentre el 60,2% de la producción en la campaña 2015/2016, disminuyendo paulatinamente su peso en el conjunto de la producción valenciana. Ello se debe a la reconversión que se está produciendo desde hace unos años de cítricos hacia otros frutales, como el caqui y el granado.

Las previsiones de cosecha apuntan a que las naranjas alcanzaran 1.139.741 toneladas, y la producción de mandarinas ascenderá a 686.605 toneladas.

La merma del subgrupo Navelina-New Hall se cifra en el 17,4% (–104.596 toneladas), siendo más importante la disminución de la cosecha esperada de Lane Late que, con cerca de unas 100.000 Tm menos que la campaña precedente, alcanzará 275.635 Tm (–26,6%).

En mandarinas la merma se debe, fundamentalmente, a los efectos de los vientos secos y cálidos de mayo-junio que afectaron a todas las zonas productoras. Así pues, esta campaña se verá reducida la cosecha de Clemenules (–28,7% con 83.039 Tm menos), la de Marisol (–42,1% con 24.733 Tm menos), la de Orogrande (–32,8% con 22.567 Tm menos), así como la cosecha de Satsumas (–21,9% con 22.856 Tm menos).

Información publicada en la edición impresa de Valencia Fruits del 29 de septiembre.
Si usted es sucriptor puede descargarse el número completo del semanario en formato pdf