Las cooperativas Agro-alimentarias prevén un aumento del 14% en la cosecha de fruta de hueso

Daymsa mayo Kelpack
Ecologízame CAECV
Bioibérica CT

La producción alcanzará esta temporada en España un volumen de 1.588.154 toneladas.

lineaapoyos

ParaguayosLa próxima cosecha de fruta de hueso en España se prevé que alcance unos niveles superiores a los registrados el año pasado y a la media de las últimas 5 campañas, especialmente en nectarina, paraguayo y ciruela, mientras que desciende la producción de albaricoque. A nivel europeo, en el resto de países productores, también se espera un notable incremento de la producción que rondará el 11% en el grupo de melocotón, nectarina y pavía, y del 13% en albaricoque.

Según las estimaciones realizadas por los servicios técnicos de Cooperativas Agro-alimentarias, la cosecha de fruta de hueso  alcanzará en la temporada 2014 un volumen global de 1.588.154 toneladas en España, una cantidad que supone un incremento del 14,17% en relación a la campaña de 2013, debido principalmente a la entrada en producción de nuevas plantaciones.

De esta cantidad, las categorías con un mayor volumen productivo son la nectarina, que supone el 34% del total, el melocotón y la pavía, con una cuota del 19% y 18%, respectivamente, cada una. En definitiva, “podemos afirmar que continúa la caída de la superficie de fruta de pepita a favor de una mayor producción de fruta de hueso, que a su vez comienza a diversificarse hacia albaricoque y cereza”, señalan desde Cooperativas Agro-alimentarias.

La cosecha de nectarina alcanzará 533.833 toneladas, lo que supone un aumento del 15,4% en relación a la campaña anterior, mientras que la de melocotón (301.581 toneladas) crecerá un 8,3% y la de pavía un 2,5% (con 291.725 toneladas).

Desde las cooperativas destacan, además, los importantes incrementos que se prevén en las producciones de paraguayo y ciruela, nada menos que un 29,5% y 55%, respectivamente. En el primer caso, el aumento se deriva de un mayor número de árboles plantados en los últimos años que ya comienzan a entrar en producción, mientras que en el caso de la ciruela, la razón hay que buscarla en la zona productora de Extremadura, que registró una mala cosecha el año pasado debido a las malas condiciones climatológicas y que esta campaña recupera su nivel productivo.

La contrapartida la protagoniza el albaricoque, cuya producción cae un 9,7% en relación al año pasado y alcanzará 87.939 toneladas (más del 60% de la producción proviene de Murcia). La principal variedad cultivada en Murcia, el Bulida, ha sido deficitaria como consecuencia de la sequía y este descenso ha sido sólo parcialmente compensado por las nuevas plantaciones en la misma región y también en Aragón, Castilla-La Mancha o Cataluña durante los cinco últimos años.

Nuevos mercados
Javier Basols, presidente del sector de Fruta de Hueso de Cooperativas Agro-alimentarias de España, ha resaltado el creciente interés de todas las regiones productoras por la apertura de nuevos mercados y las iniciativas en ese sentido de las cooperativas. “Se tiene claro que el mercado comunitario está saturado a partir de un determinado mo­mento de la campaña y que, a falta de accidentes climáticos en alguna región productora, el riesgo de desequilibrio del mercado (sobreproducción y falta de escalonamiento en la entrada de las diversas producciones) es muy elevado. Por ello, el sector está apostando claramente por conquistar otros mercados exteriores como Sudamérica o los países del Este. Ello requiere adaptar la estructura comercial de los exportadores, asumir nuevos riesgos, y el proceso llevará su tiempo”, añade.

Por regiones
Por comunidades autónomas, las mayores productoras de fruta de hueso son Aragón y Cataluña, que acaparan el 28% y 27%, respectivamente, del total de la producción nacional. Ambas regiones se prevé que registren subidas de cosecha en torno al 9,6% y 8,5%, respectivamente.

Según explica Javier Basols, la campaña se ha caracterizado por un invierno muy suave y una primavera muy cálida y seca. Esto ha provocado una precocidad con respecto al año pasado. La presencia de heladas ha sido poco significativa por lo que las producciones no se han visto reducidas por este fenómeno.

En Aragón, llevan en torno a una semana de adelanto, por lo que las zonas tempranas (Huesca) coincidirán en el mercado con Murcia, y las zonas tardías (Zaragoza) con Cataluña. En conjunto se prevé una producción un 9,6% mayor que el año pasado debido a la entrada en producción de nuevas plantaciones especialmente de paraguayos.

En Murcia, llevan unos 10 días de adelanto respecto al año pasado, en general. El viento ha provocado problemas de deshidratación de flores y, por lo tanto, un mal cuaje que redundará en una reducción de los rendimientos. A pesar de la reducción de cosecha en albaricoque y ciruela, el balance regional de fruta de hueso es muy positivo, con un incremento de la producción total de un 4,6%, debido a las buenas estimaciones en melocotón, nectarina y paraguayo.

En Cataluña, las condiciones climáticas durante la floración y el cuajado han sido favorables y la evolución del fruto está siendo correcta. A nivel de albaricoque y de ciruela en algunas variedades ha fallado el cuajado.

Por último, señalar que la ausencia de precipitaciones en primavera está suponiendo un aumento del consumo de agua en las explotaciones y está redundando en dificultades para conseguir fruta de buen tamaño en variedades extra tempranas. Sin embargo, estas circunstancias han favorecido la calidad de los frutos en cuanto a sanidad vegetal y poca incidencia de craking.

En general, en las zonas más tardías es difícil hacer una estimación de cosecha en esta época, por lo que todos estos datos son muy preliminares y los técnicos de Cooperativas Agro-alimentarias realizarán una revisión de la estimación en junio.

Cosecha en Europa
A nivel europeo, y según los datos presentados el 14 y 15 de mayo en la feria Medfel, la cosecha europea de melocotón, nectarina y pavía alcanzará 3.073.487 toneladas, lo que supone un incremento del 11% en relación a 2013 y del 9% respecto a la media de los últimos 5 años. Igualmente, en albaricoque se espera un incremento del 13% en el aforo europeo hasta alcanzar 520.755 toneladas, aunque un –2% inferior a la media de las últimas campañas.

El aumento de cosecha será más acentuado en el caso de las pavías (+28%) con 780.000 toneladas. En relación a la media de las últimas 5 campañas, se observa una subida del 9% en melocotones y nectarinas y una bajada del 16% en pavía, lo que confirma la caída estructural de producción para esta especie. Para melocotones y nectarinas, Italia prevé una cosecha próxima en volumen a la del año pasado, España y Francia se sitúan alrededor del +15%, y en Grecia, muy afectada por la helada y el granizo en 2013, la producción debería aumentar en torno al 44%.

Respecto al albaricoque, la situación es muy heterogénea en función de los países. Grecia estima un incremento del 47% por la mejora de las condiciones climatológicas, en comparación con el año pasado; +11% en Italia, +22% en Francia y, por otro lado, la bajada española podría situarse cercana al 10%.

Información publicada en la edición impresa de Valencia Fruits del 27 de mayo.
Si usted es sucriptor puede descargarse el número completo del semanario en formato pdf