Las heladas causan daños millonarios en el caqui

HISPATEC 2023
BAYER ESTRATEGIA CÍTRICOS
ETIGRAF WEB
AGROPONIENTE WEB
SORMA FRUIT LOGISTICA
FRUIT LOGISTICA 2023

Además del caqui, el frío afecta también a cítricos y hortalizas, pero beneficia a otros cultivos

 

Dos noches consecutivas de bajas temperaturas en muchos municipios valencianos han agravado los daños en el cultivo del caqui hasta el punto de que las pérdidas derivadas por las heladas pueden situarse en el entorno de los 10 millones de euros, según las estimaciones de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA). Actualmente, se encuentra pendiente de recolección alrededor del 20% de la cosecha de caqui, lo que equivale a unas 2.600 hectáreas a las que la helada ha causado daños de consideración muy desigual y variable, con grados de afección que en algunas explotaciones llega al 100% de la cosecha.

“En cualquier caso -apunta el presidente de la organización agraria, Cristóbal Aguado, queremos lanzar un mensaje de tranquilidad, porque se da la circunstancia de que la mayor parte de la producción de caqui se encuentra protegida por el seguro, así que la inmensa mayoría de los agricultores cuyas parcelas puedan haber sufrido los efectos del descenso térmico cobrarán el seguro. Lo que es importante ahora es que Agroseguro realice de manera ágil y eficaz las peritaciones en los campos”.

Las consecuencias del frío en el caqui, y al contrario de lo que suele suceder en otros productos como los cítricos, son muy evidentes a simple vista, por lo que los frutos dañados no tendrán cabida en el circuito comercial y se soslayará así el riesgo de que puedan incidir negativamente en las cotizaciones de aquella parte de la cosecha que no haya sufrido la incidencia de las heladas y que vaya a comercializarse en fresco.

Cítricos y hortalizas

AVA-ASAJA apunta también que son muchos los términos valencianos donde las temperaturas se mantuvieron bajo cero durante horas, una circunstancia que despertaba la inquietud entre los citricultores, que temen que sus cosechas puedan haberse visto afectadas por el descenso térmico. Hay que subrayar que en las comarcas donde la helada fue más intensa la recolección se encuentra muy avanzada.

El viento provocado por la borrasca Ana ha hecho temer por el rameado y por la caída de naranja al suelo. Habrá que esperar tanto la evolución de los frutos como del comportamiento de la climatología durante los próximos días para determinar el alcance real de los daños. También las hortalizas en fase de producción, como alcachofas o lechugas, han sufrido los efectos negativos del frío. El descenso de las temperaturas, sin embargo, es beneficioso para otros cultivos como los frutales y los arbóreos de secano, puesto que les proporciona las necesarias horas de frío durante el periodo de reposo invernal.