Los agricultores se movilizan para denunciar la crisis de precios que está sufriendo la fruta dulce

ETIGRAF WEB
AGROPONIENTE WEB
HISPATEC 2023
BAYER ESTRATEGIA CÍTRICOS
SORMA FRUIT LOGISTICA
FRUIT LOGISTICA 2023

Los productores de Aragón y Cataluña reclaman cotizaciones justas para la fruta dulce y la retirada de 40.000 toneladas

fruta dulce

Los manifestantes cortaron con sus tractores la A-2 en el limite entre Aragón y Cataluña. / Javier Ortega

“En defensa de la fruta. Por unos precios justos”. Bajo este lema cientos de fruticultores se manifestaron el pasado viernes y cortaron, con sus tractores y coches, de forma intermitente durante periodos de media hora, la A-2, en el límite entre Aragón y Cataluña. Tras esta manifestación, ya se ha informado que estudian nuevas movilizaciones y en principio, mantienen la concentración del próximo 6 de septiembre en Madrid ante el Ministerio de Agricultura.

Los productores reclaman unos precios justos ya que están vendiendo entre 12 y 20 céntimos el kilo de fruta dulce, muy por debajo del coste de producción, unos 35 céntimos. Consideran que la retirada de casi 20.000 toneladas de fruta autorizada por la Unión Europea, además de “insuficiente, llega tarde y mal”. Piden que la cantidad se eleve a las 40.000 toneladas, la mitad en cada comunidad.

La manifestación fue convocada por las organizaciones agrarias UAGA, Asaja, UPA junto con las cooperativas del Bajo Cinca (la zona aragonesa más afectada), la Plataforma en Defensa de la Fruta Dulce, la Unió de Pagesos y las asociaciones empresariales de fruta de Cataluña (Afrucat) y de Huesca (Excofrut).

En el manifiesto consensuado se reclamaba retirar la fruta “con la mayor urgencia”; ampliar el cupo de medidas contra el veto ruso en vigor desde 2014 y que ha supuesto perder ese mercado al que el Bajo Cinca y el Segre exportaban unas 40.000 toneladas y declarar al sector de la fruta en perturbación grave de mercado para beneficiarse de las ayudas de la nueva PAC.  Las organizaciones firmantes entienden que con estas medidas se podría paliar algo las pérdidas que oscilan entre 30.000 y 40.000 euros por hectárea.

El secretario general de UAGA, José Manuel Penella, reconoció el esfuerzo por parte del Ministerio de Agricultura y de los gobiernos de Aragón y Cataluña para lograr que la Unión Europea aceptase retirar una cantidad de 20.000 toneladas, pero considera que “no es suficiente”.

Cree que hay que llegar a la cifra de 40.000 toneladas: “no es una ocurrencia, es una cantidad que surgió después de analizar con las consejerías de los respectivos gobiernos el stock que quedaba en los almacenes y ver qué cifra sería necesaria para quitar el tapón del mercado”.

De forma similar se expresaba el director de Mercofraga, Sergio de Dios, al señalar que “aunque haya un compromiso de destinar ese cupo a Aragón y Cataluña, es la mitad de lo que se pedía. Estamos con la campaña muy avanzada y puede que ni con las 40.000 toneladas se hubiera salvado la temporada. Servirá, al menos, para sacar fruta de las cámaras y puede que los precios repunten un poco, pero la situación es crítica”.

Así mismo, Sergio de Dios aseguraba que “el problema no es de ahora, sino que viene de hace cuatro años, con el cierre del mercado ruso por una cuestión que no tiene nada que ver con la agricultura y que estamos pagando muy caro el sector. Esas 40.000 toneladas eran las que iban a ese mercado y no hay alternativas porque la fruta es un producto perecedero y cuesta mucho exportarla a países más alejados”.

El director de Mercofraga se mostraba pesimista de cara al futuro al señalar que “es muy posible que muchas explotaciones familiares de muchos años abandonen la actividad este próximo otoño porque no se pueden acumular dos o tres años de pérdidas, vendiendo la fruta sin saber el precio de antemano y sin cubrir costes de producción”.