Los citricultores muestran su preocupación por la Xylella en el XI Congrés Citrícola de l’Horta Sud

AGROPONIENTE WEB
HISPATEC 2023
BAYER ESTRATEGIA CÍTRICOS
ETIGRAF WEB
SORMA FRUIT LOGISTICA
FRUIT LOGISTICA 2023

El foro ha puesto de relieve la preocupación del sector cítricola por las enfermedades provocadas por bacterias

XI Congrés Citrícola de l’Horta Sud

Cerca de 300 personas han participado en el Congrés Citrícola de l’Horta Sud. / Cajamar

Los asistentes al XI Congreso Citrícola de l’Horta Sud han expresado su preocupación por la proliferación de bacterias que atacan a sus cultivos, concretamente la Xylella, y la ausencia de mecanismos efectivos de control. En este marco, una de las ponencias que con más interés se ha seguido ha sido la que ha tratado sobre ‘La amenaza de bacterias emergentes: Xylella fastidiosa y HLB’, impartida por Ester Marco, de la Unidad de Bacteriología del IVIA.

Alrededor de 300 personas participaron ayer en el XI Congrés Citrícola de l’Horta Sud, el foro bianual que se ha convertido en una cita de referencia para la agricultura valenciana. La inauguración del congreso corrió a cargo de la alcaldesa de Picassent, Concha García; del director territorial de Cajamar, Eduardo Holgado; y del secretario autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero.

Eduardo Holgado destacó “el compromiso del Grupo Cajamar con la transmisión de conocimiento en el sector agroalimentario. La organización de este congreso, en el que se van a debatir los problemas del sector citrícola y sus perspectivas de futuro, es una muestra de la importancia que concedemos a nuestro campo y de nuestros esfuerzos por mejorarlo”.

La alcaldesa de Picassent, Concha García, afirmó que “el Ayuntamiento de nuestra localidad, consciente de que la agricultura continúa siendo uno de los ejes vertebradores de nuestra economía local, está y continuará estando junto a los agricultores, mostrando su apoyo, no solo a la actual reconversión de cultivos, sino también a cualquier otro tipo de iniciativa que les resulte beneficiosa”.

Bloques temáticos

El congreso se ha dividido en cuatro bloques temáticos: las enfermedades en los cítricos; nuevas plagas y su control; fisiopatías; y la situación actual de la citricultura española y sus posibles alternativas. La ponencia sobre ‘La amenaza de bacterias emergentes: Xylella fastidiosa y HLB’, impartida por Ester Marco, de la Unidad de Bacteriología del IVIA, despertó especial interés entre los congresistas, por tratar uno de los casos que más preocupa a los citricultores valencianos.

El problema de las enfermedades por bacterias, como la Xylella ya detectada en la provincia de Alicante, es que no se puede luchar contra ellas al estar prohibido el uso de antibióticos. La subespecie de Xylella detectada en las comarcas de la Marina Baixa, Alta y El Comtat, es la conocida como Multiplex que, si bien no afecta a los cítricos, supone una amenaza importante, al igual que el insecto transmisor de la bacteria HLB, ya presente en Galicia y Portugal.

Ester Marco destacó que la única forma de frenar el avance de la enfermedad es evitar la entrada y propagación de la misma, al tiempo que se erradican los actuales focos. Para ello hay que eliminar las plantas con cualquier síntoma, de modo que los insectos no la transmitan. Es importante informar bien a la sociedad para que se comprenda que hay que erradicar los árboles afectados.

La otra charla sobre enfermedades en los cítricos corrió a cargo de Antonio Vicent, de la Unidad de Micología del IVIA, quien explicó las dolencias fúngicas exóticas que amenazan a la citricultura española, como es el caso de los hongos que se podrían introducir al importar fruta de Sudáfrica.

En el bloque de ponencias sobre ‘Nuevas plagas y su control’ destaca la impartida por Alejandro Tena del IVIA sobre el ‘Cotonet de les Valls’, una plaga que produce deformaciones en la fruta y es especialmente difícil de controlar. Igualmente reseñable es el control de los ácaros en cítricos, entre los cuales está proliferando el ataque de araña roja.

Sobre las fisiopatías (alteraciones en la fruta y el árbol no causadas por plagas y enfermedades), el profesor de la Universitat Politècnica de València Carlos Mesejo analizó las estrategias para minimizarlas. Es importante mentalizar al consumidor que una parte importante de los cítricos son comestibles aunque presenten algún defecto. La investigadora del IVIA María Ángeles Forner explicó el papel de los nuevos portainjertos, y su importancia en la lucha contra las enfermedades y posibles problemas abióticos como caliza activa, salinidad, heladas, etc.

Por la tarde, en el congreso se abordó la situación actual de la citricultura española y sus posibles alternativas con las intervenciones de Inmaculada Sanfeliu, directora del Comité de Gestión de Cítricos; David López Lluch, profesor del departamento de Economía Agroambiental de la Universidad Miguel Hernández; y David Uclés, director del Servicio de Estudios Agroalimentarios de Cajamar Caja Rural.

La alcaldesa de Picassent, Concha García Ferrer, clausuró el congreso junto con Carlos Baixauli, responsable de Agrosostenibilidad de los centros de investigación de Cajamar. El foro, además de estar organizado por el Ayuntamiento de Picassent y el Grupo Cooperativo Cajamar, ha contado con la colaboración de la Generalitat Valenciana a través del IVIA, y de las empresas Bayer y Fede.