Los mercados europeos sufren los efectos de la prohibición rusa a las importaciones de frutas y hortalizas frescas comunitarias

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

Los precios de un amplio grupo de productos se han hundido en los mercados comunitarios.

lineaapoyos

FrutasEl Gobierno de la Federación Rusa publicó ayer la lista de productos cuya importación queda prohibida y que incluye todas las frutas y hortalizas frescas de todos los Estados miembros de la Unión Europea. Según informa Fepex, la publicación de la lista provocó ayer el hundimiento de los precios en los mercados comunitarios de un amplio grupo de productos, cuya cotización cayó un 50% en algunos productos.

España será uno de los Estados que más sufra el impacto económico de las medidas rusas ya que las frutas y hortalizas representan un porcentaje mayoritario de su producción agrícola y de su exportación, y su carácter perecedero las hace especialmente vulnerables a las sanciones. La exportación española directa de frutas y hortalizas españolas a Rusia totalizó 230.729 toneladas en 2013, pero el volumen real es muy superior dado el fuerte peso de las reexportaciones desde otros Estados miembros, como Francia, Países Bajos y Polonia, constituyendo el primer mercado de exportación fuera de la Unión Europea para los productores españoles y comunitarios.

La exportación del conjunto de la UE de frutas y hortalizas frescas a Rusia en 2013 totalizó 2.396.000 toneladas, con un valor de 1.912 millones de euros. Las principales hortalizas exportadas son tomate fresco con 229.579 toneladas, seguida de las coles con 91.192 toneladas. Las principales frutas son manzanas con 789.720 toneladas y peras con 200.976 toneladas.

Fepex instó ayer a la Ministra de Agricultura y a la Comisión Europea a que adopten medidas inmediatas y eficaces de gestión de crisis que permitan mantener el equilibrio de los mercados y evitar el hundimiento de los precios.

Fepex considera que se debe aplicar lo previsto en la Organización Común de Mercados de Productos Agrícolas que faculta a la Comisión Europea a adoptar medidas de manera eficaz y eficiente cuando las perturbaciones surjan rápida e inesperadamente.