Más de 3.500 hectáreas afectadas por el temporal de granizo en Lleida

Patatas Meléndez energía
Hispatec otoño 2022
Laiguant Lainco
Bioibérica CT

Entre las frutas más afectadas por el granizo: nectarinas, paraguayos y peras.
pfeilchen_rojo
Importantes daños en Aragón
pfeilchen_rojo
El granizo merma la cosecha de fruta dulce
pfeilchen_rojo
Hail diminishes the sweet fruit harvest in the Pla de Lleida

lineaapoyos

GranizoEl fuerte temporal de granizo y lluvia que la tarde del 2 de julio azotó de nuevo las comarcas leridanas del Segrià, les Garrigues, el Pla d’Urgell y la Noguera ha dejado un rastro de pérdidas que afectan a 3.526 hectáreas de explotaciones frutícolas, muchas de ellas en plenas tareas de recolección de la fruta de hueso. Con esta van ya diez tormentas de granizo en la zona, aunque la del pasado martes ha sido una de las más importantes no solo en extensión afectada sino también en pérdida de cosecha. Además del recorte en la producción que se colocará en el mercado hay que tener presente las pérdidas cuantiosas en las explotaciones a causa de los siniestros ocasionados en los árboles que pueden afectar a la próxima cosecha.

El temporal se cebó en las comarcas del Segrià, especialmente el Baix Segrià, y les Garrigues aunque también afectó, en menor medida, a cultivos de la zona del Pla d’Urgell, la Noguera y el Urgell. En el Baix Segrià, los municipios que más pérdidas han registrado son los de la Granja d’Escarp, Seròs, Massalcoreig y Aitana donde el granizo llegó muy mezclado con agua. Más tarde, sin embargo, un nuevo episodio dañó los cultivos de los municipios de Juneda, Les Borges Blanques y Puiggrós con diferentes grados de incidencia aunque con especial intensidad en el área de la capital de les Garrigues, Les Borges Blanques. En la Noguera y el Pla d’Urgell la afectación fue menos significativa porque el granizo llegó muy mezclado con agua aunque a pesar de ello, se han contabilizado unas 20 hectáreas de trigo y 30 de maíz afectadas en el municipio de Camarassa (Noguera) y 30 de trigo y 30 de maíz en la Sentiu de Sió con pérdidas del 20% de la cosecha. Por la tarde, un nuevo temporal se cebó esta vez sobre los cultivos de fruta dulce de la zona del Segrià, en concreto Sunyer, Sudanell, Alfés, Torres de Segre i Alcarràs provocando desperfectos que en algunos casos llegan al 100% de la cosecha de fruta dulce.

El granizo tenía un diámetro de entre 1-2 centímetros y las especies más afectada han sido la nectarina, el paraguayo y la pera que al hallarse en fechas de recolección eran las más sensibles a los golpes y, por lo tanto, no hay posibilidad de recuperar la cosecha. Con esta suman ya diez las tormentas de granizo de esta campaña por lo que a las 1178 hectáreas dañadas hasta ahora habrá que sumar estas 3.500, con lo que la superficie afectada en uno u otro grado se eleva actualmente a 4.678 hectáreas. En este sentido, el conseller de Agricultura, Josep Maria Pelegrí consideró que “son muchas las hectáreas afectadas y en algunos casos la afectación es muy severa” y solicitó a los peritos de Agroseguro que tengan en cuenta “tanto los daños sobre la producción como los producidos en el árbol” que tendrán consecuencias la próxima campaña al recortar la productividad de los frutales. Desde el sector se han pedido ya exenciones en el pago del IRPF para los agricultores afectados además de reclamar a la entidad aseguradora que “realice las peritaciones con diligencia” para poder acceder a las fincas y recoger la fruta sana, o en caso de pérdidas del cien por cien, machacar y enterrar los frutos para evitar plagas y enfermedades en los cultivos.

Desde Agricultura se recalcó la importancia de que “el productor tenga más garantías que el seguro agrario” y por ello insistió en la “instalación de redes antigranizo como método más seguro y eficaz para luchar contra el granizo” y recordó que en el marco de los planes de mejora, dado que el PDR no lo contempla, se priorizarán aquellas inversiones relacionadas con las redes antigranizo ya que “al garantizar la producción garantizan también la renta de los productores”.

Por otro lado, las tormentas de la semana pasada afectaron, además de la provincia de Lleida, a más Comunidades Autónomas de manera significativa, como Aragón, La Rioja o Navarra. Los cultivos más afectados, según información de Agroseguro, fueron cereales, tanto de invierno como de primavera y hortalizas y frutales.

Además, al cierre de esta edición, también se encontraba pendiente de valoración el último granizo caído durante este fin de semana (6-7 de julio) en la zona de les Garrigues (Lleida) y que parece que ha afectado, sobre todo, a los olivos.

Información publicada en la edición impresa de Valencia Fruits del 8 de julio.
Si usted es sucriptor puede descargarse el número completo del semanario en formato pdf