Parlamentarios alemanes viajan a España para conocer la situación de Doñana

ENTRADAS FRUIT ATTRACTION
ECOLOGIZATE CAECV
HISPATEC 2023
Bayer Vinity

La comisión parlamentaria recabará información sobre la sequía y cómo afecta al Parque Nacional de Doñana y los cultivos intensivos de fresas

fresa

La comisión parlamentaria recabará información sobre los cultivos intensivos de fresas. / ARCHIVO

Efeagro. Berlín.

Un grupo de parlamentarios alemanes comenzará este domingo una visita a España durante la que se desplazarán a Madrid y Sevilla y recabarán información sobre la sequía y cómo afecta al Parque Nacional de Doñana ese fenómeno y los cultivos intensivos de fresas, según informó el Bundestag.

La misión, que durará del 4 al 9 de junio, estará encabezada por el presidente de la comisión parlamentaria de medioambiente, protección de la naturaleza, seguridad nuclear y protección de los consumidores, el verde Harald Ebner. Le acompañan los diputados Dunja Kreiser y Michael Thews (Partido Socialdemócrata Alemán, SPD), Astrid Damerow y Volker Mayer-Lay (de la Unión Cristianodemócrata/ Unión Social Cristiana), Linda Heitmann (Verdes), Muhanad Al-Halak (Partido Liberal), Andreas Bleck (Alternativa para Alemania) y Amira Mohamed Ali (La Izquierda). 

Los parlamentarios abordarán cuestiones relacionadas con “la escasez de agua y la protección de los consumidores”, según la nota de prensa de la cámara baja del Parlamento alemán, que recuerda que España ha entrado en el quinto año de sequía y que el agua embalsada “está muy por debajo de la media de los últimos diez años”.

La sequía afecta a los ingresos agrícolas y la comisión considera que la situación también podría afectar a los consumidores alemanes, ya que “cerca del 27% de las frutas y verduras frescas proceden de España”.

La delegación parlamentaria recuerda que la situación afecta particularmente a Doñana, “una de las zonas húmedas más importantes de Europa y uno de los puntos más relevantes para la biodiversidad”, donde recuerda que existen cultivos intensivos de fresas.

“Debido a las captaciones ilegales de agua por parte de la agricultura para el regadío, sobre todo para el cultivo de fresas, Doñana —ya afectada por una sequía duradera— está amenazada en su existencia por la desecación”, según la comisión parlamentaria. Según indica el comunicado, “este problema actual es de particular interés para la delegación y será el centro de sus debates”.

Los parlamentarios alemanes tienen previsto reunirse primero en Madrid con altos representantes del Gobierno y posteriormente se desplazarán a Andalucía. “Se llevará a cabo un intenso intercambio de puntos de vista tanto con miembros del Gobierno como con representantes de organizaciones de protección ambiental y asociaciones de agricultores. La delegación también se reunirá con científicos, representantes de fundaciones políticas y granjas”, agrega la comisión.

El anuncio de la visita se conoce después de lanzamiento de una campaña de la asociación alemana Campact que hasta el día de hoy ha conseguido 159.317 firmas de las 200.000 que pretende para exigir a las cadenas de supermercados que dejen de vender fresas de España para no contribuir a la desecación del Parque Nacional de Doñana. 

Cadenas de supermercados como “Edeka, Lidl y compañía contribuyen indirectamente a la desecación del Parque Nacional de Doñana al vender fresas de la sequía”, afirmó esta semana Friederike Gravenhorst, responsable de campañas de Campact.

Campact, que organiza campañas en internet y se describe como “movimiento ciudadano con el que más de 2,5 millones de personas defienden una política progresista”, advirtió al lanzar su campaña de que “para cultivar fresas baratas para Alemania, España corre el riesgo de una catástrofe por sequía en uno de sus parques nacionales más importantes”. Empresas agrícolas bombean ilegalmente agua del “ya hace tiempo desecado” Parque Nacional de Doñana, para abastecer así de fresas a Alemania y al resto de Europa incluso en invierno, denuncia la asociación.

“Especialmente tras el éxito electoral del Partido Popular en las elecciones regionales y locales del pasado fin de semana, existe el peligro de que el robo de agua pase ahora a estar permitido oficialmente”, alertó la organización como justificación de su campaña.

Los firmantes del llamamiento se dirigen a las mayores cadenas de supermercados alemanas —Edeka, Lidl, Rewe y Aldi—, “porque aunque las fresas españolas se venden en toda Europa, el principal cliente es Alemania”.