Las previsiones de cosecha no determinan el volumen de cítricos exportado

AGROPONIENTE WEB
HISPATEC 2023
BAYER ESTRATEGIA CÍTRICOS
ETIGRAF WEB
SORMA FRUIT LOGISTICA
FRUIT LOGISTICA 2023

Un informe del Comité de Gestión de Cítricos desmonta el ‘mito’ de la correspondencia entre previsiones de cosecha citrícola y volumen exportado

cítricos

De cara a la rentabilidad, tan relevante como el precio es el volumen de fruta recolectada y comercializada. / VF

A una previsión de cosecha citrícola mayor que la precedente, no le corresponde necesariamente una exportación igualmente mayor. O, al contrario, un aforo corto con respecto a la campaña anterior, no conlleva tampoco una reducción proporcional en el tonelaje vendido al extranjero.

Así lo confirma un informe del Comité de Gestión de Cítricos (CGC), la asociación que aglutina a los principales exportadores privados del país. Desmonta este falso ‘mito’ tras haber analizado la evolución experimentada en este sentido durante las diez últimas campañas.

De cara a considerar la rentabilidad efectiva lograda por el agricultor y/o por el exportador, es tan relevante el precio obtenido en la compra-venta como el volumen comercializado/exportado; ya que con cotizaciones más bajas, pero más kilos vendidos, se suelen obtener mayores ingresos.

Por ello, el CGC censura que se usen los aforos oficiales sobre la cosecha para hacer proyecciones sobre precios futuros; así como sobre una mayor o menor rentabilidad. La entidad también critica estas recomendaciones a partir de aforos oficiosos; ya que son “hechos sin los mínimos medios exigibles, sin rigor y parciales”. Estos se realizan a partir de estimaciones sobre una región productora que, como la valenciana, no es representativa; pues sólo acapara un 55,8% de la producción nacional de cítricos y un 15,5% de la mediterránea.

“Hacer recomendaciones a los agricultores sobre precios en julio o en agosto —en función de cálculos improvisados y sesgados— es irresponsable; poco menos que un brindis al sol. Hacerlas en septiembre-octubre, una vez conocidos los aforos regionales, también puede ser aventurado. Porque dependen de la oferta y la demanda. Y durante una campaña hay demasiados factores aleatorios que incidirán sobre las cotizaciones y sobre el volumen exportado”, advierte el presidente del CGC, Vicente Bordils. “Los precios y la rentabilidad no dependen de un porcentaje de subida o bajada de la cosecha. Y menos aún de la que se prevea solo para la Comunidad Valenciana”, insiste.

Desde que se aforan los campos en última instancia en agosto, pueden concurrir incidencias determinantes en la oferta y calidad. Así como: la ausencia/presencia de lluvias estivales, el espaciado de riegos en función de periodos de sequía, la realización de aclareos para facilitar el engorde de la fruta en el árbol, las lluvias de octubre, pedriscos o heladas en invierno…

O que afecten a la demanda de cítricos, como el prolongamiento de altas temperaturas en los países del centro y norte de Europa que desincentivan el consumo; la concurrencia de producciones más baratas de países mediterráneos (Egipto, Marruecos o Turquía); vetos de naturaleza política como el aplicado por Rusia…

Así lo refleja el informe del CGC basado en datos oficiales. Este confirma que en solo 1 de las 10 temporadas analizadas (en la 2015/16) se dio similitud entre el porcentaje de descenso de la cosecha prevista dada a conocer en torno a septiembre-octubre (del –12,5%) con la caída experimentada en la exportación (del –13%). Y este paralelismo se pudo dar debido a que la comparación se realizaba con la de 2014/15; una campaña anómala en la que se alcanzó el récord histórico en ventas al extranjero (4,15 millones de toneladas).

cítricos

De las nueve comparaciones realizadas (sobre las 10 últimas campañas) en solo cinco se confirmó la tendencia. Esto es, que un incremento en el aforo previsto significara un aumento en la exportación; o que una caída se reflejase después en un descenso de las ventas al extranjero. Y en las cuatro restantes se dio la inercia contraria. Es decir, que con menor aforo se lograra mayor exportación; o que con mayores previsiones se exportase los mismo o menos.

cítricos

El comportamiento de los mercados parece seguir un patrón más estable; alejado de los aforos primeros o incluso de los balances sobre la cosecha final.  Como también destaca el estudio, reducciones de cosecha de hasta un –12,5% en la previsión (al arranque de la campaña) o del –14,3% en el balance nacional, no se han traducido en ningún caso durante las últimas siete campañas en exportaciones por debajo de los 3,6 millones de toneladas; el quinto mayor tonelaje de cítricos exportado desde España, suficiente para servir a la gran distribución europea.

Entre la campaña 2015/16 y la presente 2016/17 va a presentar un volumen de exportación muy similar; la diferencia, antes de conocer el balance, no parece ser menor de 1 millón de toneladas al alza en producción.

Por todo ello, el CGC concluye que, siempre que se vele por preservar el patrimonio citrícola español, con los medios necesarios para prevenir la entrada de las plagas y enfermedades (como el HLB o la Xylella) que suponen una grave amenaza para nuestra citricultura, España tendrá suficiente producción para superar las vicisitudes de cada campaña y garantizar el suministro a todos los clientes europeos en el invierno mediterráneo.