Primera revisión a la baja de la previsión de la cosecha europea de manzanas

DAYMSA KELPACK 2022 OCT
Decco nueva imagen
Hispatec otoño 2022
Bioibérica CT

La subida vertiginosa de los precios de la electricidad y las intensas condiciones meteorológicas de agosto son los protagonista de la primera actualización de la WAPA mes y medio después de Prognosfruit

La mayoría de los países, excepto Polonia y la República Checa, han revisado a la baja sus estimaciones originales. / ARCHIVO

Nerea Rodríguez. Redacción. 

La Asociación Mundial de la Manzana y la Pera (WAPA) ha publicado la primera actualización de la previsión de cosecha de manzana europea 2022/2023, que se presentó en Prognosfruit 2022 a principios de agosto. Las primeras informaciones recogidas a pie de campo en esta revisión revelan que la cosecha europea de manzanas se reducirá a 12.076.000 toneladas, es decir, alrededor de 90.000 toneladas menos que la previsión de agosto (12.168.000 t), con la mayoría de los países, excepto Polonia y la República Checa, revisando a la baja sus estimaciones originales, en particular Francia, Italia y España. También en EE.UU la cosecha se ha confirmado a la baja tras el evento anual de USApples en Chicago, con una estimación de cosecha de manzanas de 4,6 millones de toneladas.

Las primeras informaciones recogidas a pie de campo en esta revisión revelan que la cosecha europea se reducirá a 12.076.000 t, alrededor de 90.000 toneladas menos que la previsión de agosto (12.168.000 t)

Con motivo de la revisión de las previsiones, la WAPA también ha recabado la información de sus miembros sobre los problemas y retos que plantea esta la cosecha y las implicaciones que suponen para los productores europeos. La escasez de temporeros es uno de los problemas que ha persistido desde el comienzo de la pandemia del coronavirus y se ha vuelto aún más relevante para los que trabajan con temporeros ucranianos, como Polonia. Otro problema adicional que ha surgido es la subida vertiginosa del precio de la electricidad, que está elevando el coste de las instalaciones de almacenamiento a niveles insostenibles para los productores. De hecho, la WAPA revela que algunos agricultores podrían verse obligados a abstenerse de recoger parte de su cosecha para evitar los inconvenientes económicos derivados de los costes de almacenamiento y de que el rendimiento esperado sea inferior a los costes globales de producción.

Estos factores representan una enorme preocupación para la cosecha final europea y la competitividad de los productores y, por tanto, amenazan incluso la continuidad empresarial del sector.

Además de la limitada rentabilidad de la inversión para los productores, otro problema será el tamaño de la manzana y la pera frescas. Las intensas condiciones meteorológicas del mes de agosto (olas de calor y sequías en algunas regiones) han afectado negativamente al calibre y a la coloración de una parte de la cosecha, lo que probablemente hará que se destine un mayor porcentaje de fruta a la transformación.

La WAPA seguirá vigilando la evolución de la campaña y en los próximos meses ajustará más la previsión a medida que vaya concluyendo la recolección de una temporada en la que las principales prioridades son: garantizar la cadena de suministro, que los productores puedan recuperar los enormes incrementos de costes, preservar la continuidad del suministro y estimular el consumo